Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

10 lugares secretos y planes originales que no te puedes perder en Nueva York

Si te apetece salirte de los circuitos turísticos "oficiales" y hacer de tu viaje una experiencia inolvidable, no te pierdas mis planes secretos preferidos en la ciudad

10 lugares secretos y planes originales que no te puedes perder en Nueva York

Disfrutando con amigos de los mejores planes de la ciudad | ©Hellotickets

Seguro que estás al tanto de los sitios imprescindibles que ver en Nueva York durante un viaje, pero una ciudad tan grande como ésta está llena de posibilidades, de cosas originales que hacer y de lugares secretos por descubrir. ¡Echa un ojo a los planes diferentes que hacer en la Gran Manzana!

1. Visita cascadas secretas entre rascacielos

Greenacre Park, en Manhattan  ©Greenacrepark.org
Greenacre Park, en Manhattan ©Greenacrepark.org

De camino a cualquiera de las atracciones turísticas que podemos encontrar en el centro de Nueva York, siempre es una gozada descubrir pequeños tesoros que no figuran normalmente en las guías de viajes.

Especialmente si hablamos de jardines en una ciudad tan bulliciosa como ésta donde el incesante tráfico en las calles y la gente con prisa son una constante. Es maravilloso dar con pequeños oasis donde hacer un descanso rodeados de agua y vegetación. Tal es el caso de Greenacre Park y Paley Park, ambos en el Midtown de Manhattan.

¿Por qué ir a estos parques?

Lo que hace diferente a estos dos lugares secretos de Nueva York de otros parques son dos preciosas cascadas que adornan el entorno y cuyo sonido del agua te transporta a un lugar tranquilo en el que abstraerse del jaleo de la ciudad mientras lees un libro o tomas un café en alguna de las coquetas mesitas a disposición de los visitantes. Los árboles de los Greenacre Park y Paley Park logran crear esa sensación de intimidad y serenidad que me encanta de este sitio.

Mi época preferida para visitarlos es en primavera y en otoño, cuando la flora está en su máximo esplendor. Por ejemplo, en otoño los árboles estaban muy bonitos y estaba decorado con calabazas tan típicas de Halloween y Acción de Gracias. Quedan unas fotografías chulísimas.

Información práctica

  • Greenacre Park: Se ubica en el Midtown East en el 217 E de la calle 51.
  • Paley Park: Se sitúa entre el 3 East 53rd Street y la Quinta Avenida.

2. ¡Vive una noche de cine en Bryant Park!

Bryant Park
Bryant Park

¿Por qué no dedicar una tarde a ir al cine en Nueva York durante tu viaje? Un buen plan para la noche de los lunes durante el verano en la ciudad, cuando aprietan las temperaturas, es ir a Bryant Park para disfrutar de su Festival de Cine al aire libre.

Este pequeño oasis en mitad del bullicioso Midtown de Manhattan es uno de los jardines más queridos por los neoyorkinos y posee una gran agenda cultural: desde talleres de escritura y encuentros con autores, hasta tertulias y festivales de cine pasando por conciertos musicales y un largo etcétera.

Ir al cine en Bryant Park es una de mis actividades favoritas durante el verano. Frente a la famosa fuente del parque se coloca una pantalla gigante donde se proyectan películas clásicas mientras el público hace un picnic sobre el césped y disfruta de la velada tumbados en el césped.

¿Cuándo se abre el telón?

La zona habilitada para ver la película se abre a las 5PM para que los asistentes vayan tomando sitio pero la película empieza entre las 8PM y 9PM. Por experiencia te recomiendo que vayas temprano para conseguir un buen lugar en el césped y un cucurucho de palomitas, que las dan gratis a la entrada si llegas pronto.

Mientras aguardas a que comience la película puedes descansar tumbado en la hierba, leer, repasar lo que te queda por ver de la ciudad o simplemente hacer un picnic mientras disfrutas del ambiente en Bryant Park.

Isabel’s Traveller Tip

¿Sabías que en este festival el público elige la película de una noche? Para participar sigue la cuenta de Twitter de @vultur, que propone varias opciones y se emitirá la más votada.

3. Adéntrate en la estación de metro fantasma de Nueva York

Metro de Nueva York | ©Hellotickets
Metro de Nueva York | ©Hellotickets

Las calles de Nueva York son apasionantes, siempre hay algo nuevo que ver en esta ciudad en continua transformación. En la superficie hay atracciones turísticas para todos los gustos pero no muchos saben que bajo ella se halla un lugar secreto conocido como la estación de metro fantasma de City Hall, la cual estuvo sumida en la oscuridad durante mucho tiempo.

Sólo por el nombre ya entran ganas de descubrir de qué se trata, ¿verdad? Únicamente tienes que adentrarte en el suburbano y tomar la línea 6 hasta el final del recorrido pues el tren sigue transitando por esta estación. Después de Brooklyn Bridge podrás pasar por la estación fantasma de City Hall y admirarla desde el vagón.

Desafortunadamente, no es posible bajar para verla pero al menos el metro circula a muy baja velocidad por lo que con un poco de maña podrás hacer varias fotos de este pedacito de la historia de Nueva York, que nos habla de los orígenes de este transporte público a inicios del siglo XX.

¿Cómo es la estación fantasma?

La de City Hall nunca fue una estación muy usada por los neoyorkinos, ya que la mayoría subían y bajaban en la cercana Brooklyn Bridge y con el tiempo terminó por cerrarse al público en el año 1945 por diferentes motivos.

Quizá esto le haya permitido conservarse en tan buen estado, al igual que los azulejos, cristales, candelabros y cristaleras de colores originales que lo decoran. Muchos le encuentran cierto parecido con la decoración de la Grand Central Station, ¿qué opinas?

Otra manera de echarle un ojo a la estación es desde la superficie. En medio del Parque City Hall hay una zona reservada para mascotas. Si prestas atención verás una abertura de hierro desde la que te puedes asomar para ver el interior.

4. Disfruta del arte urbano en High Line Park

Street Art desde la High Line | ©Hellotickets
Street Art desde la High Line | ©Hellotickets

De todos los parques de Nueva York, uno de los que me parecen más originales es High Line Park. Un nuevo jardín urbano, de apenas una década de existencia, construido sobre una antigua línea elevada de ferrocarril y repleto de vegetación, arte mural y esculturas en el oeste de Manhattan. Uno de los lugares casi secretos de Nueva York que aguarda a que lo descubras en tu viaje.

High Line Park se sitúa entre la calle Gansevoort y la 34. Su recorrido de dos kilómetros y medio en línea recta comienza (o termina según la dirección que tomes) al norte cerca de Hudson Yards, el nuevo barrio de moda en el Midtown junto al río Hudson. Luego atraviesa Chelsea y finalmente desemboca al sur en el Meatpacking District junto al museo Whitney.

De punta a punta, el camino de High Line Park está lleno de rascacielos, edificios de diseño y esculturas muy interesantes. Pero además del arte urbano que verás a lo largo de High Line Park, te aconsejo que hagas una pausa en el recorrido para salir por el acceso de 23rd Street y dar una vuelta por la zona para contemplar algunos de los graffitis del artista brasileño Eduardo Kobra. Tres de los más llamativos y que se han convertido en auténticos iconos del barrio son:

  • We love NY²: tiene a Einstein por protagonista quien expresa su amor al cuadrado por Nueva York.
  • Mount Rushmore: en la fachada del restaurante Empire Diner, como tributo a los artistas Andy Warhol, Frida Hahlo, Keith Haring y Jean-Michel Basquiat.
  • Tolerance: que rinde homenaje a Gandhi y la Madre Teresa de Calcuta.

Con unas cuantas fotazas de recuerdo vuelve a High Line Park para continuar con la ruta. No guardes la cámara porque un poco más adelante de 21st Street, a la izquierda hay una escultura muy singular bajo cuyo arco podrás hacerte alguna foto chula más.

5. Contempla el mejor arte hispano al norte de Harlem

Nueva York es uno de los grandes centros culturales más importantes del mundo. La oferta museística es amplísima (el MoMA, el MET, el Guggenheim Museum…) pero no muchos viajeros saben que en el Upper Manhattan de Nueva York, al oeste de Broadway, se localiza la Hispanic Society of America, un elegante edificio de estilo Beaux Arts que alberga la colección de arte hispano más importante del mundo fuera de España. Asombroso, ¿verdad?

Si te gusta el arte y la historia tanto como a mí, la Hispanic Society of America te sorprenderá muchísimo. ¡En sus salas podemos contemplar auténticos tesoros que abarcan desde el Paleolítico hasta el siglo XX! Cuenta con más de 18.000 obras en casi todos los campos (esculturas, artes decorativas, dibujos, pinturas...) y dentro de su colección podemos destacar artistas tan importantes como Diego de Velázquez, El Greco, Francisco de Goya, Joaquín Sorolla, Mariano Fortuny, Ignacio Zuloaga o Francisco de Zurbarán.

¿Por qué ir a este museo?

Es cierto que por su ubicación entre las calles 155 y 156 al norte de Harlem, la Hispanic Society of America no forma parte de la tradicional ruta por los icónicos museos de Nueva York pero esta institución es una joya que merece mucho la pena visitar no sólo por el gran legado que alberga entre sus muros sino también porque la entrada es gratuita.

Además, ya que te desplazas hasta Harlem puedes combinarlo con un tour por Harlem con misa Góspel para surmergirte en la cultura y la historia de este barrio donde tradicionalmente ha vivido la comunidad afroamericana. ¡Matarás dos pájaros de un tiro!

6. Escucha música celestial en una misa Góspel de Harlem

Una de las cosas más originales que hacer en Nueva York es dejar a un lado los rascacielos del centro por una mañana para experimentar la diversidad cultural de uno de los barrios más interesantes de la ciudad: Harlem.

A comienzos del siglo XX se convirtió en el epicentro de la cultura afroamericana y de la defensa de los derechos civiles en Estados Unidos. A ello se sumó el florecimiento de un movimiento musical y artístico encabezado por Duke Ellington y Ella Fitzgerald actuando en locales como el mítico Cotton Club.

Mediante un tour por Harlem con misa Góspel conocerás el lado más auténtico de este barrio. Te llevará a sus principales sitios de interés como el Apollo Theater, el Cotton Club, la Morris Jumel Mansion y las históricas calles de apartamentos típicos.

¿Cómo es una misa Góspel?

Además, visitarás una iglesia local para presenciar una auténtica misa Gospel en directo. Te recomiendo ir los domingos, pues encontrarás una congregación más numerosa y por tanto una experiencia más genuina.

Una misa Gospel en Nueva York suele durar en torno a dos horas, aunque el tour sólo te lleva allí durante una. ¡La experiencia es totalmente recomendable! La misa se compone de una combinación de canto y sermón. Entrarás momentos antes del comienzo y normalmente te sentarás en el palco superior, desde donde tendrás unas vistas magníficas de su desarrollo.

Isabel’s Traveller Tip

Recuerda que hay un dresscode para acudir a una misa Gospel: evita las camisetas sin mangas o de tirantes y las faldas y pantalones cortos.

7. Monta en bicitaxi o en bici para ver Central Park

Paseando por Central Park | ©Hellotickets
Paseando por Central Park | ©Hellotickets

Central Park es por antonomasia el parque más famoso de Nueva York. Un auténtico pulmón verde para la ciudad y el parque urbano más visitado del mundo.

Dadas sus dimensiones, por experiencia sé que recorrer a pie Central Park te llevará varias visitas pues es enorme y hay mucho que ver. Si no dispones de mucho tiempo para invertir en esta visita, una de las cosas originales que hacer en Nueva York es explorar Central Park con un tour privado en bicitaxi, donde junto a un guía profesional conocerás los lugares más icónicos del parque y también otros que normalmente pasan desapercibidos para los turistas.

Además descubrirás los orígenes de Central Park de una manera divertida y verás algunas localizaciones de películas que se han filmado aquí, así como varias de las casas de los famosos.

¿Por qué me gusta este tour?

Me encanta para disfrutarlo durante el otoño en Nueva York, cuando aún calienta el sol por la mañana. La luz es tenue y el paisaje se tiñe de colores rojizos, ocres, marrones, naranjas… ¡Es un espectáculo de color digno de admirar! Toma tu cámara y prepárate para hacer las fotografías más bonitas de tu viaje.

8. Alucina con Nueva York desde las alturas

Vistas de Nueva York desde el helicóptero | ©Hellotickets
Vistas de Nueva York desde el helicóptero | ©Hellotickets

Una de las cosas más originales que hacer en Nueva York y una vivencia única que tener durante tu estancia es dar un paseo en helicóptero para contemplar la ciudad a vista de pájaro.

El skyline de Nueva York es un espectáculo en sí mismo, pero verlo desde un helicóptero sintiendo la adrenalina de volar a más de 200 kilómetros por hora es elevar la experiencia a otro nivel.

Normalmente, el operador de vuelo no ofrece tours en helicóptero más allá de la 8PM. Dependiendo de las vistas que busques para tus fotografías puedes escoger entre una hora cercana al mediodía para ver los edificios de Nueva York en todo su esplendor o elegir una hora al final del día para observar el atardecer y las primeras luces nocturnas.

9. ¡Fiesta en el museo!

El Fotografiska, iluminado por la noche | ©Hellotickets
El Fotografiska, iluminado por la noche | ©Hellotickets

Fotografiska New York es todo menos un museo al uso. Por fuera el edificio es una auténtica maravilla pero su interior no tiene el típico ambiente de museo tradicional. ¡Me encanta porque es una mezcla de fotografía, arte, música y vida nocturna!

Nunca deja de sorprender porque no hay colección permanente. ¡Cada exhibición es única! Se trata de un espacio artístico vivo en constante cambio capaz de mostrar los últimos movimientos y temas sociales de la mano de artistas emergentes y consolidados, a través de una vibrante programación cultural.

Todo ello con una propuesta muy novedosa: el elegante diseño interior, la iluminación ambiental de las salas y la música relajante ambiente consigue que la experiencia sea totalmente distinta en cada ocasión y un motivo para acercarse hasta Fotografiska New York en cada viaje a la ciudad.

Isabel’s Traveller Tip

A menudo Fotografiska New York organiza eventos con música en vivo y exposiciones especiales. ¡Disfrutarás de la noche neoyorkina de un modo muy original!

10. Surca el río Hudson en kayak

Saliendo a navegar en el Hudson | ©Hudsonriverpark.org
Saliendo a navegar en el Hudson | ©Hudsonriverpark.org

Si quieres hacer algo diferente durante tu viaje a Nueva York y observar su skyline desde el agua sin gastar ni un duro, acércate al muelle 96 del río Hudson próximo al museo Intrepid del Aire y el Espacio. Desde finales de mayo a octubre podrás practicar kayak y disfrutar del paisaje de Manhattan a bordo de una de estas embarcaciones. La compañía que ofrece esta actividad gratis es Manhattan Community Boathouse.

¿Cómo participar?

Participar es muy sencillo. No hay que realizar ningún tipo de reserva, simplemente acudir al muelle donde opera la empresa y firmar una autorización donde aseguras que sabes nadar. Tras guardar tus pertenencias en una taquilla, sólo tendrás que se te asigne un kayak y un remo para poder zambullirte en el agua.

Si es la primera vez que realizas esta actividad deportiva como me pasó a mí, no te preocupes porque en cada muelle hay monitores que te enseñarán cómo subirte y remar. Además, te darán un chaleco salvavidas para mayor seguridad.

Los turnos en kayak para pasear por el río Hudson duran 20 minutos pero los vas a disfrutar muchísimo. El área donde se puede navegar está delimitada por boyas y no está permitido salir de allí.

Isabel’s Traveller Tip

Viste ropa veraniega, incluso un bañador si tienes. No está permitido bañarse pero durante el paseo en kayak acabarás empapado. Si quieres llevar ropa de repuesto, en la zona suele haber vestuarios para cambiarse.