Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Las mejores cosas que ver y hacer en El Cairo

Egipto, enigmática tierra de los faraones y cuna de civilizaciones: el viaje que toda persona debe realizar al menos una vez en la vida

Isabel Catalán

Isabel Catalán

12 de jun. de 2021 • Lectura de 11 minutos

Las mejores cosas que ver y hacer en El Cairo

Vista aérea de las pirámides en El Cairo | ©Dario Morandotti

Se trata de un destino repleto de historia en el que hay tanto que ver que es imposible aburrirse, pues está colmado de pirámides, templos, museos y lugares fascinantes. Te cuento sus imprescindibles:

1. Recorre El Cairo con un guía experto

Edificio Musulmán de El Cairo Viejo | ©Jorge Láscar
Edificio Musulmán de El Cairo Viejo | ©Jorge Láscar

La capital de Egipto es una ciudad caótica llena de contrastes que deja boquiabiertos a los viajeros que la visitan por primera vez. Bulliciosa y dinámica, El Cairo es uno de los sitios más genuinos que conocerás en tu vida.

Adéntrate en sus calles y mézclate con los cairotas para descubrir el alma de esta ciudad. Admira las vistas de El Cairo desde su mezquita de Alabastro, regatea en los zocos para llevarte a casa esa ganga a la que le has echado un ojo, lánzate a probar algunos platos típicos de su cocina tradicional, recorre la plaza Tahrir, familiarízate con el antiguo Egipto visitando el museo Egipcio de El Cairo antes de poner rumbo a la meseta de Giza, donde te esperan algunos de los iconos del país.

Si hay un lugar en la ciudad donde parece que el tiempo se hubiera detenido es el área conocida como El Cairo Viejo, la cual fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1979. Se trata de una zona pequeña en comparación con la extensión total de la urbe pero está repleta de historia y conserva todo su encanto, asombrando a los turistas con sus calles angostas llenas de vida.

Algunos de los principales atractivos turísticos de El Cairo Viejo son la ciudadela de Saladino, la mezquita de Ibn Tulum y la calle Al-Muizz, donde encontrarás interesantes tesoros arquitectónicos medievales. El Cairo es una ciudad que nunca duerme y verás actividad en sus calles sea la hora que sea. ¡Atrévete a vivir la experiencia con un completo tour guiado de El Cairo!

2. Culturízate en el Museo Egipcio de El Cairo

Museo Egipcio de El Cairo | ©Warren LeMay
Museo Egipcio de El Cairo | ©Warren LeMay

Ubicado cerca de la plaza Tahrir, en un majestuoso edificio de estilo neoclásico inaugurado en 1902, el Museo Egipcio de El Cairo alberga una importantísima colección sobre el antiguo Egipto que lo convierte en la segunda atracción turística más visitada en la ciudad tras las pirámides de Giza.

Desde que abriera sus puertas, sus fondos se han ido ampliando paulatinamente con el incesante descubrimiento de nueva piezas y con la recuperación de muchas que fueron expoliadas durante las guerras o que se hallaban en museos y colecciones privadas en el extranjero.

Pinturas, estatuas, relieves, momias, monedas, joyas y elementos funerarios son algunos de los preciados objetos de su vasta colección, compuesta por unos 150.000 artículos de lo que actualmente sólo se exhiben alrededor de 136.000 por falta de espacio en sus instalaciones. Por eso se está construyendo el Gran Museo Egipcio, que complementará al actual, para convertirse en el museo arqueológico más grande del mundo. Está previsto que se inaugure próximamente.

Durante una visita al museo Egipcio de El Cairo no te puedes perder la sala de Tutankamón, donde se exponen los tesoros que se encontraron en su tumba y su famosa máscara mortuoria, así como la sala de las momias, donde reposan los restos momificados de importantes faraones y sacerdotes. Aunque no se puede hacer fotos, te aseguro que es una imagen que no se borrará de tu retina.

3. Contempla las pirámides de Giza

Las pirámides de Giza | ©Hipses
Las pirámides de Giza | ©Hipses

La emoción que se siente al contemplar en vivo las pirámides de Giza, la única de las 7 maravillas del mundo antiguo que pervive en la actualidad, no es comparable a otra vivencia viajera. Por eso es tan recomendable hacer un viaje a Egipto para tener la oportunidad de verlas en persona.

Ubicadas a 18 kilómetros de El Cairo en la meseta de Giza, las pirámides son construcciones funerarias que se edificaron bajo las órdenes de faraones de dinastías diferentes. Las tres pirámides de Giza principales son Keops, Kefrén y Micerinos aunque existen muchas otras pirámides menores.

Pese a que no se sabe con precisión la fecha de construcción de estas pirámides, se estima que las obras comenzaron hacia el año 2500 a.C. Admirarlas desde la meseta de Giza es una maravilla pero verlas por dentro es llevar esta experiencia a otro nivel. ¡Un recuerdo único!

4. Admira la Gran esfinge de Giza

Gran esfinge de Giza | ©Ali Yousri
Gran esfinge de Giza | ©Ali Yousri

Junto a las pirámides encontramos otro de los emblemas de Egipto, la gran esfinge de Giza que observa impertérrita el devenir de los tiempos.

Se trata de una escultura de más de 20 metros de altura con cuerpo de león y cabeza humana que representa la unión de la fuerza y la inteligencia para los antiguos egipcios. Su construcción se atribuye al faraón Kefrén, hijo de Keops y padre de Micerinos, hacia el año 2.500 a.C. para ser guardián de la tumba del soberano.

La esfinge de Giza forma parte del complejo funerario que incluye la pirámide, el templo del valle y la calzada que los une. A menudo se ha teorizado sobre la desaparición de su nariz y se achacó a Napoleón su desgaste, sin embargo esta hipótesis fue desmontada al encontrarse los dibujos realizados por un viajero antes del nacimiento del militar.

Aún así, la cabeza de la esfinge de Giza está mejor conservada que su cuerpo debido a la dureza de la piedra en la que se erigió. No obstante, que el cuerpo estuviera gran parte de su historia enterrado bajo la arena ayudó a protegerlo de la erosión del desierto.

5. Visita Menfis y Saqqara

Coloso de Ramsés II, Menfis | ©a rancid amoeba
Coloso de Ramsés II, Menfis | ©a rancid amoeba

Si eres un aficionado a la egiptología, en tu viaje a Egipto debes añadir una excursión a Menfis y Saqqara para una experiencia más completa y global del antiguo Egipto. Se encuentran a tan sólo 30 kilómetros de El Cairo y desde tiempos pretéritos, siempre estuvieron ligadas por las actividades que en sus territorios tenían lugar.

Durante sus más de 3.000 años de historia, Menfis fue un importante centro político y religioso donde se coronaba a los faraones y se veneraba al dios Ptah. La ciudad fue fundada en torno al año 3100 a.C. por el primer faraón de Egipto llamado Narmer y fue la primera capital del país desde su unificación hasta el 2040 a.C. cuando Tebas la sustituyó en ese papel.

A partir de entonces, Menfis empezó su decadencia hasta que siglos después quedó abandonada y prácticamente hoy apenas queda rastro de aquella espléndida ciudad. En Menfis se puede visitar un interesante museo al aire libre donde se conservan varios de los vestigios del país como el coloso de Ramsés II y la esfinge de alabastro, que por sus rasgos se atribuye a la reina Hatshepsut.

La segunda parte de esta emocionante excursión es la visita a las ruinas de Saqqara, la que fuera la necrópolis de Menfis más importante desde la primera dinastía hasta la época cristiana donde fueron enterrados los primeros faraones. Aquí se sitúa la pirámide escalonada de Zoser, la primera pirámide del mundo, que daría comienzo a la época de esplendor de la civilización egipcia.

6. Sal de compras por el bazar Khan El Khalili

Tienda de especias en el bazar Khan El Khalili | ©Dan
Tienda de especias en el bazar Khan El Khalili | ©Dan

Una de los planes más chulos y auténticos que hacer en El Cairo es ir de compras por los mercados de la ciudad porque te permite mezclarte con los cairotas y conocer el lado más auténtico de la capital egipcia. El bazar más popular del país y probablemente de Oriente Medio es Khan El Khalili, ubicado en el epicentro de El Cairo islámico, en una zona amurallada con aires medievales que te dejará gratamente sorprendido.

Su origen data del siglo XIV, cuando el monarca mameluco Djaharks el-Jalili levantó sobre las ruinas de un antiguo cementerio fatimí un lugar de descanso para los mercaderes. Desde entonces el bazar ha cambiado mucho aunque su esencia sigue intacta.

Más de 900 puestos conforman este bazar en el que encontrarás prácticamente de todo: perfumes, joyería, telas, trajes de danza del vientre, artesanía, lámparas de colores, especias o instrumentos musicales. Recorre sus callejuelas en busca del souvenir perfecto y atrévete a poner en práctica tus dotes de regateo.

Al principio no es fácil pero poco a poco te irás soltando. A base de práctica saldrás de Khan El Khalili siendo un experto en la materia, lo que seguro que agradecerás de cara a futuros viajes en otros mercados del mundo. Una vez termines la jornada de compras, si eres goloso te aconsejo que completes la visita a este impresionante zoco de El Cairo con un té y unos dulces tradicionales que venden en algunos cafés de Khan el Khalili.

Quizá el más famoso es El Fishawi, conocido también como el Café de los Espejos porque está decorado con varios de ellos. Abre todo el día y desde 1769 no ha cerrado sus puertas. Por aquí han pasado intelectuales y escritores como Naguib Mahfuz, el primer autor en lengua árabe en recibir el Nobel de Literatura. Sentarse aquí para observar el trasiego de gente es un verdadero espectáculo en el zoco de Khan el Khalili. Un broche de oro para un día inolvidable en las calles de El Cairo.

7. Visita la Ciudadela de Saladino

Ciudadela de Saladino | ©Jorge Láscar
Ciudadela de Saladino | ©Jorge Láscar

Otro de los enclaves de interés turístico en El Cairo islámico es la ciudadela de Saladino, una fortificación medieval construida por este conquistador musulmán en el siglo XI para proteger la ciudad de las incursiones enemigas. Uno de los mejores planes que hacer y que ver en El Cairo es visitar esta espectacular construcción militar de grandes murallas y torres defensivas que fue tan eficaz en su propósito, que se usó como sede del gobierno egipcio hasta el siglo XIX.

Antaño la ciudadela era una pequeña ciudad dentro de otra ciudad que estaba habitada por diez mil personas. En su interior se pueden ver algunos sitios de interés como el palacio Gawhara, el museo militar y el museo de carruajes así como varias mezquitas importantes como la del Sultán Hasán, la de Al Rifa'i y la de Ibn Tulun.

Otro de los mayores atractivos de la ciudadela de Saladino en El Cairo son las privilegiadas vistas desde las alturas. No olvides tu cámara porque aquí tendrás muchos rincones que fotografiar.

8. Entra en la Mezquita de Alabastro

La Mezquita de Alabastro | ©Jorge Láscar
La Mezquita de Alabastro | ©Jorge Láscar

En el interior de la Ciudadela de Saladino, sobre lo alto del monte de Muqatam, se encuentra la mezquita de Alabastro que es visible desde cualquier punto de El Cairo Viejo. Se construyó en el siglo XIX siguiendo el estilo de las mezquitas otomanas bajo el encargo de Muhammad Ali, en memoria de su hijo mayor fallecido y en su momento fue la mezquita más grande. Es una de las más frecuentadas por los viajeros porque tiene una excepcional localización y es una de las más bellas.

Para acceder recuerda que hay que vestir de manera respetuosa. Una vez dentro podrás contemplar su extensa sala de oración decorada con mosaicos y piedras preciosas, las numerosas lámparas que decoran el templo, las alfombras para el rezo, la tumba de Muhammad Ali de mármol blanco y flores pintadas así como el púlpito y la tribuna, ambos de alabastro y mármol blanco.

En la parte occidental de la mezquita está el patio con la fuente de las abluciones. También aquí hay allí una pequeña torre cuadrada sobre la que descansa un reloj obsequiado por Luis Felipe de Francia en 1846 a cambio del obelisco que se emplazó en la parisina plaza de la Concordia.

9. Sube a la Torre de El Cairo

La Torre de El Cairo vista desde el rio Nilo | ©annemarieangelo
La Torre de El Cairo vista desde el rio Nilo | ©annemarieangelo

El Cairo no cuenta con demasiados miradores desde los que contemplar el skyline pero si es uno de los planes que deseas hacer en tu visita, junto a la ya mencionada ciudadela de Saladino podemos citar también la torre de El Cairo, en el distrito de Zamalek, especialmente para disfrutar del atardecer.

Se trata de una estilizada torre de telecomunicaciones de 187 metros de altura diseñada en granito e inspirada en la figura de la flor de loto. ¿Sabías que durante una década fue la más alta de toda África? Si tienes tiempo, aprovecha para cenar en el restaurante giratorio de la torre, que se desplaza suavemente para ofrecer diferentes estampas de la ciudad y del río Nilo a los clientes y quédate hasta la noche para ver la torre de El Cairo iluminada.

10. Recorre la Plaza Tahrir

Plaza Tahrir | ©Terrazzo
Plaza Tahrir | ©Terrazzo

La plaza Tahrir o plaza de la Liberación está próxima al museo Egipcio y es el epicentro político de El Cairo. Aquí tuvieron lugar los eventos de la primavera árabe en 2011 que culminaron con la dimisión del presidente Hosni Mubarak. En la plaza se puede ver la estatua y la mezquita en honor al líder político Omar Makram y en sus alrededores hay oficinas gubernamentales, comercios y sedes institucionales.

11. Descubre El Cairo espiritual

El Cairo Viejo | ©Francisco Anzola
El Cairo Viejo | ©Francisco Anzola

Desde tiempos inmemoriales Egipto es un país profundamente espiritual, ya fuera en la época de los faraones o en nuestros días.

Mediante una excursión al museo Egipcio de El Cairo, a las pirámides de Giza o a la necrópolis de Saqqara, como viajeros podemos ahondar en la concepción del más allá del antiguo Egipto mientras que realizando un tour por las mezquitas de la ciudad nos acercaremos a la visión religiosa del mundo islámico. Algunos de los templos que podréis visitar son la mezquita de Alabastro, la mezquita del Sultán Hasán, la mezquita de Al Rifa'i y la mezquita de Ibn Tulun, entre otras.

Por otro lado, el barrio Copto de El Cairo es la zona en la que se cree que la Sagrada Familia vivió durante su exilio en Egipto de acuerdo al Evangelio. Paseando por sus calles podrás descubrir lugares tan interesantes como el museo Copto, la iglesia de San Jorge, la iglesia de San Sergio o la iglesia de Santa Bárbara.

En la zona de El Cairo Viejo sobre los vestigios de una de las torres de la fortaleza romana de Babilonia se eleva la iglesia Colgante copta, que se ha convertido en uno de los monumentos más visitados de la capital.

Justo detrás de este templo cristiano copto se sitúa la sinagoga Ben Ezra, la cual fue una iglesia hasta el año 882 d.C. cuando se vendió a la comunidad judía para poder pagar los altos impuestos que los gobernantes musulmanes les exigían en aquella época. Desde entonces es un lugar de gran prestigio y referencia para la religión judía.

La ciudad es un crisol de religiones y culturas por lo que una excursión para conocer su faceta más espiritual es una actividad altamente recomendable que hacer en El Cairo. ¡Te encantará!

La capital de Egipto es una ciudad llena de vida pero también caótica. Realizar un tour de El Cairo es la mejor manera de explorar esta inmensa ciudad y todos los legendarios tesoros que conserva sin perderse ni un sólo detalle. Si estás planeando un viaje a Egipto, te aconsejo que eches un vistazo a los tours y excursiones por El Cairo que puedes hacer durante tu visita.

Qué hacer en El Cairo