Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Las mejores cosas que ver y hacer en Córdoba

Córdoba es una de las ciudades más apasionantes de España gracias a su fascinante historia, el calor de sus gentes y su impresionante legado cultural.

Isabel Catalán

Isabel Catalán

12 de jun. de 2021 • Lectura de 15 minutos

Las mejores cosas que ver y hacer en Córdoba

Vistas de la ciudad de Córdoba | ©Saad Chaudhry

Córdoba es, sin duda, un destino perfecto al que hacer una escapada en cualquier ocasión y que te va a sorprender. ¡Se mire por donde se mire, Córdoba enamora! Te dejo una lista con las mejores cosas que ver y que hacer para no perderte nada y aprovechar al máximo esta ciudad tan encantadora.

1. Descubre la Catedral - Mezquita de Córdoba

Interior de columnas de la Mezquita-Catedral | ©dr_zoidberg
Interior de columnas de la Mezquita-Catedral | ©dr_zoidberg

Pensar en Córdoba es imaginar inevitablemente su famosa Mezquita. Posiblemente sea el primer monumento en el que todos los viajeros coincidan al preguntar qué ver en Córdoba durante una vista.

La gran protagonista y la reina de todas las miradas. Irradia una belleza única que no deja indiferente a ningún viajero que tiene la ocasión de contemplarla en persona.

Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984 por la Unesco está considerada como el mayor monumento de todo el Occidente islámico pero a su vez es una catedral católica dedicada a la asunción de la Virgen María desde los tiempos de la Reconquista. Todo ello hace que este templo sea uno de los monumentos más enigmáticos de España y uno de sus doce tesoros junto a la Alhambra de Granada, la Basílica del Pilar de Zaragoza o el Teatro Romano de Mérida, entre otros.

Observarla por dentro es como realizar un viaje en el tiempo a la época de apogeo del califato de Córdoba. En ella se resume la evolución del arte omeya en España mezclado con elementos del estilo gótico, renacentista y barroco del templo cristiano, dando como resultado una auténtica obra de arte al servicio de Dios y la espiritualidad humana.

Hay tantos detalles que ver en este templo y tantas historias guardan sus muros que en mi opinión, la mejor manera de explorarlo es haciendo una visita guiada para asegurarte de que no te pierdes nada. Por mi experiencia, vale mucho la pena.

En el post Entradas para la Mezquita de Córdoba te cuento cómo visitar este icono del arte omeya hispanomusulmán y cómo completar la experiencia con otros enclaves imprescindibles de la ciudad.

Información útil

  • ¿Dónde?: Calle Cardenal Herrero, 1.
  • ¿Horario?: De lunes a sábado de 10 AM a 6 PM. / Domingos y festivos: de 8:30 AM a 11:30 AM y de 3 PM a 6 PM.

2. Disfruta del atardecer en el Puente Romano de Córdoba

Puente Romano de Córdoba | ©Paul VanDerWerf
Puente Romano de Córdoba | ©Paul VanDerWerf

Muy próximo a la catedral- mezquita de Córdoba se ubica el Puente Romano sobre el río Guadalquivir a su paso por la ciudad, al que llegarás dando un agradable paseo. En la actualidad sirve de unión entre la ciudad del barrio de la Catedral con el Campo de la Verdad.

Teniendo en cuenta que tiene miles de años de historia es digno de admirar el buen estado de conservación en el que se encuentra y me parece un privilegio poder caminar sobre esta perfecta obra de ingeniería romana.

No obstante, a lo largo del tiempo ha sufrido algunas reconstrucciones que han modificado la estructura primitiva como la Torre de Calahorra que data de la Reconquista, el Arco del Triunfo construido en el siglo XVI o la imagen del arcángel San Rafael emplazada en el siglo XVII.

El Puente Romano de Córdoba se edificó en el siglo I d.C. bajo el gobierno de Augusto, el primer emperador romano, y era parte de la vía Augusta que atravesaba media Europa para comunicar Roma con Cádiz.

Aprovecha la visita a Córdoba para contemplar el atardecer desde el Puente Romano ya que hay unas vistas maravillosas del río, la catedral-mezquita y la reserva natural de los Sotos de la Albolafia, donde anidan varias especies de aves.

Información útil

  • ¿Dónde?: Avenida del Alcázar, s/n.
  • ¿Horario?: Lo puedes visitar cuando quieras, pero la mejor hora del día, para mí, es el momento del atardecer.

3. Adéntrate en el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba

Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba | ©Gonzalo Castán
Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba | ©Gonzalo Castán

El casco antiguo de la ciudad es uno de los más grandes de Europa, el cual alberga una riqueza monumental inagotable. Cerca de la catedral- mezquita de Córdoba también se sitúa el Alcázar de los Reyes Cristianos, un palacio- fortaleza medieval construida por el rey Alfonso XI en 1328 sobre los restos del antiguo palacio Califal musulmán.

Se trata de otro de los monumentos más visitados por los turistas, no sólo por ser un hito constructivo de la arquitectura militar de la Reconquista cristiana en Córdoba sino porque este palacio fue escenario de importantes episodios de la historia de España como la planificación estratégica de la toma de Granada por los Reyes Católicos o como la visita que Cristóbal Colón realizó aquí a estos monarcas para presentarles su proyecto de llegar a Asia a través del Atlántico y que desembocaría en el descubrimiento de América.

Al atravesar las puertas del Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba te recomiendo que subas a la Torre de los Leones, una de las cuatro que perfilan el complejo. Desde aquí hay unas impresionantes vistas panorámicas del Alcázar, de sus jardines y de los alrededores como la catedral-mezquita, el puente romano o el río Guadalquivir.

En el interior, mi espacio favorito son las albercas, las fuentes y los jardines decorados con frondosos árboles y exóticas flores. En un día soleado es un lugar fantástico que ver en Córdoba para tomar fotografías.

Pero en el Alcázar de los Reyes Cristianos hay muchos otros espacios sorprendentes como el Museo de Mosaicos Romanos, la muralla o los Baños Reales. ¡Es un sitio muy bonito!

Información útil

  • ¿Dónde?: Plaza Campo Santo de los Mártires, s/n.
  • ¿Horario?: De martes a viernes de 8:30 AM a 8:15 PM / Sábados de 8:30 AM a 4:30 PM / Domingos y festivos de 8:30 AM a 2:30 PM.

Conoce las Caballerizas Reales de Córdoba

Puedes completar la visita al Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba acercándote a las Caballerizas Reales, las cuales se ubican junto al palacio. Declaradas Monumento Histórico Nacional en 1929, el rey Felipe II las fundó en el siglo XVI con el fin de crear el caballo español de pura raza.

En la actualidad se puede conocer la cuadra principal, las cuadras de sementales y un picadero pero su principal atractivo es la colección de carruajes del siglo XIX. Además, aquí tiene lugar el fantástico espectáculo ecuestre “Pasión y duende del Caballo Andaluz”, uno de los más queridos de Córdoba.

Información útil

  • ¿Dónde?: Calle Caballerizas Reales, 1.
  • ¿Horario?: Lunes de 10 AM a 1:30 PM / De martes a sábado de 10 AM a 1 PM y de 4:30 PM a 7:30 PM. / Domingos y festivos: de 10 AM a 1:30 PM.

4. Recorre el Barrio Judío cordobés

Barrio Judío de Córdoba | ©Francisco Anzola
Barrio Judío de Córdoba | ©Francisco Anzola

Una de las visitas imprescindibles que realizar dentro del casco antiguo de Córdoba es, sin duda, el Barrio Judío.

Pasear por las calles empedradas y estrechas de la judería cordobesa es una experiencia que disfruté muchísimo pues estamos ante el barrio judío medieval mejor conservado de Europa.

Durante el recorrido se puede contemplar el legado vivo de la historia de esta comunidad en España a través de sus edificios encalados, patios decorados con flores y plazas. La judería de Córdoba muestra el trazado típico de las ciudades musulmanas y abarca desde la Puerta de Almodóvar hasta la Catedral-Mezquita.

¿Qué ver durante la ruta?

El mejor sitio para comenzar a desentrañar los secretos del Barrio Judío de Córdoba es la Casa de Sefarad, una institución cultural que preserva la herencia hispanojudía. Un lugar de obligada visita para quienes desean conocer la historia de esta comunidad en España y buscan en este itinerario algo más que fotos de postal.

Junto a ella se encuentra la sinagoga, un pequeño tesoro de estilo mudéjar y una de poquísimas sinagogas históricas que aún quedan en el país. A pocos metros del templo encontramos la plaza de Maimónides dedicada al insigne filósofo judío cuya estatua se puede ver en la cercana plaza de Tiberíades.

Otros espacios de gran interés que conocer durante una ruta por el Barrio Judío de Córdoba son la Casa Andalusí, la Calleja de las Flores o el zoco, uno de los patios cordobeses más visitados.

Información útil

  • ¿Dónde?: en el centro de Córdoba, al noroeste de la Mezquita.
  • ¿Horario?: Lo ideal es pasear por esta zona durante la mañana o por la tarde, cuando el barrio cobra más vida. También puedes hacerlo con un tour guiado.

Isabel’s Traveller Tip

Recuerda tomarte una foto en la popular Calleja del Pañuelo, una de las calles más angostas de Córdoba y de Europa. ¡El ancho mide lo mismo que un pañuelo estirado!

5. Asómbrate con el Templo Romano

Templo Romano de Córdoba | ©Eric Titcombe
Templo Romano de Córdoba | ©Eric Titcombe

Uno de los lugares que ver en Córdoba que más me impresionó durante mi viaje es el Templo Romano. Es asombroso contemplar el buen estado de conservación de esta estructura que data del siglo I d.C. y que fue descubierta por casualidad durante las obras de ampliación del ayuntamiento en 1950.

Dedicado al culto imperial, se trata de un edificio de grandes dimensiones formado por seis columnas exentas de estilo corintio a su entrada. Frente a ellas se situaba el altar y el templo se hallaba levantado sobre un podio. Se cree que formó parte del foro provincial junto con el circo.

Lo encontrarás en la calle Capitulares y no te cansarás de hacerle fotos. Es una muestra de la grandiosidad e importancia que tuvo Córdoba en la época romana. De hecho, en su día el Templo Romano era una de las construcciones más imponentes del imperio pues por su inmenso tamaño se podía divisar desde la vía Augusta, el camino de entrada a la población.

Información útil

  • ¿Dónde?: Calle Capitulares, 1.
  • ¿Horario?: Puedes contemplarlo cuando quieras, pero las mejores fotos las harás a media tarde, con una luz más suave iluminando su fachada.

6. Sube a la Torre de Calahorra y contempla las vistas de la ciudad

Torre de Calahorra | ©-JvL-
Torre de Calahorra | ©-JvL-

A lo largo de esta ruta por el casco antiguo seguramente te habrás percatado del vasto patrimonio histórico y cultural que posee la ciudad. La verdad es que es una delicia poder explorar todos los antiquísimos monumentos que ver en Córdoba.

Pero detrás de cada uno de ellos hay una historia que contribuyó a crear la ciudad que conocemos en la actualidad y que merece la pena conocer.

En el Museo Vivo de Al-Ándalus podrás adentrarte en este capítulo tan importante de la historia de España y hacer un viaje en el tiempo hacia la Edad Media para descubrir cómo era entonces la capital califal y cómo se mezclaban los valores de Occidente y Oriente en las calles de la ciudad más grande de Europa.

Este museo se ubica en el extremo sur del Puente Romano, en la conocida como Torre de Calahorra y fue una visita que me pareció de lo más interesante. No sólo por las exposiciones dentro del Museo Vivo de Al-Ándalus sino también por la historia de la propia estructura que lo alberga.

¿Qué ver en el museo?

Visitar este museo es una buena oportunidad para conocer, por medio de sus exhibiciones y proyecciones, la Córdoba de las tres culturas (la cristiana, la musulmana y la judía) en la Edad Media, su arquitectura, sus conocimientos científicos, su música y a grandes personalidades como Alfonso X “El Sabio”, Maimónides o Averroes.

También recomiendo entrar al museo por la panorámica única que hay desde el piso superior de la Torre Calahorra, desde donde se vislumbra el Alcázar de los Reyes Cristianos, el Puente Romano y la Catedral- Mezquita de Córdoba. Es una ocasión excelente para tomar algunas de las mejores fotos de la ciudad.

Información útil

  • ¿Dónde?: En el extremo sur del Puente Romano en la Torre de Calahorra.
  • ¿Horario?: De lunes a domingo de 10 AM a 6 PM en invierno (del 1 de octubre al 30 de abril) / De lunes a domingo de 10 AM a 2 PM y de 4:30 PM a 8:30 PM en verano del 1 de mayo al 30 de septiembre).

7. Maravíllate con el arte y los patios del Palacio de Viana

Patio interior del Palacio de Viana | ©Andrew and Annemarie
Patio interior del Palacio de Viana | ©Andrew and Annemarie

Otro de los sitios que ver en Córdoba más bonitos es el Palacio de Viana localizado en pleno barrio de Santa Marina.

Muchos turistas se acercan hasta esta lujosa residencia del siglo XIV atraídos por la belleza de sus doce patios cordobeses al aire libre, los cuales concentran la esencia de la arquitectura islámica y romana tan característica de la ciudad.

Estos patios son una auténtica maravilla, un homenaje a la luz de Andalucía y un remanso de paz que tiene una gran variedad de plantas, árboles y fuentes por los que es una gozada pasear.

Sin embargo, el Palacio de Viana es mucho más. También es un precioso museo repartido en dos plantas que cuenta con colecciones de gran valor artístico e histórico.

Me sorprendió mucho todas las piezas que aquí se pueden ver: desde tapices flamencos, porcelanas y muebles del siglo XVII hasta libros antiguos, armas de fuego de época y varias obras de Goya. Sin duda, una de mis visitas preferidas en Córdoba.

Información útil

  • ¿Dónde?: Plaza de Don Gome, 2.
  • ¿Horario? Horario de septiembre a junio. De martes a sábados de 10 AM a 7 PM. Domingos y festivos de 10 AM a 3 PM. / De julio a agosto. De martes a domingo de 9 AM a 3 PM. Viernes y sábados de 9 AM a 3 PM.

8. Relájate con un ritual hammam en los baños árabes de Córdoba

Relájate con un ritual hammam | ©Sandra Vallaure
Relájate con un ritual hammam | ©Sandra Vallaure

Córdoba es una de las ciudades más hermosas de España. Su casco antiguo cuenta con una riqueza monumental inagotable y en cada esquina hay algo asombroso que ver para empaparte de cultura, historia y tradición.

Ahora bien, si después de tanta caminata por el centro de la ciudad necesitas tomarte un respiro y relajarte un rato, te recomiendo que vayas a los baños árabes de Córdoba para disfrutar de una experiencia hammam única en un lugar mágico con la esencia y la estética de los baños tradicionales de Al-Ándalus.

Si nunca antes has visitado el hammam, esta escapada a la antigua capital omeya puede ser tu gran oportunidad para hacer en Córdoba algo distinto y original.

¿Qué son los baños árabes de Córdoba?

El hammam es una modalidad de baño de vapor que los antiguos árabes usaban para limpiar el cuerpo y relajar la mente.

Durante una escapada a Córdoba es un plan fantástico que hacer para sentir en la propia piel cómo era el ritual hammam que los antiguos habitantes de Al-Ándalus llevaban a cabo y que ha llegado a nuestros días para nuestro disfrute, afortunadamente.

El secreto de los baños árabes de Córdoba se encuentra en combinar el frío y el calor con el vapor. Este contraste de temperaturas logra muchísimos beneficios para el cuerpo como relajar la musculatura, reducir el estrés, mejorar la circulación y la respiración así como eliminar toxinas de la piel, entre otros.

¿Qué hacer en los baños árabes de Córdoba?

Una vez te adentres en los baños árabes de Córdoba verás que no se trata del típico spa sino que la decoración de su interior está pensada estimular tus sentidos y hacer creer al visitante que ha hecho un viaje en el tiempo a la época de esplendor de la antigua Al- Ándalus.

Si algo me fascinó del hammam fue el ambiente distendido que se percibe en su interior, donde el tiempo parece detenerse. Las salas se caracterizan por su decoración de estilo árabe con arcos islámicos y bonitos techos estrellados que permiten el acceso de la luz natural.

Además, el sonido del agua, el aroma de las esencias de las que se impregna el aire, la música andalusí y la luz tenue de las velas, logran transportarte a un estado de calma maravilloso. Y si acompañas un masaje de un delicioso té árabe de hierbas aromáticas, te sentirás como un auténtico sultán o sultana.

9. Sal de excursión a Medina Azahara desde Córdoba

Medina Azahara | ©manuel m. v.
Medina Azahara | ©manuel m. v.

Por último, en un viaje a Córdoba no puede faltar una escapada para descubrir Medina Azahara, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes Europa y una visita imprescindible para conocer la historia de la capital omeya.

A unos ocho kilómetros de Córdoba capital se sitúan los restos de la ciudad palatina que el califa Abderramán III ordenó construir en el siglo IX a los pies de Sierra Morena como símbolo de su poder tras la instauración del califato independiente de Córdoba.

Sin embargo, Medina Azahara tuvo una vida efímera pues fue arrasada con la guerra civil que acabó con el califato omeya.

Aunque los restos arqueológicos no estén completos a causa del abandono, el expolio y el paso del tiempo, gracias a las labores de restauración que se han hecho en el yacimiento sí es posible hacerse una idea de la extraordinaria belleza que esta ciudad califal tuvo en sus orígenes y para quienes nos gusta el arte y la historia, es un lujo poder pasear por las ruinas de Medina Azahara imaginando cómo fue durante su época de apogeo y la importancia que tuvo frente a los reinos de alrededor.

¿Qué ver en Medina Azahara?

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2018, te recomiendo hacer esta visita a Medina Azahara porque es el complemento ideal a la visita de la catedral-mezquita para entender el esplendor de la ciudad en el siglo X y uno de los sitios más bellos que ver en Córdoba.

Aquí podrás contemplar la residencia real del califa y el magnífico salón Rico, donde se celebraban las recepciones políticas en la ciudad y que se caracterizaba por su cuidada decoración. También la mezquita Aljama y la casa de Yafar, la vivienda del primer ministro del califa Alhakén II, que construyó la maqsura de la mezquita de Córdoba.

En las inmediaciones de las ruinas arqueológicas de Medina Azahara se encuentra el Centro de Interpretación, cuyo objetivo es impulsar el estudio y divulgación de este yacimiento y ser puente de unión entre el mundo occidental y oriental.

Aquí se conservan todos los objetos históricos encontrados en las excavaciones arqueológicas y se proyecta un documental audiovisual que merece la pena visionar para conocer mejor cómo era Medina Azahara y la vida allí, pues llegaron a habitarla más de 20.000 personas.

¿Cómo llegar a Medina Azahara?

  • Bus: desde la Avenida del Alcázar sale un autobús turístico hacia el Centro de Interpretación de Medina Azahara. Para conseguir un billete para este bus hay que reservar plaza en la oficina de turismo de Córdoba con al menos un día de antelación.

  • Coche: desde el centro de Córdoba se puede ir por la carretera A-431 de Palma del Río hasta llegar al cartel que indica Madinat al-Zahra. Una vez llegues al Centro de Interpretación de Medina Azahara tendrás que aparcar el coche y comprar un billete para tomar el bus lanzadera que sube al yacimiento arqueológico. Sale cada 20 minutos.

  • Tour guiado: normalmente incluye transporte desde el centro de Córdoba, entrada al yacimiento y guía turístico. Es la manera más cómoda de visitar Medina Azahara.

Isabel's Traveller Tip

Para entender mejor la importancia de Medina Azahara en España, mi consejo es que primero visites la ciudad palatina y luego este museo.

10. ¡Ve de tapeo por Córdoba!

Disfruta del rico y fresco salmorejo cordobés | ©Javier Lastras
Disfruta del rico y fresco salmorejo cordobés | ©Javier Lastras

Además de por la legendaria catedral-mezquita de Córdoba, si por algo se conoce a esta ciudad es por su gastronomía donde se come de escándalo. El tapeo está a la orden del día en Córdoba y, en mi opinión, una de las mejores formas de conocer la cultura de un lugar es a través de su gastronomía.

Con una base mediterránea, la cocina cordobesa es una de las más completas de Andalucía gracias a su gran variedad de ingredientes donde abundan las carnes y las verduras.

¿Cuáles son los platos típicos de Córdoba?

¡Hay muchísimos y todos muy ricos! Son tantas las especialidades locales que te será difícil elegir. Algunas de ellas son el salmorejo, las berenjenas fritas con miel, los flamenquines, los caracoles, el rabo de toro, el pastel cordobés, la japuta en adobo o el jamón ibérico.

Todo ello acompañado de una buena copa de vino, por supuesto. ¿Cuáles son los caldos de Córdoba más famosos? También hay mucha variedad, por ejemplo los Montilla-Morilles, Pedro Ximénez, Casa Villa-Zeballos o Fino Cordobés aunque la bebida por excelencia en toda Andalucía y también Córdoba es el mítico rebujito. ¡Cuidado, que sube enseguida!

¿Dónde comer en Córdoba?

En Córdoba se pueden encontrar buenos restaurantes donde comer en prácticamente todos los puntos de la ciudad.

  • Lo ideal es ir a comer a una taberna del centro, por ejemplo en la Judería y la plaza de las Tendillas, consideradas el epicentro gastronómico cordobés.

  • Otra opción que te recomiendo para probar un poco de todo en forma de raciones es ir al Mercado Victoria, a pocos metros de la muralla de Córdoba. Aquí podrás tomar lo mejor de la cocina española y cordobesa así como ricos ibéricos, quesos, salazones o vinos.

  • Un sitio similar al anterior es el Mercado Los Patios de la Marquesa donde podrás saborear platos de la comida típica cordobesa con espectáculos de flamenco, show cooking o exposiciones fotográficas en plena Judería, a pocos metros de la catedral- mezquita de Córdoba.

  • Para terminar, ¿qué tal una copa en una de las terrazas de la ribera del Guadalquivir para brindar por tu viaje a Córdoba bajo las estrellas y disfrutar de las bellas vistas al río, al puente Romano y un poco más allá, al casco histórico? Suena genial, ¿verdad?

Qué hacer en Córdoba