Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

¿Merece la pena visitar las Minas de Sal de Wieliczka?

Dada su cercanía a Cracovia, las Minas de Sal de Wieliczka son el destino ideal al que hacer una excursión fuera de la ciudad polaca. ¡Te cuento los motivos!

Isabel Catalán

Isabel Catalán

Lectura de 9 minutos

¿Merece la pena visitar las Minas de Sal de Wieliczka?

Déjate sorprender por las minas de Wieliczka | ©G. Weston

Ir a las Minas de Sal de Wieliczka es un plan imprescindible que hacer durante unas vacaciones a Polonia pero si aún no te has decidido o no sabes bien por qué causan tanto revuelo entre los viajeros, te propongo que tomes nota de estas 10 razones por las que merece la pena visitarlas desde Cracovia.

Y si logran picarte la curiosidad, no olvides hacerte con tus entradas a este emblemático monumento de sal. ¡Vas a alucinar cuando lo veas en persona!

1. Es la segunda atracción más visitada de todo Polonia

Grupo de turistas visitando las minas | ©Aleksandr Zykov
Grupo de turistas visitando las minas | ©Aleksandr Zykov

Las Minas de Sal de Wieliczka son una de las atracciones turísticas más famosas de Cracovia, de hecho es la segunda más visitada de todo el país tras la Plaza del Mercado Principal en el casco antiguo de esta misma ciudad.

Desde que las minas de sal se visitaran por primera vez en el siglo XV, este lugar no ha dejado de asombrar a turistas de diferentes generaciones. Algunos de los más ilustres visitantes que tuvieron la oportunidad de explorarlas en su época fueron el astrónomo Nicolás Copérnico, el compositor Frédéric Chopin o el escritor Goethe.

Con una profundidad de más de 100 metros, las Minas de Sal de Wieliczka albergan lugares insólitos. ¡Todo está tallado en bloques de sal! Capillas de oración, cámaras, esculturas, relieves… incluso podrás ver sorprendentes formaciones rocosas como estalagmitas o estalactitas y hasta un precioso lago subterráneo iluminado.

Si quieres ver un pequeño adelanto de lo te aguarda en la visita, no te pierdas el post Qué ver en las Minas de Sal de Wieliczka. ¡Ah! Y recuerda llevar bien cargada la batería de tu cámara para hacer las mejores fotos de las Minas de Sal de Wieliczka.

Reserva una excursión a las Minas de Sal

2. Son unas de las minas de sal más antiguas de Europa

Representación del trabajo en la mina en la antigüedad | ©Alexander Baxevanis
Representación del trabajo en la mina en la antigüedad | ©Alexander Baxevanis

Las Minas de Sal de Wieliczka son unas de las más antiguas del mundo todavía en activo que producen sal de mesa desde el siglo XIII.

Antaño se las conocía como Magnum Sal (Gran Sal) y tuvieron un importante papel en la economía polaca siendo la principal mina de extracción de sal del país. Pertenecían al rey Casimiro el Grande pero hoy son propiedad del Estado.

No obstante, las minas de sal más antiguas de Polonia son las de Bochnia que datan del siglo XII y se sitúan al sudeste del país. Al igual que las Minas de Sal de Wieliczka también están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y se pueden visitar aunque son un poco más pequeñas y menos populares que las de Cracovia, las cuales destacan especialmente por su dimensión artística.

Reserva una excursión a las Minas de Sal

3. Es la mina de sal visitable más profunda de Polonia

Escaleras de bajada a la mina | ©Aleksandr Zykov
Escaleras de bajada a la mina | ©Aleksandr Zykov

La ruta turística por las Minas de Sal de Wieliczka discurre a más de 100 metros de profundidad a través de 3,5 kilómetros de laberínticas galerías, pozos y cámaras con lagos subterráneos, aunque la profundidad máxima del monumento es de 327 metros.

En total hay más de 2.000 cámaras repartidas en 9 niveles pero sólo se visita un 1% de la superficie total de las minas.

El itinerario turístico a las Minas de Sal de Wieliczka comienza tras descender 64 metros de profundidad por unas empinadas escaleras de madera que parecen no acabar, en el Pozo Danilowicza concretamente.

Al llegar al punto de partida, el guía comenzará a contarte los orígenes y la historia de esta peculiar mina mientras el grupo se va adentrando en ella a través de laberínticas galerías hasta los 135 metros de profundidad. A lo largo del camino veréis impresionantes capillas y cámaras excavadas en sal así como espectaculares esculturas, formaciones rocosas y lagos subterráneos.

Reserva una excursión a las Minas de Sal

4. Recorrerlas con una visita guiada hará que tu experiencia sea aún mejor

Realiza una visita guiada | ©Andrew Milligan sumo
Realiza una visita guiada | ©Andrew Milligan sumo

Mientras organizas tu viaje a Cracovia, probablemente hayas visto un montón de imágenes alucinantes del interior de las Minas de Sal de Wieliczka. ¿Quién podría imaginar que bajo la superficie terrestre existiera un lugar como éste repleto de galerías, cámaras, lagos, capillas, estatuas y leyendas?

Dan ganas de agarrar una linterna y un sombrero para adentrarse en las profundidades de la mina y explorarlas a tu aire cual Indiana Jones. Sin embargo, dadas las características de las Minas de Sal de Wieliczka y por motivos de conservación y seguridad, durante la ruta por el monumento siempre os acompañará un guía profesional.

Pese a que ésto pueda sonar un poco aguafiestas para aquellos viajeros que esperaban poder recorrerlas por libre íntegramente, en realidad hacer una visita guiada a las Minas de Sal de Wieliczka tiene su lado positivo y es que los guías saben muchas curiosidades e historietas sobre las minas que te dejarán boquiabierto. ¡La experiencia será aún más divertida si cabe!

Además, conviene recordar que la ruta turística por las Minas de Sal de Wieliczka se desarrolla en lo que con frecuencia se denomina “laberinto de sal”, por lo que caminar por las profundidades terrestres con un guía que conozca el camino de vuelta y sepa tanto de seguridad como de primeros auxilios siempre da mayor tranquilidad si empiezas a sentir claustrofobia en algún tramo más cerrado.¿No te parece?

Reserva una excursión a las Minas de Sal

5. Las Minas de Sal de Wieliczka están muy cerca de Cracovia y conseguir las entradas es facilísimo

Entrada a las minas | ©Brian Snelson
Entrada a las minas | ©Brian Snelson

Este emblemático monumento se ubica a tan sólo 14 kilómetros de Cracovia, por lo que es un sitio imprescindible que conocer durante una escapada a la ciudad polaca. Para desplazarte hasta allí existen diversas opciones de transporte las cuales te cuento en el post Cómo llegar a las Minas de Sal de Wieliczka desde Cracovia.

Respecto a las entradas, puedes adquirirlas allí en las taquillas para los tours en polaco e inglés pero si quieres hacer esta excursión en un idioma distinto (español, alemán, italiano, ruso o francés) tendrás que adquirirlas online y con cierta anticipación ya que los tours en otras lenguas son reducidos pero muy solicitados.

Otra opción es reservar tu plaza en un tour organizado a las Minas de Sal de Wieliczka desde Cracovia para simplificar toda la gestión de la búsqueda de transporte, la compra de entradas o el servicio de un guía. ¡En estos tours ya está todo pensado para que no tengas que preocuparte por nada, sólo de disfrutar!

Reserva una excursión a las Minas de Sal

6. Puedes combinar las visitas a las Minas de Sal de Wieliczka y a Auschwitz

Campo de concentración de Auschwitz | ©Fadjar Djulizar
Campo de concentración de Auschwitz | ©Fadjar Djulizar

Al ser dos de las atracciones más solicitadas de Polonia existen opciones que combinan la visita guiada en un mismo día a ambos sitios, para que le saques el mayor provecho a tu viaje a Cracovia si vas a pasar poco tiempo en la ciudad.

En este caso, el paquete suele costar unos 100 euros e incluye las entradas con acceso sin colas a ambas atracciones, las dos visitas guiadas así como el traslado de ida y vuelta entre la ciudad, las Minas de Sal y Auschwitz. ¡Así conseguirás ahorrar tiempo y dinero!

Si quieres conocer más detalles sobre esta visita, no te pierdas el post Excursiones a Auschwithz y las Minas de Sal de Wieliczka desde Cracovia.

Reserva una excursión a las Minas de Sal y Auschwitz

7. Las puedes ver en una mañana y continuar tu ruta por Cracovia después

Visita Cracovia | ©Lucas Albuquerque
Visita Cracovia | ©Lucas Albuquerque

Otro de los motivos por los que visitar las Minas de Sal de Wieliczka es que el paseo turístico por su interior dura unas dos horas (aunque se puede extender hasta las 3 horas si se incluye la visita a la exposición subterránea del Museo de las Salinas de Cracovia).

El recorrido es muy emocionante, después de todo no siempre se tiene la ocasión de entrar a una mina real en activo tan peculiar y artística como la polaca. Durante el tour te lo pasas genial atravesando las diferentes galerías subterráneas y aunque la actividad transcurre en las entrañas de la Tierra, no se hace demasiado larga. Al contrario, ¡verás cosas asombrosas y querrás quedarte un poco más!

Teniendo en cuenta la duración de la visita, si te gustaría añadir esta experiencia a tus vacaciones en Cracovia mi consejo es que vayas temprano por la mañana a las Minas de Sal de Wieliczka. Así dispondrás del resto de la jornada para hacer otros planes por Cracovia muy interesantes.

En este sentido, conoce los horarios del monumento en el post Horarios de las Minas de Sal de Wieliczka para planificar mejor tu visita y recuerda echar un vistazo al artículo Qué ver y qué hacer en Cracovia para descubrir otros sitios fantásticos en esta magnífica ciudad.

Reserva una excursión a las Minas de Sal

8. Conocerás Santa Kinga, la que está considerada como la “Capilla Sixtina de sal”.

Altar de la Capilla de Santa Kinga | ©Kevin Wallis
Altar de la Capilla de Santa Kinga | ©Kevin Wallis

Sólo por tener la oportunidad de admirar con tus propios ojos la extraordinaria Capilla de Santa Kinga merece la pena hacer la excursión desde Cracovia y descender a más de 100 metros de profundidad. ¡Es un lugar fascinante en el que nada más entrar notarás que se percibe un ambiente único! No en vano está considerada como “Capilla Sixtina de sal”.

Dentro de las Minas de Sal de Wieliczka los mineros crearon alrededor de 40 lugares de culto para rezar durante la jornada pero la Capilla de Santa Kinga va a superar todas tus expectativas. En mi opinión es la joya de este bonito monumento.

Para completar su construcción se tardaron casi 70 años, ya que los trabajos fueron muy laboriosos, y llama la atención todo el empeño que se puso en su decoración hasta el más pequeño detalle.

Desde los relieves bíblicos que hacen las veces de retablos y las enormes lámparas de araña hasta las estatuas de sal en honor a Santa Kinga, la Virgen de Lourdes o el papa Juan Pablo II, entre otros.

Reserva una excursión a las Minas de Sal

9. Es una excursión muy familiar

Niños visitando las minas de sal | ©Lars Plougmann
Niños visitando las minas de sal | ©Lars Plougmann

A priori quizá no lo parezca, porque no es una visita que transcurre al aire libre, pero las Minas de Sal de de Wieliczka es una excursión muy chula que hacer con los niños. De hecho pueden participar chavales de cualquier edad aunque si vas con un bebé es más práctico optar por llevar un portabebé que un carrito, ya que una vez comenzada la visita no hay ningún lugar donde dejarlo y además durante en el recorrido te encontrarás con muchos escalones.

La entrada hasta los 4 años es gratuita y los niños se lo pasarán genial caminando por las galerías subterráneas y descubriendo todo lo que albergan estas minas: desde herramientas que empleaban los mineros en su faena diaria hasta leyendas y lagos subterráneos. En el post Visitar las Minas de Sal de Wieliczka con niños encontrarás más información para visitar en familia este monumento.

Reserva una excursión a las Minas de Sal

10. Casi 2 millones de personas al año no pueden estar equivocadas

Recorre las galerías de las minas | ©Alexander Johmann
Recorre las galerías de las minas | ©Alexander Johmann

Que en 1978 las Minas de Sal de de Wieliczka fueran escogidas por la UNESCO como uno de los primeros lugares Patrimonio de la Humanidad en el mundo no es casualidad. Tampoco que sean una de las atracciones turísticas más visitadas de Polonia (nada más y nada menos que casi 2 millones de visitantes al año), lo cual es señal de que es un monumento realmente sorprendente que tienes que ver en tu ruta por Cracovia sin falta.

Cuando llegues allí verás que todo lo que escuchaste hablar sobre ellas es real. No conozco a nadie que se haya arrepentido de escaparse hasta aquí y dedicarle un tiempo de su viaje a Cracovia. ¡Todo el mundo queda encantado!

Reserva una excursión a las Minas de Sal