Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

10 cosas que ver y hacer en las Cataratas del Niágara

Con una caída de 52 metros, es uno de los saltos más bellos del planeta y también de los más imponentes. Aquí te dejo la guía definitiva para sacarle el máximo provecho.

Nuria Rozas

Nuria Rozas

Lectura de 12 minutos

10 cosas que ver y hacer en las Cataratas del Niágara

Toma Aérea de la cascada | ©Cameron Venti

Las Cataratas del Niágara son uno de los lugares más emblemáticos de EE.UU. y Canadá y también una de las grandes maravillas del planeta que nos ha regalado la naturaleza. Si con su tamaño las convirtiésemos en un edificio, este equivaldría a un piso con 15 plantas. ¡Casi nada!

Su belleza las ha convertido en un escenario natural para el rodaje de cintas como ‘Piratas del Caribe’ (2007), ‘Superman II’ (1980) y ‘Niágara’ (1953), que elevó a Marilyn Monroe al estrellato. Si ya tienes la visa necesaria y estás convencido de visitar estas cascadas de película, prepara la mochila, el chubasquero y las botas de montaña y anota las 10 mejores cosas que ver y que hacer en las Cataratas del Niágara.

1. Navega en barco y... siente la caída del agua

El viaje mas popular del Niagara | ©Chris McIntosh
El viaje mas popular del Niagara | ©Chris McIntosh

Si eres de los que les gustan las emociones fuertes, prepárate para experimentar una aventura de las buenas. Una de las atracciones de las cataratas que más me impresionó fue la de subirme a bordo del barco Maid of the Mist que navega por el río y se adentra lo máximo posible en el agua espumosa que cae con muchísima fuerza.

¿Es peligroso este buque?

¡Tranquilo! Este barco eléctrico, que lleva en servicio desde 1846, es muy seguro y su capitán es un profesional muy experimentado. No hay nada que temer, puesto que se ha consolidado como uno de los servicios turísticos en activo más antiguos del mundo. ¡Como lo lees! La empresa lleva 175 años ofreciendo a los turistas un festival de sonido, agua y naturaleza con mucha adrenalina.

Ruta que realiza la embarcación

Niágara significa «trueno de agua» en lengua iroquesa y merece la pena sumergirse en el estruendo interior de sus tres famosos saltos. El recorrido del barco empieza por las American Falls, posteriormente por las Bridal Veil Falls y finalmente se introduce en la densa neblina que generan las Horseshoe Falls, para retornar finalmente al punto de partida.

Entre los célebres visitantes que ha tenido esta embarcación se encuentran desde la familia real británica (Lady Di y sus dos hijos) hasta los grandes actores de Hollywood como Marilyn Monroe, Robert Redford, Denzel Washington y Al Pacino, entre otros. La lista de famosos es infinita. Si ellos se atrevieron, tú también puedes. Si no te importa darte un buen chapuzón, el mejor lugar en el barco es el primer piso, proa y estribor.

¿Sabías que el primer barco Maid of the Mist fue un ferry de vapor con dos chimeneas gemelas y era lo suficientemente grande como para transportar a personas, mercancías y caballos.?

Reserva un paseo en barco

2. Disfruta de la Cueva de los Vientos y de ¡su ducha gratis!

Personas disfrutando del paseo | ©Bobistraveling
Personas disfrutando del paseo | ©Bobistraveling

Si después del paseo en barco te quedas con ganas de más aventura, y eres un intrépido como yo, te encantará La Cueva de los Vientos (Cave of the Winds), en la cual como su propio nombre indica vivirás una experiencia épica.

Para llegar a este enclave, realizarás una excursión por una pasarela de madera que te permite llegar a la base de la catarata Velo de Novia, donde disfrutarás de una de las perspectivas más impresionantes de la fuerza de las cataratas, que caerán sobre ti directamente. Eso sí, ¡te ducharás gratis! Como lo oyes. Mi consejo es que, aunque te den un chubasquero amarillo de esos estilo capitán Pescanova, te lleves el tuyo propio. Evitarás una buena mojadura y muchos disgustos.

Excursión con un guía en la Cueva de los Vientos

En mi caso, opté por realizar esta excursión con un guía para no tener que comprar la entrada por mi cuenta y así evitar las largas colas que se forman en uno de los lugares más concurridos del mundo. Casi cerca de 8 millones de visitantes llegan a este lugar cada año. ¡Imagínate las aglomeraciones que se crean!

¿Sabías que el Parque Estatal de las Cataratas del Niágara fue diseñado por el mismo arquitecto paisajista que creó el Central Park en Nueva York? Esta y otras curiosidades las descubrí en el tour que realicé de una hora por el recinto con un guía profesional, que me explicó la historia, los secretos y los rescates heroicos que han ocurrido en este lugar.

Reserva ya tu tour guiado

Nuria’s Traveller Tip

No te pierdas el arcoíris que se forma durante todo el día alrededor de las cataratas, un espectáculo digno de admirar. ¡Y fotografiar! Aunque cuidadín con las cámaras.

3. Sube a la Torre Skylon, el mirador más alto

Torre Skylon | ©Gary J. Wood
Torre Skylon | ©Gary J. Wood

Si no le temes a las alturas y tienes ganas de ver las cataratas a vista de águila, debes subir a la Torre Skylon, el mirador más alto de la zona con una altura de 160 metros. Es decir, mide tres veces más que el salto de agua, por lo que las panorámicas son impresionantes.

Lo curioso es que en menos de 1 minuto estarás en su azotea de 360 grados. En concreto, los ascensores exteriores de vidrio transparente tardan tan solo 52 segundos, ¡no te da tiempo ni a pestañear! Desde arriba podrás contemplar la región vinícola del Niágara y las siluetas de las ciudades de Buffalo, Nueva York y Toronto en el horizonte. ¡Una experiencia única!

Si visitas las cataratas en familia es un sitio perfecto al que llevar a los niños porque tiene cantidad de actividades en su interior para que se diviertan. Aquí te dejo otros planes que puedes realizar con los niños en el Niágara. ¡Sigue leyendo!

Atracciones de la Torre Skylon

Descubre las principales actividades que puedes realizar en la Torre Skylon:

  • Centro de diversión familiar (Family Fun Center): una zona con juegos interactivos donde los niños y los adolescentes se lo pasarán pipa.

  • Batalla de titanes (Battle of Titans): una exposición de dinosaurios con fósiles.

  • Ver la película ‘Las leyendas de las Cataratas del Niágara’ en 3D.

  • Angelo Rossi Galleria & Studio: una gran galería del artista con obras realizadas con vidrios.

  • Centro comercial Skylon Tower donde podrás comprar un recuerdo.

Reserva un tour para visitar la Torre Skylon

4. Cena y brinda en las alturas con las cataratas de fondo

Vista desde el Skylon Tower Observation Deck a las cataratas | ©Ansel Adams
Vista desde el Skylon Tower Observation Deck a las cataratas | ©Ansel Adams

Si vas a las Cataratas del Niágara en invierno, una excelente opción para disfrutar de las vistas sin pasar frío es sentarse a cenar o almorzar en la Torre Skylon contemplando una magnífica panorámica de las cataratas desde las alturas. ¡No te olvides de brindar!

La torre Skylon ofrece dos excelentes alternativas gastronómicas para todos los bolsillos y paladares. Los que quieran vivir una experiencia exclusiva pueden comer en su restaurante giratorio de renombre internacional y saborear su moderna cocina continental. Por el contrario, si quieres disfrutar de los paisajes a buen precio, el comedor Summit Suite Buffet ofrece menús más asequibles para los viajeros y las familias. ¡Ambos a una altura de 236 metros sobre las cataratas!

Horario de los restaurantes:

-Almuerzo (11:30 h - 15:00 h)
-Cena (16:30 h - 21:30 h)

Y si después de la jornada de aventura te quedas con apetito o prefieres otras opciones, tona nota de los mejores restaurantes cerca de las Cataratas del Niágara. ¡Buen provecho pasado por agua!

Nuria’s Traveller Tip

Si vas a cenar en alguno de los restaurantes de la Torre Skylon no tendrás que pagar la entrada para subir al mirador. ¡Las vistas de noche son de lo más románticas!

5. Cruza el Niágara en un teleférico... ¡inventado por un español!

Cruzando el Niagara en el Whirlpool Aero Car | ©Eva Elijas
Cruzando el Niagara en el Whirlpool Aero Car | ©Eva Elijas

Una de las actividades más emblemáticas que puedes realizar en el Niágara es montarte en el teleférico Whirlpool Aero Car, que se inauguró hace más de 100 años en las cataratas. ¿Sabías que la atracción la inventó un genio español? El ingeniero cántabro Leonardo Torres Quevedo. Parece que la fuga de cerebros ya se llevaba por entonces.

¿Por qué deberías subir a este teleférico? Porque vivirás un momento único donde a las preciosas vistas de las cataratas se añade la adrenalina que produce viajar sobre el río. ¡Sentirás cómo se te ponen los pelos de punta!

¿Es seguro? Yo también me hice esta pregunta. Pero, no te preocupes, porque desde su inauguración en 1916 ha transportado a más de diez millones de turistas sin un solo accidente. ¡No vas a tener tú el primero! Es más, los teleféricos de todo el mundo siguen utilizando en la actualidad esta centenaria tecnología.

Nuria’s Traveller Tip

Comprueba el calendario de fuegos artificiales en la web oficial de las Cataratas del Niágara para hacerlo coincidir con tu viaje. ¡Ver las cascadas con decenas de colores no tiene precio!

6. Vuela en helicóptero por el cielo del Niágara

Vista desde el Helicóptero del Niagara | ©Todd Dow
Vista desde el Helicóptero del Niagara | ©Todd Dow

¿Te imaginas cruzar el cielo de las Cataratas del Niágara en un helicóptero? Pues es posible. Si tienes vértigo, quizá este plan no esté en la agenda de tus vacaciones pero contemplar la inmensidad de este salto de agua desde el aire es una de las experiencias que deberías vivir al menos una vez en la vida. Te sentirás como Jesús Calleja.

Esta es una experiencia totalmente recomendable, sin lugar a dudas, y una de las que más me gustó en mi viaje a los torrentes de agua. Si quieres saber más acerca de los vuelos, échale un vistazo al artículo sobre volar en helicóptero por las Cataratas del Niágara donde descubrirás todos los detalles para disfrutar de esta actividad única en tu viaje.

7. Maravíllate con el espectáculo de luces de invierno

Festival de Luces | ©Shriram Rajagopalan
Festival de Luces | ©Shriram Rajagopalan

Si tienes la suerte de visitar las Cataratas del Niágara en invierno disfrutarás de uno de los espectáculos más mágicos que he visto en mi vida. ¡Tan solo equiparable a ir al musical del Rey León en Broadway!

El OPG Winter Festival of Light es una experiencia única que vivirás en las cataratas y que no encontrarás en otro lugar. Su decoración y sus luces te transportan a un mundo de ensueño. Logran dejarte boquiabierto.

¿Qué tiene de especial? El evento transforma las Cataratas del Niágara en país de las maravillas con millones de luces y exhibiciones tanto dentro del parque natural como en los principales distritos turísticos de la ciudad. Descubre aquí la mejor época para visitar los saltos de agua, entre ellas la Navidad.

Vive la Navidad en las cataratas

Este festival se celebra de noviembre a febrero. Anota en tu agenda, que tienes 101 noches para ver la iluminación del festival. Una tradición anual que para muchos canadienses y turistas es la escapada perfecta para sumergirse en el espíritu navideño. En invierno, las cataratas heladas son aún más bonitas con esta iluminación nocturna. ¡La belleza de este enclave bien vale exponerse al frío extremo!

Nuria’s Traveller Tip

Visitar las Cataratas del Niágara en Navidad es un plan ideal. Hay espectáculos de música, cuentacuentos y más de cien árboles y renos iluminados. ¡Será inolvidable!

8. Haz una caminata por la reserva natural de Niagara Glen

Dentro de la reserva natural | ©SteFou!
Dentro de la reserva natural | ©SteFou!

Las Cataratas del Niágara son una atracción muy turística a cualquier hora del día, donde es una constante ver a la gente con sus chubasqueros por todas partes. Es por ello que descubrir pequeños tesoros alrededor, como la reserva natural de Niagara Glen, que no figura normalmente en las guías de viajes, es siempre una gozada.

Este impresionante lugar está lleno de vegetación y tiene una gran variedad de flora y fauna. Mi consejo es que aproveches una mañana para realizar una caminata, andando o en bicicleta, y estar en contacto con la naturaleza y descansar de las atracciones turísticas. ¡Además es una actividad gratuita!

9. Explora el colorido pueblo Niagara-on-the-Lake

Niagara on the lake en Invierno | ©Dalma Dioszegi
Niagara on the lake en Invierno | ©Dalma Dioszegi

En los alrededores de las cataratas y del desfiladero del río Niágara encontrarás vistas increíbles, jardines frondosos, más de 24 kilómetros de senderos y sitios históricos. Uno de mis descubrimientos favoritos, a tan solo 20 minutos de las cataratas, fue conocer el pueblito Niagara-on-the-Lake, una villa de lo más cuqui situada en la esquina de la desembocadura del río Niágara en el lago Ontario.

Esta localidad, famosa por sus viñedos y sus bodegas, está llena de pintorescas y coloridas casas de madera del siglo XIX, tiendas con mucho gusto, jardines llenos de flores y una cuidada arquitectura. Lo mejor es perderse por sus calles llenas de patrimonio histórico y dejar que te sorprendan. Muy cerca, además, puedes encontrar un reloj hecho con flores.

No te pierdas el Festival Shaw de teatro

Además, si tienes pensado visitar las cataratas entre abril y octubre y después recorrer Niagara-on-the-Lake, podrás disfrutar de uno de los festivales de teatro más importantes de Norteamérica, el Festival Shaw, que se celebra desde hace 60 años.

Nuria’s Traveller Tip

El sábado por la mañana, de mayo a octubre, acércate en Niagara-on-the-Lake al Market At The Village en el que granjeros y productores locales se reúnen para vender sus productos artesanales.

10. Disfruta de una buena cata de vinos

IceWine en el Niagara on the Lake | ©Anthony
IceWine en el Niagara on the Lake | ©Anthony

¿Eres amante de los vinos? Aunque Francia e Italia (sobre todo, la región de la Toscana) sean algunos de los lugares más conocidos del mundo por sus viñedos, Niágara también es un pequeño paraíso de esta bebida. ¡La región acoge más de 80 bodegas vinícolas!

¿Te gustaría visitar una de ellas y descubrir los maridajes perfectos? Mi consejo es que aproveches tu visita al pueblo Niagara-on-the-Lake, el destino número 1 según TripAdvisor en cuanto a vino y comida en Canadá, y te adentres en una de las 30 bodegas que se encuentren en la localidad. Eso sí, luego no conduzcas.

Prueba una copa de ice wine

En concreto, te recomiendo que si vas a visitar una bodega pruebes una copita del ice wine, que es un vino único y muy original que se elabora con la uva madura en sus primeros procesos de congelación. De ahí el nombre. ¡Tiene un sabor muy dulce y está delicioso!

Un festival para los amantes del vino

La zona también es famosa, además de por su espectáculo de teatro, como te comenté, por ser la sede del Festival Icewine, que se celebrará del 6 al 23 de enero de 2022, un evento anual de dos semanas en el que degustar la típica bebida canadiense y disfrutar de los paisajes helados de la zona.

Otros datos de interés para tu visita a las cataratas

Parado Turistuco Cataratas del Niagara | ©Shlomo Shalev
Parado Turistuco Cataratas del Niagara | ©Shlomo Shalev

Ya tienes una lista completa de cosas que ver y hacer que hará que tu visita a las Cataratas del Niágara resulte toda una experiencia, pero aún te quedan algunos detalles por atar, ¿verdad? Presta atención a estos puntos y redondea del todo tu visita.

Cómo llegar en autobús desde la Gran Manzana

En mi caso, opté por ir en bus porque me parecía la opción más económica. Te garantizo que este viaje no fue tan incómodo como te imaginas. No obstante, echa un vistazo a los mejores tours en autobús a las Cataratas del Niágara desde Nueva York.

Esta excursión la agradecerás, más si cabe, si viajas desde la Gran Manzana y quieres escapar del mundanal bullicio de la ‘ciudad que nunca duerme’. Aquí te dejo una guía sobre cómo ir a las Cataratas del Niágara desde Nueva York. Echa un ojo también a las mejores excursiones de uno o dos días desde la Gran Manzana al Niágara. ¡La paliza merecerá la pena!

Consejos prácticos para sobrevivir a las cataratas del Niágara

Si tienes tiempo, no te pierdas tampoco algunos de mis consejos para visitar las Cataratas del Niágara desde la Gran Manzana! Estoy segura de que te vendrán bien para empezar a organizar tu viaje.

Por último, si me permites otro consejo, alójate en la parte canadiense porque aquí están las mejores vistas panorámicas y podrás contemplar las tres cataratas: American Falls, Bridal Veil Falls (Velo de la novia), en el lado estadounidense, y Horseshoe Falls, en la parte canadiense. No obstante, toma nota de los tours por el lado americano de las cataratas.

¡Ah! Te recomiendo además que te quedes a dormir en la carretera junto al río en una de sus viejas casonas reconvertidas hoy en casas con encanto que ofrecen alojamiento y desayuno. Despertarse con estas vistas en mitad de la naturaleza no tiene precio. Y ahora sí, ¡bon voyage!