Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Visitar el campo de concentración de Sachsenhausen

Este viaje al pasado es doloroso pero necesario. Te cuento cómo visitar el campo de concentración más cercano a la capital.

Isabel Catalán

Isabel Catalán

Lectura de 6 minutos

Visitar el campo de concentración de Sachsenhausen

Campo de concentración Sachsenhausen | ©MandyM - Wikipedia

Durante la II Guerra Mundial, los nazis levantaron muchos centros de internamiento por toda Europa pero entre todos ellos el que estaba considerado como el prototipo ideal para plasmar los ideales del régimen nacionalsocialista era el campo de concentración de Sachsenhausen.

Tras los duros hechos ocurridos en el campo aquellos años, el campo de concentración Sachsenhausen fue transformado en un memorial en honor a las víctimas de la barbarie, para que estos terribles acontecimientos jamás vuelvan a repetirse. Te explico cómo visitarlo.

Cómo son las visitas guiadas al Campo de Concentración de Sachsenhausen

Entrada al campo de concentración | ©Mendeztrives - Wikipedia
Entrada al campo de concentración | ©Mendeztrives - Wikipedia

La del campo de concentración de Sachsenhausen está considerada como una de las visitas imprescindibles que hacer para quienes viajan a Berlín. Para verlo, ésta es la opción más completa y popular.

En qué consiste esta excursión

Se trata de una excursión a Sachsenhausen de 6 horas para conocer junto a un guía hispanohablante (acreditado por el propio memorial) la historia de este lugar, el tipo de presos que albergó y sus duras condiciones de vida. Llegó a tener alrededor de 60.000 prisioneros, de los que más de 12.000 no consiguieron escapar vivos.

Además, este tour a pie te mostrará los sitios más importantes del campo como el barracón 38, las celdas de castigo, el patio central o la enfermería donde se realizaban experimentos humanos con los internos.

Durante la visita también escucharás varios testimonios de los supervivientes, verás algunas imágenes del campo tomadas por las SS así como documentación secreta hallada al acabar la guerra.

Por qué hacer esta excursión guiada

Sin duda, te recomiendo hacer esta excursión a Sachsenhausen con un guía en lugar de hacerla por tu cuenta principalmente porque no tendrás que preocuparte de cómo sacar allí las entradas y porque dispondrás de la narración de un guía profesional que resolverá tus dudas y le dará contexto histórico a lo que veas en el campo, lo cual es bastante conveniente en un sitio de estas características.

Información de interés

  • Duración: 6 horas
  • Recomendado si... quieres conocer Sachsenhausen pero no tienes mucho tiempo para planificar por tu cuenta la visita.

Qué es y qué verás en el campo de concentración de Sachsenhausen

Zona de fusilamientos | ©Mendeztrives - Wikipedia
Zona de fusilamientos | ©Mendeztrives - Wikipedia

La Alemania Nazi diseñó este lugar como el prototipo ideal en el que plasmar los ideales del régimen nacionalsocialista y llegó a albergar la oficina de administración central de los otros campos de concentración.

Surgió como un centro de detención y campo de trabajo para presos políticos pero los nazis no tardaron en internar también a personas a quienes consideraban inferiores por su raza, religión u otras características.

Durante el tiempo en que Sachsenhausen estuvo operativo (1933-1945), miles de personas fueron sometidas a trabajos forzosos, torturas, hambrunas, experimentos humanos y finalmente al exterminio.

Tras la liberación del campo de concentración por la URSS, Sachsenhausen se convirtió en campo especial del servicio secreto soviético y en otro centro de detención para reos de la RDA. Desde 1993 es un memorial a las víctimas de aquella época.

Qué verás

Debido a que Sachsenhausen se desmanteló casi por completo en los años 50, la mayor parte del campo de concentración está vacía y apenas queda nada de la infraestructura original. No obstante, muchas partes se reconstruyeron siguiendo los modelos usados por los nazis y con los mismos materiales para darle mayor autenticidad y precisión.

  • Torre A: la torre de vigilancia por la que se accede al campo de concentración.

  • Barracones 38 y 39: eran los edificios en los que se hacinaba a los prisioneros judíos. Se pueden observar las reconstrucciones de las literas y lavabos que se hicieron posteriormente de acuerdo al testimonio de supervivientes. Hoy conforma el Museo de la Resistencia.

  • Celdas de castigo: era la cárcel del campo. Aquí se encerraba a los presos más importantes y la Gestapo aplicaba castigos brutales.

  • Cocina y lavandería: dos barracones con exposiciones permanentes sobre Sachsenhausen.

  • Foso de fusilamiento, cámaras de gas y fosa común: lugares donde los nazis asesinaban a los reos y más tarde los enterraban.

  • Enfermería y morgue: era el sitio donde se practicaban experimentos humanos con los internos y donde se almacenaban algunos de los cadáveres.

  • Torre E: esta torre muestra una exposición sobre la relación entre Oranienburg y Sachsenhausen.

  • Patio central: era el espacio donde los nazis obligaban a los presos a hacer formación durante largas horas expuestos a la lluvia, el frío y el calor o donde realizaban ejecuciones públicas en la horca.

  • Monumentos: en el campo hay varios memoriales dedicados a las víctimas como el memorial soviético, el del patio central, las placas dedicadas a los prisioneros españoles o el monumento junto a la desaparecida cámara de gas a todos los asesinados en Sachsenhausen.

Por qué merece la pena visitar el campo de concentración de Sachsenhausen

Leyenda en la puerta: El trabajo os hará libres | ©Mendeztrives - Wikipedia
Leyenda en la puerta: El trabajo os hará libres | ©Mendeztrives - Wikipedia

Dada su cercanía a Berlín, una excursión a Sachsenhausen te permitirá ahondar en un episodio trágico de la historia de Europa, empatizar con el sufrimiento de muchas personas y reflexionar acerca de lo ocurrido aquí para que nunca más se repita. Además, si te gusta la Historia, verás en persona uno de los lugares más importantes en el desarrollo de la II Guerra Mundial.

Sin embargo, para hacerla debes tener en cuenta que es una visita muy dura. Antes de unirte a esta excursión deberás mentalizarte y prepararte para lo que vas a ver y oír aquí. Habrá momentos en que se te ponga un nudo en la garganta y la piel de gallina al recorrer este lugar e imaginar las aberraciones que se cometieron en este sitio.

Por eso, te advierto que el tour por el campo de concentración de Sachsenhausen puede no ser adecuado si eres una persona muy sensible. De hecho, no se recomienda la entrada a niños menores de 12 años por la crudeza de las exposiciones.

Planifica tu visita al campo de concentración de Sachsenhausen

Hornos crematorios | ©Mendeztrives - Wikipedia
Hornos crematorios | ©Mendeztrives - Wikipedia

¿Dónde está?

Straße der Nationen 22, 16515 Oranienburg

¿Cómo llegar?

Estas excursiones no incluyen el desplazamiento a Sachsenhausen dada la cercanía del campo a Berlín, por lo que puedes ir por cuenta propia perfectamente. Éstas son los transportes que puedes tomar:

  • En tren desde Berlín: Toma la línea S1 (S-bahn Wannsee dirección Oranienburg) en la estación Berlin Friedrichstraße y baja en la estación de Oranienburg que es la última parada. Para viajar necesitarán un billete válido para zonas ABC. Los trenes pasan cada 20 minutos y el trayecto dura unos 45 minutos.

  • A Sachsenhausen desde la estación de tren de Oranienburg: Puedes andar 20 minutos hasta el campo de concentración (no te preocupes, el camino está bien señalizado) o tomar a la salida de la estación los buses 804 (dirección Malz) y 821 (dirección Tiergarten) que conducen al memorial.

  • En coche desde Berlín: Toma la autopista A111 a Hamburgo. Cuando llegues a Oranienburger Kreuz coge la A10 dirección Prenzlau y sal en Birkenwalder. Luego toma la B96 hacia Oranienburg y una vez allí sigue las señales con la indicación “Gedenkstätte” hasta Sachsenhausen. El trayecto dura unos 50 minutos.

Horarios

Abre todos los días:

  • Del 15 de marzo al 14 de octubre: de 8:30 AM a 6 PM.
  • Del 15 de octubre al 14 de marzo: de 8:30 AM a 4:30 PM.

Los museos cierran los lunes.

Qué debería llevarme al campo de concentración de Sachsenhausen

  • Este lugar es grande y hay que caminar un poco entre los diferentes puntos de interés por lo que te aconsejo llevar calzado cómodo. En cuanto a la vestimenta, al tratarse de una visita a un memorial, te recomiendo ponerte ropa formal por respeto.

  • En el campo de concentración se pueden tomar fotos, de modo que no hay problema en llevar tu cámara pero recuerda que Sachsenhausen es un memorial a las víctimas del nazismo, por lo que a la hora de hacer fotografías trata de hacerlo con cierta consideración.

  • Para el camino de vuelta a Berlín te aconsejo llevar una botella de agua y algún snack por si se te abre el apetito.

6. Otras excursiones que te pueden gustar

Si durante tu viaje a Berlín te gustaría hacer más excursiones aparte de ésta, echa un vistazo a Los mejores tours y excursiones desde Berlín donde encontrarás más ideas para aprovechar al máximo tu escapada.

Preguntas más frecuentes

  • ¿Qué lugares del campo de concentración podré visitar en este tour?

    Revivirás la historia del campo, visitando su laboratorio, enfermería, las cárceles y los cuarteles, así como las celdas de castigo y el crematorio en un amplio recorrido a pie del lugar mientras escuchas la emotiva narración de un guía experto.

  • ¿Qué incluye una visita al campo de concentración?

    Todas las excursiones incluyen la guía de un experto local y un mapa de la ciudad, y las opciones privadas suelen incluir recogida en el hotel.

  • ¿Algo que debería saber antes de visitar Sachsenhausen?

    Probablemente, te preguntarás si se permite hacer fotos, y aunque están permitidas es muy fácil hacer una foto que no sea del todo apropiada en estos lugares, por lo que te recomendamos pensar antes de disparar. En este sentido, piensa bien la ropa que vas a llevar, para evitar llevar cualquier tipo de consigna o eslogan incómodo.