Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Museo de Ana Frank: entradas, tours, horarios, etc.

Visitar el Museo de Ana Frank en Ámsterdam es un planazo: descubre los atractivos de este fragmento de historia en Holanda, y cómo acceder a conocer, desde dentro, el escondite en el que estuvo Ana Frank.

Ana Caballero

Ana Caballero

Lectura de 10 minutos

Museo de Ana Frank: entradas, tours, horarios, etc.

Casa de Ana Frank, Ámsterdam, | ©Charles

El Museo de la Casa de Ana Frank en Ámsterdam fue creado colaborando junto con Otto Frank, el padre de la niña cuya historia recorrió el mundo entero. La organización que gestiona el espacio se encarga de contarle la historia de Ana Frank al mundo entero, y abre, para que puedas conocerlo, el escondite en el que estuvo su familia durante el holocausto.

Las entradas para el Museo de Ana Frank se pueden comprar con o sin el programa introductorio. Si bien es opcional, es interesante vivir la experiencia completa, para ponerse en contexto antes de dar un paseo por las instalaciones. Eso sí: la introducción está hecha en inglés.

Esta es una atracción especialmente recomendada si quieres meterte de lleno en la historia de Europa.

¿Cómo se compran las entradas para el Museo de Ana Frank?

Exterior de la casa de Ana Frank | ©Daryl Mitchell
Exterior de la casa de Ana Frank | ©Daryl Mitchell

Las entradas al Museo de Ana Frank solo pueden adquirirse online, con un horario preestablecido, que puedes elegir entre las opciones que ofrece el museo. Esto es así no solo para al público general, sino también en el caso de comprar entradas para niños y entradas con tarjeta de descuento para el Museo de Ana Frank.

Las entradas para un mes se ponen a la venta los primeros martes del mes, por lo que debes prestar atención, pues, si se agotan, no te será posible adquirirlas.

Al acceder a la sección de la web para sacar entradas, probablemente tengas que hacer cola. Después de unos minutos -y esto, claro, depende de la demanda- podrás acceder a la sección donde comprarás tus entradas para el Museo de Ana Frank.

El precio del Museo de Ana Frank para adultos es de 14€. Ten en cuenta que las tarifas varían según la edad de los visitantes y las tarjetas de descuento para museos holandeses que tengan en su haber.

En cuanto a la visita con el programa introductorio para meterte de lleno en el Museo de Ana Frank y su historia, te costará 7€ más. Conoce las mejores opciones de museos en Ámsterdam.

Cuánto cuestan las entradas al Museo de Ana Frank

Fila para entrar a la casa de Ana Frank | ©mattmangum
Fila para entrar a la casa de Ana Frank | ©mattmangum

Las entradas al Museo de Ana Frank cuestan 14€ para adultos, 7€ para niños de 10 a 17 años, y 1€ para niños de 0 a 9.

En el caso de querer contratar también el programa introductorio, debes pagar un extra de 7€. El programa está disponible para visitantes mayores de 10 años.

¿Es recomendable contratar el programa introductorio para visitar el Museo de Ana Frank?

Dentro de la casa | ©Chan K
Dentro de la casa | ©Chan K

El programa introductorio es una charla de 30 minutos que te introducirá a la experiencia de visitar el museo. Si te conviene contratarlo o no, depende de si sabes o no holandés o inglés, que son los idiomas en los que se ofrece este programa. Si la respuesta es sí, entonces, definitivamente sería bueno que lo contrates.

El programa introductorio al Museo de Ana Frank dura media hora. Luego, podrás visitar el museo. Es una gran opción para ponerse en contexto antes de dar un paseo por la casa de la niña que ha conmovido a todo el mundo con su diario de memorias adolescentes.

Con el programa introductorio, tendrás información que ayude a complementar la que ya traes contigo, para estar más a tono con el contexto en el que te adentrarás. Entre otras cosas, vas a recibir información sobre la historia de Ana, sobre la Segunda Guerra Mundial. Además, podrás saber todo acerca de cómo se organizan el museo y la organización que lo rige.

¿Hay visitas guiadas del Museo de Ana Frank? ¿Merece la pena?

Entrada del Museo | ©Chan K
Entrada del Museo | ©Chan K

En el Museo de Ana Frank tienes la opción de comprar la entrada con programa introductorio, que te servirá para ponerte a tono. Sin embargo, el museo no ofrece visitas guiadas.

A pesar de esto, mi recomendación es que visites el Museo de Ana Frank y el mismo día, más temprano, hagas un tour desde el barrio judío hasta el barrio de Jordaan, que es donde está el museo. En estos tours, el foco estará puesto sobre la joven Ana, por lo que llegarás a la Casa de Ana Frank con otro tipo de motivación.

Esta excursión dura dos horas, y es una gran opción para conocer el Barrio Judío antes de ingresar al museo. Es ideal para amantes de la Historia del siglo XX. La visita guiada puede ser contratada en el idioma que elijas, así no te pierdes ningún detalle sobre la historia del Holocausto.

En la excursión, recorrerás el tramo entre el barrio judío hasta la Casa de Ana Frank, y podrás conocer uno de los episodios más oscuros de la historia mundial. Si estás buscando qué ver y hacer en Ámsterdam, encontrarás en la Casa de Ana Frankuna opción inmejorable.

Reserva un tour de Ana Frank por Ámsterdam

¿Están las entradas al Museo de Ana Frank incluidas en algún pase turístico de Ámsterdam?

Amsterdam Pass | ©HappyW
Amsterdam Pass | ©HappyW

El Amsterdam Pass no incluye las entradas para visitar el Museo de Ana Frank. De todas maneras, no hay ningún otro pase turístico de la ciudad que lo incluya en el paquete. Por ejemplo, el I Amsterdam City Card no lo hace.

Sin embargo, si contratas alguno de los mejores tours de Ámsterdam, verás que algunos sí tienen esa parada obligada, para que puedas conocer el Museo de Ana Frank y a la vez pasear por Amsterdam.

Incluso si tienes la Tarjeta para Museos neerlandesa deberás sacar entradas. En este caso, solo abonarás la tarifa de reserva, pero igual, si no compras la entrada, no podrás visitar el museo.

Horario de apertura del Museo de Ana Frank

Cuarto de Ana Frank | ©Jil D
Cuarto de Ana Frank | ©Jil D

Puedes visitar el Museo de Ana Frank de lunes a jueves desde las 9:00 a las 17:00, o, si decides ir un día entre viernes y domingo, desde las 9:00 hasta las 19:00.

Recuerda que la entrada se saca con anticipación, y que deberás elegir un horario dentro de ese rango antes de comprarla. No se pueden adquirir las entradas sin definir en qué franja del día irás.

Cómo llegar al Museo de Ana Frank

Indicacion hacia la casa de Anna Frank | ©Talya Price
Indicacion hacia la casa de Anna Frank | ©Talya Price

La Casa de Ana Frank en Ámsterdam está ubicada en el centro de la ciudad. Específicamente, en la calle Prinsengracht 263-267. Sin embargo, se entra al recinto a la vuelta de allí, en la calle Westermarkt 20.

Debes saber que, desde la Estación Central de trenes, estarás a aproximadamente veinte minutos caminando. También puedes tomar el tranvía 13 o el 17 y bajar en la parada “Westermarkt”.

Además, puedes tomar los autobuses 170, 171 y 172.
No olvides de tener siempre a mano Google Maps y una buena señal de internet, así evitas perderte y te mueves por la ciudad como si la conocieras desde siempre.

Si, para empezar, precisas saber cómo llegar desde el aeropuerto hasta Ámsterdam, te recomendamos que empieces por allí.

¿Es recomendable ir al Museo de Ana Frank con niños?

Estatua en conmemoracion a Ana Frank  | ©jack_g
Estatua en conmemoracion a Ana Frank | ©jack_g

Debes saber, primero, que el propio Museo tiene entradas para niños a partir de la más pequeña infancia. Esto es porque, definitivamente, el museo no tiene nada que haga que no sea recomendable asistir con ellos. Sin embargo, creo que es una decisión que deberías tomar personalmente.

A continuación, te cuento cómo veo las ventajas y desventajas de ir al Museo de Ana Frank con niños.

Ventajas:

  • Si estás de vacaciones, no tienes que perder la cabeza para pensar dónde dejarlos.
  • Si te gusta educar a tus hijos en el respeto a la diversidad, sin lugar a dudas encontrarás muy educativo este plan.
  • Las entradas para niños y adolescentes son realmente accesibles.

Desventajas:

  • Si tus niños lloran o gritan mucho, quizás te corte el clima.
  • No mucho más: ¡llévalos!

¿Has decidido viajar a Ámsterdam? ¡No dudes en consultar nuestros 10 consejos para viajar a Ámsterdam!

Principales elementos que no puedes perderte en el Museo de Ana Frank

Escondite de Ana Frank | ©Dennis Jarvis
Escondite de Ana Frank | ©Dennis Jarvis

El Museo de Ana Frank en Ámsterdam, como sabes, toma el espacio físico en el que vivió Ana Frank antes de ser encontrada, y recrea el espacio para que puedas entrar de lleno en su trágica historia. Lo que definitivamente no deberías perderte es la visita a la Casa de Atrás.

¿Te preguntas qué es la Casa de Atrás? Verás: se trata de, en serio, la casa de atrás en la que Ana Frank y su familia se escondieron de los nazis que invadían su ciudad. Los empleados que se encargaron de permitir el escondite, pudieron salvar algunas pertenencias tras haber sido detenida la pequeña, pero la mayor parte de ellas se perdieron.

Las habitaciones que verás al recorrer esta parte del museo serán distintas de las que realmente tuvo disponibles Ana Frank para sobrevivir a la guerra. Sin embargo, podrás recrearlas con fotos, señalizaciones, carteles y tus propias impresiones sacadas del Diario de Ana Frank. ¿Ahora coincides conmigo en que lo mejor es leerlo antes?

Si vas a viajar a Ámsterdam y deseas saber qué hacer durante cinco días en Amsterdam, no dudes en apuntar este plan como obligatorio.

Otra cosa que definitivamente no puedes perderte es de prestar atención cuando te encuentres de camino hacia la planta baja. Verás una sala con muchos objetos en exposición, y dentro de ella, sí: los diarios originales de Ana Frank. Te separará un vidrio de poder tocarlos, pero definitivamente podrás verlos.

Sin duda, un elemento de los más emocionantes del Museo de Ana Frank: poder ver de cerca aquellos viejos apuntes que un día descansaron bajo la pluma de la joven.

Por último, te recomendaremos pasar por la sala Free2choose, que es un espacio didáctico en el que podrás aprender a la vez que pones a prueba tus convicciones acerca de las libertades, el racismo. Podrás conocerte más en profundidad y medir tu tolerancia frente a las diferencias.

Así, descubrirás que el Museo de Ana Frank no solo es un espacio turístico: es una sala de resistencia, desde la que se promueven acciones para cambiar el curso de las cosas.

Cuánto tiempo necesitas para visitar el Museo de Ana Frank

Fotos de Ana Frank dentro del Museo | ©Jil D
Fotos de Ana Frank dentro del Museo | ©Jil D

Si bien el Museo de Ana Frank no tiene un límite de tiempo para tu visita, sí te será de utilidad saber que puedes recorrerlo en una hora, aproximadamente.

Luego, si tú deseas pasar más tiempo recorriendo sus instalaciones, bebiendo algo en la cafetería o paseando por la tienda del Museo de Ana Frank , serás libre de hacerlo como mejor te parezca.

Si contratas una entrada a la Casa de Ana Frank con un horario específico, lo que tendrás predefinido es la hora de entrada. La de salida, la eliges tú.

Por supuesto, más allá de esta amplitud, el Museo de Ana Frank tiene horarios de apertura y de cierre, y no podrás visitarlo fuera de estos. En el caso de ir de lunes a jueves, los horarios serán de 9:00 a 17:00. En el caso de reservar de viernes a domingos, serán de 9:00 a 19:00.

Sin embargo, hay excepciones a estos horarios. Si deseas visitar el Museo de Ana Frank en Ámsterdam, asegúrate de buscar esta información antes. Podrás hacerlo aquí

Dónde puedes comer cerca del Museo de Ana Frank

Cafeteria del Museo de Ana Frank | ©Cris Toala Olivares
Cafeteria del Museo de Ana Frank | ©Cris Toala Olivares

Esto te encantará. Puedes tomar un café no solo cerca, sino dentro del Museo de Ana Frank. El mismo museo te ofrece su cafetería, con vistas al Prinsengracht. En la cafetería del Museo de Ana Frank, podrás elegir entre bebidas frías y bebidas calientes.

Además, en la cafetería del Museo de Ana Frank en Ámsterdam tendrás disponible la posibilidad de pedir tentempiés, e incluso seleccionar alguna de sus opciones para almorzar allí mismo.

Solo puedes acceder a la cafetería si visitas la Casa de Ana Frank, y dentro de ella solo puedes abonar con tarjeta. Sin lugar a dudas, el solo hecho de conocer esta cafetería con una vista increíble ya es motivo suficiente para ir al museo, y ni siquiera es el motivo más interesante.

¿Es importante haber leído el Diario de Ana Frank antes de visitar el museo?

Resto del Diario de Ana Frank | ©Heather Cowper
Resto del Diario de Ana Frank | ©Heather Cowper

Esto no es una respuesta que yo pueda ofrecerte, porque realmente creo que depende del criterio de cada persona. En mi caso, y habiéndolo leído, puedo decir que creo que, cuantas más herramientas tengamos para adentrarnos en espacios así, más jugo les sacaremos.

No es que no vayas a entender lo que está ocurriendo si no lees el diario, claro que no. Sin embargo, supongo que se resignifican de otros modos las cosas que se observan al haber leído el relato de la joven Ana en primera persona.

Por cierto, creo que es una lectura obligatoria aún si no tienes intenciones de visitar el Museo de Ana Frank en Ámsterdam. La escritura de la niña-adolescente escondida, y con sus problemas tan cotidianos, tan mundanos, mientras todo se derrumba alrededor, es definitivamente una experiencia fascinante y conmovedora.

Sin embargo, debo decirte que, si no has leído el Diario de Ana Frank y no planeas hacerlo antes de viajar a Ámsterdam, igual podrás acceder a comprarlo en la mismísima tienda del Museo de Ana Frank. No tienes escapatoria, ¿eh?

Comprar entradas para el Museo de Ana Frank