Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

10 cosas que ver en Venecia en noviembre

Lo más habitual entre los que viajan a Venecia es hacerlo en verano. Sin embargo, la ciudad de los canales ofrece atractivos más que de sobra en otras estaciones. Un buen ejemplo son las actividades que tienen lugar en el mes de noviembre.

Joaquín Montaño

Joaquín Montaño

Lectura de 10 minutos

10 cosas que ver en Venecia en noviembre

Puente del Suspiro, Venecia | ©Alessio Furlan

Tras unos meses en los que miles de turistas acuden a ver los principales atractivos de Venecia, en noviembre el ambiente se vuelve más tranquilo. El ritmo se ralentiza y es el mejor momento para pasear sin encontrar aglomeraciones en las plazoletas, calles y monumentos de la ciudad.

En noviembre, además, Venecia celebra algunos de sus eventos más íntimos, casi concebidos solo para los venecianos. Desde el Día de Todos los Santos hasta la festa della Salute, pasando por la Conmemoración de los Muertos o San Martín, estos festejos reflejan de manera mucho más nítida la forma de ser y de vivir de los habitantes de la antigua Serenísima República.

1. Prueba los platos típicos venecianos del Día de Todos los Santos

Mercado de Pescado de Rialto | ©VeneciaU
Mercado de Pescado de Rialto | ©VeneciaU

Después de haber celebrado con fuerza la última gran fiesta de octubre, Halloween, Venecia se centra en otro evento mucho más tradicional: el Día de Todos los Santos. Como en el resto del país, se trata de una festividad muy relacionada con el catolicismo y en la que se rinde honor a todos los fallecidos.

Si estás en la ciudad en esas fechas comprobarás que esta fecha tiene dos vertientes diferenciadas en las que puedes participar. La primera, la religiosa, ya que todos los templos de Venecia celebran misas especiales durante ese día.

La segunda vertiente del Día de Todos los Santos está muy relacionada con la gastronomía. Tradicionalmente, era habitual preparar un banquete dedicado a los muertos como una manera de recordarlos y mostrar respeto. En la actualidad, vas a poder encontrar algunos platos típicos, como los que puedes ver en los tours gastronómicos por Venecia, en los restaurantes de la ciudad.

Reserva un tour gastronómico por Venecia

2. Conmemoración de los Muertos o Día de Muertos (Ognissanti)

Fotografia Aérea de la Isla de San Michele | ©Anton Nossik
Fotografia Aérea de la Isla de San Michele | ©Anton Nossik

El día 2 de noviembre se celebra otra festividad relacionada con la del Día de los Muertos. Se trata del Ognissanti, que podría traducirse como la Conmemoración de los Muertos. Aunque hay otros camposantos en la ciudad, sin duda el más interesante es el de la isla de San Michele (San Miguel). Hasta la invasión de Napoleón, los entierros en Venecia se realizaban en las iglesias y en los Campi.

En el cementerio están enterrados muchos venecianos y extranjeros ilustres, como Igor Stravinsky, Joseph Brodsky, Sergei Diaghilev, Ezra Pound y Luigi Nono. Igualmente, vale la pena buscar la escultura de bronce que los venecianos llaman La Bella Durmiente. Se trata de la representación de Sonia Kaliensky, una aristócrata rusa que se suicidó cuando sufrió un desengaño amoroso durante el carnaval de 1907.

El mejor transporte de entre todos los que hay para moverte por Venecia para llegar a la isla de San Michele es el vaporetto veneciano, tal y como ocurre en el resto de la ciudad.

3. Ópera en La Fenice

Teatro La Fenice | ©Benh LIEU SONG
Teatro La Fenice | ©Benh LIEU SONG

Sin importar que seas aficionado a la ópera o no, acudir a una representación en el mítico teatro de La Fenice (que abrió sus puertas por primera vez en 1792) debería estar en tu lista si acudes a Venecia en noviembre.

Solo por ver su bello interior, su atrio y las Salas Apolíneas ya vale la pena asistir a una representación o, si no puedes, visitarlo en otro momento. Además, su cercanía a la Plaza de San Marcos y otros monumentos hace que sea un lugar ideal para terminar el recorrido del día.

Para los que no hayan conseguido entrada, tarea algo complicada, pero no quieran perderse la oportunidad de asistir a una ópera en Venecia, siempre queda la opción de reservar entradas para la ópera itinerante en los palazzo.

Reserva una visita guiada al Teatro La Fenice de Venecia

4. Visita el Palacio Ducal sin tener que hacer cola y con menos turistas

Fachada del Palacio Ducal, Venecia | ©Son of Groucho
Fachada del Palacio Ducal, Venecia | ©Son of Groucho

El Palacio Ducal es una de las visitas imprescindibles en cualquier viaje a Venecia. Esto, en temporada alta, significa tener que hacer una cola considerable para entrar y realizar la visita en medio de una gran cantidad de turistas. Una de las ventajas del mes de noviembre es, precisamente, la posibilidad de disfrutar de este edificio sin aglomeraciones.

Te aseguro que esto marca una importante diferencia en la manera en la que vas a percibir todos los atractivos de un palacio que ha sido durante su historia desde la residencia de los dux hasta la prisión de la República de Venecia.

La mejor forma de ver el interior es contratar a un guía que vaya explicando todo lo que estás viendo. En líneas generales, la visita comienza por la Scala d’Oro, una escalera dorada que lleva al segundo piso. Verás obras de pintores tan renombrados como Tintoretto, Tiziano y el Veronés. Y por si fuera poco, la visita incluye atravesar el puente de los Suspiros, que comunicaba con los calabozos del palacio.

Reserva tu entrada sin colas para el Palacio Ducal

5. Vuelve a ser niño en las Fiestas de San Martino

Dulce de la Fiestas de San Martino | ©Aina Prat
Dulce de la Fiestas de San Martino | ©Aina Prat

La conmemoración de este santo está protagonizada especialmente por los niños. Estos salen a las calles cantando y gritando mientras los vecinos les ofrecen dulces preparados para ellos. En el caso de que vayas con niños a Venecia es posible que puedan unirse al festejo y degustar alguna golosina.

Ese día es también muy tradicional comer un postre con una curiosa forma. El dulce, una masa quebrada, es cocinado para que asemeje la figura del propio San Martino a caballo y portando una espada y un manto. Sin duda, vas a poder comprarlo en casi todas las pastelerías y cafeterías de la ciudad.

La Fiesta de San Martino es una de las festividades menos conocidas entre las que se celebran en Venecia, eclipsada por los carnavales de febrero en Venecia y los fastos de la Bienal. Sin embargo, se trata de una conmemoración muy querida por los venecianos y a la que debes unirte si te encuentras en la ciudad el día de su celebración, el 11 de noviembre.

6. Únete a los venecianos en una de sus fiestas más queridas: la Madonna della Salute.

Basílica Santa Maria della Salute | ©Jorge Franganillo
Basílica Santa Maria della Salute | ©Jorge Franganillo

Venecia celebra la festa della Salute el 21 de noviembre de cada año. Durante esta festividad, venecianos y los pocos visitantes que se acercan a disfrutar de la comida y el ambiente que se crea frente a la basílica de Santa María della Salute.

Su origen es bastante macabro: una epidemia de peste diezmó a la población veneciana en 1630. Como celebración por el final de esta epidemia, el Senado de la República de Venecia ordenó como construir la Basílica de Santa María della Salute.

Este origen explica el nombre de la celebración, Fiesta de Nuestra Señora de La Salud en español. El templo está situado en el setiere (barrio) de Dorsoduro y el ayuntamiento instala un puente temporal sobre el Gran Canal para que todos los venecianos puedan llegar a ella ese día.

La propia iglesia bien merece una visita por su belleza. Además, el 21 de noviembre es el único día del año en el que está permitido acceder a la zona bajo la cúpula, ya que normalmente el paso está limitado por unos gruesos cordones.

Según la leyenda, si pisáis un disco de bronce situado justo en el centro de la iglesia, debajo del gran candelabro, vuestra salud será estupenda durante todo el año.

Contrata un paseo en góndola por el Gran Canal

7. Prueba la castradina

Comiendo la castradina | ©Heraldo
Comiendo la castradina | ©Heraldo

La mayoría de las celebraciones que tienen lugar en Venecia tienen su reflejo en su rica gastronomía. La festa della Salute no podía ser menos y tiene su propio plato tradicional que se consume en los días anteriores y posteriores al 21 de noviembre.

Si te gusta el cordero, no puedes perder la ocasión de probar plato, la castradina, tal y como vienen haciendo los venecianos desde hace ya varios siglos.

En resumen, este plato consiste en una sopa con mucho sabor elaborada con carne de cordero salada, ahumada y sazonada. A esta base se le añade cebolla, vino y hojas de col. El método tradicional para cocinar la castradina exige varias horas de cocción, tantas que los mayores de la ciudad afirman que debe estar a fuego lento durante todo un día entero.

Si estáis en Venecia en estas fechas no vais a tener problemas en encontrar este plato en los mejores restaurantes de la ciudad. Como ocurre con este tipo de recetas, cada local se enorgullece de tener la mejor versión.

Reserva un tour gastronómico por Venecia

8. Bienal de Venecia

Entrada a la Bienal de Venecia | ©Naturpuur
Entrada a la Bienal de Venecia | ©Naturpuur

El mes de noviembre marca el final de la Bienal de Venecia, el evento artístico y arquitectónico más importante del mundo. Su origen se remonta a 1895, cuando nació con el propósito de promover todo tipo de disciplinas artísticas: cine, música, teatro, arquitectura, danza y artes visuales.

A pesar del nombre, desde hace algún tiempo se organizan actividades cada año. Como norma general, se van alternando anualmente la Muestra Internacional de Arquitectura y la Muestra Internacional de Arte.

La ciudad entera participa de este evento. Se podría afirmar que las actividades se dividen en tres lugares: los pabellones nacionales, la central internacional y diversos edificios, iglesias desconsagradas y palacios distribuidos por toda Venecia.

Si vas a viajar a Venecia en esta época te recomiendo que acudas a una oficina de turismo para obtener alguno de los folletos específicos sobre la Bienal. En ellos podrás ver las actividades programadas en cada momento y, así, elegir cuáles te interesan.

9. Sube al Campanile para contemplar Venecia bajo la luz de otoño

Campanario de San Marcos | ©Elliott Brown
Campanario de San Marcos | ©Elliott Brown

El mes de noviembre dota a la ciudad de los canales de una atmósfera totalmente diferente a la que se puede vivir en agosto en Venecia, por poner un ejemplo. Además de la lluvia, en algunas ocasiones la niebla desciende sobre la ciudad creando una capa fascinante.

La luz típica del otoño, más mortecina, unida a esa niebla puede hacer que una subida al Campanile de la Basílica de San Marcos se convierta en una experiencia única.

Este campanario de la extraordinaria Basílica de San Marcos mide 98,5 metros y es el punto más alto de la ciudad. Las vistas, obviamente, son estupendas en todas las épocas del año, pero en otoño la ciudad adquiere un aspecto casi fantasmagórico.

Reserva tu entrada para la Basílica de San Marcos

10. Excursión a Florencia para disfrutar de la fiesta de la Región Toscana

Visitando Florencia | ©dorfun
Visitando Florencia | ©dorfun

Los que tengan la fortuna de poder estar en Venecia durante aproximadamente una semana en Venecia pueden permitirse el lujo de realizar más de una excursión a otros lugares. Si has viajado a finales de noviembre, te recomiendo visitar Florencia en plena fiesta de la región Toscana.

En realidad, esta celebración es bastante reciente, ya que solo lleva realizándose desde el año 2000. A partir de esa fecha, cada 30 de noviembre se celebra que la Toscana fue el primer lugar del planeta en abolir la pena de muerte, en 1786.

Aunque Florencia tiene atractivos más que de sobra para acudir a ella, asistir a las actividades que se realizan durante esta celebración es algo que vale mucho la pena.

Tiempo en Venecia en noviembre

Mañanas en Venice | ©Martin Pettitt
Mañanas en Venice | ©Martin Pettitt

Noviembre en Venecia se caracteriza por la humedad, la baja tasa de luz solar y por la aparición de neblina a primera hora de la mañana. Además, según los datos históricos, hay unos seis días de precipitaciones durante todo el mes.

Siempre es aconsejable comprobar el tiempo antes de viajar para estar seguro, pero las estadísticas muestran que las máximas se mueven en torno a los 12º y las mínimas rondan los 5º. Ten en cuenta que la mencionada humedad y el viento hacen que la sensación térmica sea menor.

Afluencia de turistas en Venecia en noviembre

En Bote por el Grand Canal | ©Pedro Szekely
En Bote por el Grand Canal | ©Pedro Szekely

Si hay algún mes que pueda denominarse temporada baja en Venecia ese es noviembre. Tras los últimos coletazos del turismo masivo de octubre y antes de que llegue la Navidad en Veneciay el carnaval, la ciudad vive un breve periodo de tranquilidad.

En la práctica esto se traduce en una bajada de precio en los vuelos y hoteles, además de poder caminar por las calles de manera mucho más tranquila. Igualmente, las colas en los monumentos se reducen al máximo y el ambiente se vuelve mucho más local e íntimo.

Orientarse en Venecia: sus barrios

Ponte di Rialto | ©Shaun Dunmall
Ponte di Rialto | ©Shaun Dunmall

A pesar de su reducido tamaño, orientarse en una ciudad como Venecia no es sencillo. Sus calles estrechas y sus canales provocan que sea sencillo perderse, incluso si se usa alguna aplicación del móvil.

Una buena idea es, al menos, conocer los distritos en los que está dividida la ciudad. Esto te va a ayudar a planificar los recorridos y tener una idea de dónde se encuentra cada lugar:

  • San Marco: el más turístico y céntrico de la ciudad, con la mayoría de los lugares que se visitan en una estancia corta.
  • San Polo: situado cerca del puente Rialto, este barrio es de los más animados de toda la ciudad.
  • Castello: el barrio más grande de la ciudad, desde la zona del Palacio Ducal hasta el Arsenale.
  • Cannaregio: está situado al norte, justo encima del Gran Canal. Es el más poblado de la ciudad.
  • Santa Croce: al lado de San Polo. Aunque es el que menos turistas recibe, sus callejuelas e iglesias son muy interesantes.
  • Dorsoduro: abarca la zona suroeste y la isla de Guidecca. Tiene un ambiente muy estudiantil y, por lo tanto, animado.