Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

10 cosas que hacer en Florencia con niños

Florencia, en contra de lo que pueda parecer, es una ciudad muy recomendable para visitar con niños y en este post te descubro las mejores 10 actividades que puedes hacer en familia en la capital del renacimiento.

Carlos Bleda

Carlos Bleda

Lectura de 8 minutos

10 cosas que hacer en Florencia con niños

Carrousel | ©PicJumbo

Con tantos museos, iglesias y lugares históricos puedes pensar que Florencia es una ciudad aburrida para visitar con niños. Todo lo contrario.La capital florentina tiene mucho que ver y hacer también con los más pequeños. A las visitas más habituales, hay que sumar algunas actividades que los pequeños de la casa disfrutarán especialmente.

Los numerosos museos de la ciudad adaptan sus visitas para hacerlas más amenas para los pequeños, los monumentos y lugares turísticos tienen tarifas especiales e incluso Florencia es el escenario de uno de los videojuegos más populares entre los niños…y no tan niños. Descubre las 10 mejores cosas que hacer en Florencia con niños a continuación.

1. Subir a la cúpula del Duomo.

Exterior de la Cúpula | ©Vicente Camarasa
Exterior de la Cúpula | ©Vicente Camarasa

Visitar la catedral Duomo de Florencia es una actividad obligada si visitas la ciudad. Visitar una catedral no suena especialmente divertido para los niños pero sí que puede serlo si te haces con las entradas para subir a la cúpula de Brunelleschi. Es una experiencia diferente que puede hacer que los más pequeños se lo pasen en grande subiendo por los estrechos pasillos y escaleras de la cúpula. Sobre todo porque la subida es algo agobiante para los adultos por la estrechez en algunos puntos mientras que para ellos es mucho más cómoda. Siempre es divertido ver “sufrir” a los adultos.

La catedral de Florencia, al igual que muchos puntos turísticos, ofrecen tarifas especiales para niños. En este caso la entrada al Duomo para los niños de 7 a 14 años tiene tarifa reducida.

Reserva un tour del Duomo con acceso a la cúpula

2. Visita los museos de Florencia.

Galería Uffizi | ©Matt Twyman
Galería Uffizi | ©Matt Twyman

Hay más de 70 museos repartidos por Florencia y todos ellos son aptos para niños. No te quedes sin visitarlos pensando en que los niños se van a aburrir pues sería un error. Hay museos como el de Leonardo Da Vinci o el de Galileo que albergan muchas piezas, como maquetas de los inventos de Da Vinci, con la que los niños pueden interactuar y disfrutar. Hay otros como el museo de historia natural que tiene una gran colección de dinosaurios y los clásicos como la Galería de los Uffizi o de la Academia ofrecen visitas guiadas pensadas para niños y que transforman la visita en una especie de búsqueda del tesoro.

Incluso existe el museo del niño en el Palazzo Vecchio que propone recorridos teatralizados, laboratorios y experimentos que los más pequeños disfrutarán seguro. Como ves no hay motivos para no visitar los mejores museos de la ciudad con niños y, además, todos ellos tienen tarifas especiales para niños.

Compra entradas para los museos de Florencia

3. Sube en tiovivo de la plaza de la República.

Carrucel en la plaza de la República. | ©Jesus
Carrucel en la plaza de la República. | ©Jesus

La plaza de la República es una de las principales de Florencia y de las más bonitas. Mientras los adultos disfrutan de la parte artística de la plaza los niños pueden pasarlo en grande en el tiovivo que hay instalado en la misma. Está instalado todo el año y un viaje tan solo cuesta 1 euro.

En la misma plaza también se encuentra la estatua del Porcellino. Una fuente con una figura de un jabalí sobre la que se ha creado una curiosa tradición. Consiste en meter la mano con una moneda en el hocico del animal y dejarla caer. Si la moneda cae dentro de las rejillas de la fuente significa que el Porcellino te ha dado suerte y podrás regresar a Florencia. Este “juego” siempre gusta a los pequeños.

4. Perderse en los laberintos de los jardines Boboli.

En los jardines Boboli | ©Andrey O!
En los jardines Boboli | ©Andrey O!

Otra parada obligatoria en Florencia es el palacio Pitti. Por suerte para los más pequeños los jardines de este palacio son un lugar ideal para jugar. Conocidos como jardines Boboli, los setos y árboles del mismo están dispuestos en forma de laberinto donde los niños pueden jugar a “perderse” mientras los adultos que los acompañan disfrutan de un agradable paseo por estos jardines palaciegos.

La entrada al palacio y los jardines cuesta 10 euros pero los niños tienen descuentos y además el primer domingo de cada mes la visita a los jardines es gratuita.

5. Espectáculo de títeres en el puente Vecchio.

Representación de títeres en el Ponte Vecchio | ©Susana García
Representación de títeres en el Ponte Vecchio | ©Susana García

El famoso puente Vecchio, además de una visita obligada en Florencia, es un lugar lleno de estímulos para los niños. En el puente hay todo tipo de negocios, locales de comida y actuaciones callejeras con las que no tendrán oportunidad de aburrirse. Además de un túnel “secreto” en la parte superior del puente.

Pero el principal reclamo para los pequeños de la casa es el espectáculo de títeres que se hace casi todos los días y a varias horas en el mismo puente Vecchio. Hay varias compañías de Florencia que hacen el show de manera gratuita, aunque aceptan propinas.

6. Pizza y helado, un combo ganador para los niños.

Las pizzerías se encuentran por todas partes en Florencia | ©Susana García.
Las pizzerías se encuentran por todas partes en Florencia | ©Susana García.

Pocas cosas triunfan más entre los niños que una comida a base de pizza y helado. Y estando en pleno corazón de Italia los niños pueden degustar los mejores helados, pizza y platos de pasta. Hay pizzerías y heladerías por todo Florencia pero mi recomendación es visitar el Mercato Centrale en el Barrio de San Lorenzo.

Aquí los niños no solo podrán comer sus platos favoritos sino que podrán aprender a hacerlos. En el mercado hay varios talleres para niños en los que cocineros italianos les enseñaran a hacer pizzas e incluso helados caseros.

Reserva una clase de cocina de pizza y helado

7. Vamos a la playa…¿En Florencia?

Playa en Florencia | ©Aleksandr Stepanov
Playa en Florencia | ©Aleksandr Stepanov

Si visitas Florencia en verano es probable que eches de menos un baño en la playa. Pues sorprendentemente es algo que tiene solución, ya que Florencia tiene playa. Lógicamente no es una playa normal, sino una artificial a orillas del río Arno.

Es un espacio muy bien acondicionado con sombrillas, hamacas y un chiringuito perfecto para tomar algo mientras los más pequeños juegan en la arena. Es una buena opción para los días más calurosos del verano florentino.

8. Sentirse como un Medici en el Palacio Vecchio.

Palazzo Vecchio | ©Hannes Hiller
Palazzo Vecchio | ©Hannes Hiller

Este típico palacio florentino se sitúa en pleno centro de la ciudad y actualmente hace de sede del ayuntamiento y de museo. Se puede visitar y los tours guiados por el palacio son una actividad muy recomendable para niños.

Además de descubrir los pasadizos secretos que hay en los aposentos del palacio, la actividad que más disfrutarán los pequeños es la de vestirse con ropajes típicos de los Medici. Esta actividad se incluye en la visita y suele ser la parte preferida de los menores. El Palacio Vecchio
alberga también el museo de los niños, que enseña la historia de Florencia a través de representaciones teatrales.

9. Tour en bici por el centro de Florencia.

Florencia en Bicicleta al Atardecer | ©Rnt20
Florencia en Bicicleta al Atardecer | ©Rnt20

Recorrer el centro histórico de Florencia a pie puede resultar tedioso para los niños. Una manera de convertir un paseo por sus calles en algo diferente y divertido es alquilar unas bicis. Todo el centro de la ciudad es peatonal por lo que no hay peligro de coches para los niños.

Dado que es una actividad cada vez más solicitada por locales y turistas en el centro hay varias tiendas que ofrecen el alquiler de todo tipo de bicis y a partir de unos 15 euros por día.

Reserva un tour en bici por Florencia

10. Conocer Florencia a través de los videojuegos.

Control de Videojuego | ©JÉSHOOTS
Control de Videojuego | ©JÉSHOOTS

Si tus hijos tienen más de 10 años y les gusta jugar a videojuegos es muy probable que hayan jugado al Assassins Creed. Este videojuego está ambientado en la Florencia del Renacimiento
y en el nuestro personaje recorren escenarios que visitarás como la Plaza del Duomo, el campanario de la catedral o el Battistero di San Giovanni.

Si lo han jugado seguro que disfrutarán visitando los escenarios de este popular videojuego. De hecho, hay tours específicos que recorren los puntos principales de Florencia con la historia del Assassins Creed como hilo conductor. Los videojuegos y el turismo pueden ir de la mano y esta es una actividad que seguro disfrutarán los niños…y también los adultos.

11. Una excursión de cuento fuera de Florencia: El parque de Pinocho.

En el parque de Pinocho | ©Timo Soderlund
En el parque de Pinocho | ©Timo Soderlund

Si nos sobra algún día por Florencia tenemos la oportunidad de compensar a nuestros hijos después de un viaje lleno de museos y monumentos haciendo una excursión fuera de la ciudad. En ese caso la mejor opción es visitar el parque de Pinocho.

Este parque temático se basa en la famosa novela de Pinocho de Carlo Lorenzini y en él están representadas varias escenas del cuento con atracciones y actividades interactivas pensadas para el disfrute de los niños.

El parque se encuentra en Collodi, a unos 80 kilómetros de Florencia. Llegar es sencillo pues en coche se tarda alrededor de 1 hora y también hay autobuses que van directos a Collodi. Es una actividad muy recomendable para que los niños disfruten en medio de tanta visita por Florencia y la Toscana.

Consejos para visitar Florencia con niños.

Museo Leonardo da Vinci | ©SG
Museo Leonardo da Vinci | ©SG

Viajar con niños requiere cierta paciencia y planificación, pero teniendo en cuenta una serie de puntos y recomendaciones no hay nada que no puedas hacer en Florencia. A continuación te dejo una serie de consejos a tener en cuenta si viajas a la ciudad florentina con niños:

  • Lo más importante es reservar la entrada a los museos y monumentos con antelación. Si no lo haces es bastante probable que te encuentres con largas colas y ya sabemos que los niños y las colas no se llevan bien.
  • En todos los sitios de interés turístico hay descuentos especiales para niños. Muchos de ellos también ofrecen visitas guiadas específicas pensadas para los más pequeños. Informarte de estos tours antes de visitar un museo o algún monumento.
  • Si viajas con carro no tienes de qué preocuparte. Florencia es bastante accesible en este sentido y en lugares como la catedral dejan entrar con carro y si no suele haber una consigna donde dejarlo para hacer tu visita sin problemas.
  • Informarte sobre los family tours. Estas son visitas guiadas por los principales lugares turísticos de Florencia pensadas especialmente para familias con niños. La ventaja de estos tours es que los guías adaptan la visita a los más pequeños con búsquedas de tesoros y actividades interactivas.
  • Si viajas en verano presta especial atención a la hidratación de los niños ya que las temperaturas veraniegas en Florencia son bastante elevadas.
  • Si viajas en coche con niños tren en cuenta que el centro de la ciudad es peatonal y no se puede acceder con coche. Hacerlo puede conllevar cuantiosas multas y los aparcamientos cerca del centro son bastante caros. Si es tu caso y viajas con coche, busca un alojamiento céntrico para ahorrarte a ti y a tus hijos largos paseos con carros.