Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Qué ver y hacer en Nápoles en 3 días

Si dispones de 3 días libres, no se me ocurre mejor plan que venir a conocer la histórica ciudad de Nápoles. Su catedral, sus calles subterráneas y el imponente Vesubio te esperan, ¿te lo vas a perder?

Carmen Navarro

Carmen Navarro

Lectura de 12 minutos

Qué ver y hacer en Nápoles en 3 días

Napoli | ©Erin Mc

Nápoles es una ciudad llena de cosas que ver y hacer. La ciudad italiana se ha ganado una enorme fama dentro del país por su increíble historia, sus obras arquitectónicas y, sobre todo, por su fascinante entorno cercano al volcán Vesubio y a pocos kilómetros de la popular Pompeya.

Si has querido venir a pasar 3 días en Nápoles y no sabes muy bien por dónde empezar para optimizar tus días, no te preocupes porque tengo el itinerario perfecto para ti. Conocerás en profundidad todo su casco histórico, visitarás las principales basílicas y museos, recorrerás el entramado subterráneo de calles y harás una fascinante excursión por Pompeya y su emblemático volcán.

Día 1 Conoce el Nápoles más histórico

Plaza Dante | ©Nick Bramhall
Plaza Dante | ©Nick Bramhall

Para tener una primera toma de contacto con la ciudad, te tengo preparado un día de lo más completo donde visitarás algunos de los imprescindibles de Nápoles, como su Catedral o su Museo Arqueológico. También podrás degustar algunos de los platos más ricos de su gastronomía y callejear por todo el centro histórico conociendo todo su entramado subterráneo.

Recorre el Museo Arqueológico y la Plaza Dante

Te propongo madrugar esta primera jornada para aprovechar bien el día y dirigirte a uno de los museos más importantes de todo Nápoles. El Museo Arqueológico tiene mucho por ver y está lleno de todo tipo de restos y antigüedades que abarcan desde lugares lejanos como Egipto y Oriente, hasta los mismísimos restos que dejaron la erupción del Vesubio.

Está considerado uno de los museos arqueológicos más antiguos e importantes en todo el mundo y sin duda es una parada obligada para tu viaje por Nápoles. Para llegar, puedes tomar el metro o el autobús hasta la parada Napoli Piazza Cavour, aunque está en una zona muy céntrica y si te quedas en un hotel turístico, seguro que puedes ir caminando. La entrada ronda los 15€ pero, si tienes suerte y estás en el primer domingo del mes, ¡te saldrá gratis!.

Contrata un tour guiado por Nápoles

Descubre el Nápoles subterráneo

Saliendo del museo, tendrás todo el casco antiguo de Nápoles por explorar. Para continuar con la aventura de conocer la parte más patrimonial de la ciudad, te propongo caminar tan solo 5 minutos hasta llegar a la entrada de uno de los recorridos más populares napolitanos; su ciudad subterránea.

Italia es una ciudad que, si te pones a escarbar un poco, seguro que acabas descubriendo restos de hace miles de años y este recorrido por el Nápoles subterráneo es muestra de ello. Hay pases guiados a cada hora y la entrada cuesta aproximadamente 10€, todo un chollo con el que poder adentrarte en todo el entramado de túneles. Podrás, incluso, salir a la superficie y ver los restos de un antiguo teatro romano.

Estos túneles subterráneos son uno de los grandes tesoros de Nápoles y, aunque no es muy apropiado para la gente que sufra claustrofobia, es un plan excelente que hacer en tu paso por la ciudad, pudiendo recorrer calles de miles de años de antigüedad que, incluso, fueron usadas durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Contrata un tour por el Nápoles subterráneo

Haz un rico tour gastronómico

Comiendo Pizza en Napoles | ©Jeremy Keith
Comiendo Pizza en Napoles | ©Jeremy Keith

A la salida a la superficie y después de una hora llena de emociones y una mañana inmerso en las curiosidades del museo, seguro que ya te ha comenzado a entrar hambre. Para el almuerzo puedes optar por probar suerte en alguno de los restaurantes del centro. Vayas a donde vayas, te aseguro que la pizza y la pasta al estilo napolitano será de primera.

Sin embargo, ya que estás por una de las zonas más céntricas de la ciudad, te propongo invertir tu tiempo de almuerzo en hacer alguno de los mejores tours gastronómicos para poder probar todas sus especialidades.

De esta forma, por aproximadamente 40€, contarás con un guía especializado que te llevará a callejear por las zonas más antiguas y te dará de probar la mejor mozzarella, diferentes tipos de pizza frita, platos locales y, cómo no, el típico gelatto. ¡Toda una delicia!

Contrata un tour gastronómico por Nápoles

Visita la Catedral y la Basílica di San Domenico Maggiore

Con el estómago lleno todo se ve mejor y ahora que ya has almorzado, te propongo ir a ver dos de los emblemas arquitectónicos del casco antiguo de Nápoles; su Catedral y su Basílica de San Domenico Maggiore.

La Catedral, también conocida como Duomo, es el centro religioso más importante de toda la ciudad y, aunque puede parecer menos llamativo que otras catedrales de Italia, tiene una gran relevancia para los napolitanos. Fue construida en el siglo XIV y en su interior cuenta con un extraordinario tesoro de figuras de plata. La entrada es gratuita y, justo después de comer, no suele estar tan abarrotada de turistas.

En cuanto a la Basílica de Domenico Maggiore, se encuentra a tan solo 10 minutos caminando desde el Duomo y, a pesar de que por fuera intenta pasar desapercibida, por dentro tiene todo un despliegue de arte gótico que la ha convertido en todo un referente en la ciudad. Se dice que entre sus cámaras llegó a vivir el mismísimo Santo Tomas de Aquino. La entrada también es gratuita aunque puedes pagar unos 5€ si quieres una visita guiada.

Pasea por la Plaza Garibaldi y Porta Nolana

Para terminar este primer día tan completito por Nápoles, te propongo que, al salir de la basílica, te dirijas en dirección oeste hasta llegar a la Plaza Garibaldi.

Este es uno de los puntos más neurálgicos de toda la ciudad ya que sirve de punto de conexión para todos los transportes. Cuenta con una estatua dedicada a Giuseppe Garibaldi, el famoso político y militar italiano.

Desde aquí, podrás llegar en pocos pasos a la famosa Porta Nolana, una gran arco de mármol con dos torres que, antiguamente, era una de las puertas de acceso de la ciudad.

A tan solo 5 minutos desde aquí, podrás llegar a la Plaza del Mercado, un lugar cargado de historia en el que, viendo las horas que son, podrás parar a descansar y picar algo para la cena en alguna de las trattorias que hay.

Día 2: Conoce la zona del puerto y disfruta del mejor anochecer de la ciudad

Castel Nuovo | ©Charlie
Castel Nuovo | ©Charlie

Para este segundo día te tengo preparado todo un itinerario por la zona más cercana al puerto que engloba todo tipo de atractivos culturales, así como tiempo para compras y para comer algo delicioso. Conocerás el Castillo Novo por la mañana y el del Huevo al atardecer, visitarás las grandes Galerías de Umberto I y verás los tesoros que esconde el Palacio Real, ¡Adelante!

Visita el Castillo Nuovo

Comenzarás este segundo día dirigiéndote, ya sea caminando o en metro, a la Plaza Municipio, desde donde podrás ver el enorme Castillo Nuovo, ubicado en la zona del puerto de Nápoles, una de sus zonas más históricas y culturales.

Este Castillo, construido a finales del siglo XIII, en plena época medieval, impresiona a todos sus visitantes con sus 5 enormes torres de defensa y su enorme foso.

Por fuera las vistas son increíbles pero, a pesar de que su interior tuvo que ser restaurado por los estragos del tiempo, merece la pena pasar para poder ver la pequeña iglesia de Palatina, ubicada en el patio interior o su Sala de los Barones, que cuenta con numerosos cuadros de la época.

La entrada cuesta tan solo unos 5€ aproximadamente y es un plan estupendo para hacer a primera hora de la mañana sin tanta gente.

Realiza tus compras en la Galería Umberto I

A la salida del Castillo, y para que no te abrumes por ver todo el rato durante tu viaje restos históricos, te tengo preparado un plan más dinámico y diferente. Aprovechando que desde el Castillo Novo estás a tan solo unos pasos caminando, te propongo que vayas a visitar la importante Galería Umberto I.

En su origen, estas famosas galerías, formadas por grandes cúpulas de vidrio y hierro, fueron diseñadas para poder sanear la mala fama que tenía toda la zona del puerto. Hoy por hoy, es uno de los puntos comerciales más importantes de la ciudad.

Te recomiendo que des un paseo sin prisas y, aparte de sacar fotos, eches un vistazo a los escaparates de las numerosas tiendas que hay en la parte baja ya sea para comprar regalos o algún capricho de tus vacaciones.

Prueba la mejor pizza de Nápoles

Después de una mañana de visitas y compras, seguro que te apetece parar a reponer fuerzas. No te preocupes porque estás en una zona llena de restaurantes y comida local. Puedes optar por comer algo en alguno de los restaurantes dentro de la Galería pero, si no quieres que tu bolsillo sufra mucho, puedes recorrer los alrededores.

Nápoles está lleno de locales con pizza de primera calidad. Ya sea para comer sobre la marcha o para sentarte delante del cuchillo y el tenedor, en esta zona de Nápoles podrás encontrar locales de muy buena calidad como Antica Pizza Fritta da Zia Esterina Sorbillo, especializado en la popular pizza frita napolitana.

Conoce la Plaza del Plebiscito y entra al Palacio Real

Plaza Plebiscito | ©Vyacheslav Argenberg
Plaza Plebiscito | ©Vyacheslav Argenberg

Para después de comer, no puedes dejar de visitar otra de las paradas obligatorias; la Plaza del Plebiscito a pocos minutos caminando. Este es uno de los lugares más importantes y, debido a su enorme extensión, se ha convertido en el lugar donde se celebran todos los actos importantes de la ciudad.

Esta enorme plaza cuenta con la famosa Basílica de San Francisco de Paula, de estilo neoclásico, con la cual podrás maravillarte con su fachada e incluso entrar a ver su interior.

También se encuentra otro de los tesoros de Nápoles, debido a su excelente estado de conservación, el Palacio Real. Este edificio tardó casi 200 años en construirse y en la actualidad, puedes entrar a recorrer todos sus aposentos y cámaras, las cuales te transportarán hasta pleno siglo XVII.

La entrada cuesta en torno a 6€ y sin duda es una parada obligatoria para conocer un poco mejor de la historia moderna de la ciudad.

Mira el atardecer en el Castillo del Ovo

Para terminar este segundo día, te propongo caminar unos 10 minutos en dirección sur y ver el atardecer en uno de los castillos más fotografiados de Nápoles; el Castillo del Ovo, o huevo en español.

Su curioso nombre se debe a una leyenda por la cual Virgilio habría colocado un huevo en su interior, prediciendo que, si este se llegara a romper, Nápoles estaría condenada a una gran tragedia.

Se trata de uno de los edificios más antiguos que quedan en pie de toda la ciudad y, a pesar de que en su interior no hay ninguna exposición o tour, ya simplemente pasear por lo que en su día fueron los dormitorios y celdas del castillo impresiona. Además, te recomiendo venir a última hora de la tarde ya que desde lo alto del castillo podrás ver unas preciosas vistas de toda la bahía de Nápoles con la luz anaranjada del atardecer.

La entrada es gratuita y es un bonito plan para despedir esta segunda jornada.

Día 3: Haz una excursión al Vesubio y Pompeya

Caminando en el Monte Vesubio | ©Kārlis Dambrāns
Caminando en el Monte Vesubio | ©Kārlis Dambrāns

En estos dos primeros días que has estado en Nápoles, te ha dado tiempo para conocer todo el entramado de sus calles y visitar algunos de los lugares más imprescindibles.

Es por eso que , para que tu viaje sea aún más completo, para este último día te tengo reservada una excursión que te dejará sin palabras; visitar el volcán del Vesubio y las ruinas de Pompeya.

Hay muchas excursiones desde Napoles al Vesubio y Pompeya así que puedes elegir la que más se adapte a tus gustos. Incluso, si vas muy justo de tiempo, puedes optar por ir solo a ver el Vesubio, que no está a más de 30 minutos del centro. Sin embargo, yo te voy a contar un itinerario completo de un día para que no te quedes con ganas de nada.

Reserva tu excursión a Pompeya y Vesuvio

Llega a Pompeya en coche, tren o excursión organizada

La mayoría de estos tours tienen todo incluido y, por alrededor de 90€, podrás incluso concretar que vengan a buscarte al hotel donde te estás hospedando. Desde aquí, comenzarás la excursión con un grupo de turistas que no suele ser mayor de 15 personas.

En poco más de 30 minutos habrás llegado a las impresionantes ruinas de la antigua ciudad de Pompeya, la cual quedó arrasada hace siglos por el volcán Vesubio. El tour incluye la entrada a este imponente lugar, el cual es considerado como uno de los mayores yacimientos arqueológicos de Europa.

Haz un tour a pie por la ciudad de Pompeya

Foro de Pompeya | ©Pablo Cabezos
Foro de Pompeya | ©Pablo Cabezos

Al llegar, podrás contar con un guía que te hará un recorrido de alrededor de 2 horas por toda la antigua ciudad. Pompeya tiene mucho que ver y hacer; conocerás el antiguo Foro, las termas e incluso los burdeles. Al haber quedado completamente sepultada bajo la lava, también se puede ver entre sus calles objetos conservados de la época e incluso restos humanos de personas que no pudieron escapar de la erupción.

Si lo prefieres, puedes hacer el recorrido por tu cuenta comprando la entrada por unos 10€ y llegar a Pompeya en un coche alquilado o en algún tren regional. Sin embargo, te recomiendo que valores la opción de la excursión, ya que te asegurara de poder ver todo Pompeya en un mañana y no perderte detalle.

Haz una parada para almorzar en Pompeya

Si has decidido finalmente venir por tu cuenta a visitar Pompeya, seguro que te estarás preguntando dónde comer en Pompeya y que sea rico y barato para poder seguir con tu ruta. Uno de los mejores sitios de la zona, sin duda, es I Matti, donde podrás comer un buen plato mediterrrano y reponer fuerzas.

Sin embargo, si optas por hacer una excursión organizada, el almuerzo estará incluido y podrás sentarte a comer una rica pizza mientras descansas para seguir tu camino rumbo al fatal cráter.

Reserva tu excursión a Pompeya y Vesuvio

Sube a lo alto del Vesubio

A tan solo 40 minutos de Pompeya se encuentra el volcán que acabó borrando a la ciudad del mapa; el Vesubio. Para poder bajar un poco la comida, uno de los mejores panoramas es realizar una accesible caminata que está perfectamente señalizada y que te llevará en poco más de una hora a la cima del volcán, desde donde podrás ver el cráter.

Este volcán es de los pocos que sigue activo en Europa y, a pesar de estar dormido, si te asomas podrás ver las columnas de humo salir desde sus entrañas. Además, desde lo alto de este imponente lugar, podrás tener unas vistas privilegiadas de todo el puerto de Nápoles.

También puedes optar por ir por tu cuenta desde Pompeya o desde Nápoles al Vesubio cogiendo un autobús por menos de 5€.

Sea como sea la forma que elijas de visitar estos lugares, te aseguro que terminarás el día maravillado por haber visto y recorrido uno de los mayores emblemas de Italia y será el broche de oro para terminar este fantástico viaje.

Cómo moverse por Nápoles

Metro de Napoles | ©sunshinecity
Metro de Napoles | ©sunshinecity

Como habrás podido ver en este itinerario, Nápoles es una ciudad que se puede pasear sin problema y que, por lo general, tiene agrupadas todas sus atracciones turísticas en una misma zona. Aún así, si te hospedas en una zona alejada, la ciudad cuenta tanto con un sistema de autobuses como de metro.

Si vienes pocos días a conocer Nápoles, también puedes valorar la idea de moverte en alguno de los buses turísticos de la ciudad, los cuales te llevarán rápida y cómodamente por los lugares más emblemáticos para que puedas condensar tu visita y verlo todo.

Este es un panorama también ideal en los meses de calor ya que Nápoles en verano suele tener un gran aumento de las temperaturas y la humedad y, creéme, se agradece poder hacer turismo con aire acondicionado.

Reserva tu bus turístico por Nápoles

Nápoles es una ciudad cargada de historia que vas descubriendo a cada paso que das. Si tienes unos días libres o quieres aprovechar un puente de 3 días, no te lo pienses y ven a enamorarte de esta hermosa ciudad italiana.

Itinerario por días

  • Día 1
  • Recorriendo el casco histórico y el Nápoles subterráneo
  • Museo Arqueológico y Nápoles subterráneo
  • Tour gastronómico
  • Catedral y Porta Nolana
  • Día 2
  • Castillos y Plaza Plebiscito
  • Castillo Novo y compras en Humberto I
  • Almuerzo de la típica pizza frita
  • Palacio real y atardecer en Palacio del Huevo
  • Día 3
  • Excursión al Vesubio y la ciudad de Pompeya
  • Visita a Pompeya
  • Almuerzo incluido
  • Recorrido por el Vesubio