Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Qué ver en Malahide en una excursión desde Dublín

En Malahide podrás encontrar la vida irlandesa fuera de la gran ciudad, el placer de lo sencillo y diferentes atracciones de las que hablaré a continuación. ¿Estás listo?

Ana Caballero

Ana Caballero

Lectura de 8 minutos

Qué ver en Malahide en una excursión desde Dublín

Malahide de Noche | @Miguel Mendez

Malahide es una visita que muchos turistas eligen a la hora de decidir qué ver y hacer en Dublín. Conocer la cultura local representa, para algunos viajeros, una parte fundamental de la aventura de conocer un país nuevo.

Con rincones pintorescos, monumentos históricos y una gran oferta de tiendas para hacer compras, comer y beber, Malahide es el lugar perfecto para alejarse del bullicio de la ciudad de Dublín. Si estás buscando información sobre este lugar tan tranquilo y relajado, te presento esta guía con todo lo que debes saber antes de visitarlo.

1. Haz un tour guiado

Atardecer en Malahide | ©Miguel Mendez
Atardecer en Malahide | ©Miguel Mendez

Una buena manera para conocer Malahide es a través de un tour guiado. Esta opción te permitirá descubrir los rincones de este pueblo antiguo y cautivarte a cada instante mientras recorres los diferentes puntos turísticos de la zona.

Un guía experimentado te irá contando acerca de la historia del pueblo y sus atracciones turísticas y monumentos históricos, para que no sólo te dediques a sacar fotografías, sino que además tengas información útil e interesante.

Este tipo de tour suelen durar medio día, y puedes elegir la opción combinada, que además te llevará a conocer el pueblo de Howth. Por su considerable cercanía, muchas veces se visitan juntos.

Podrás visitar los puntos emblemáticos del distrito como el famoso Castillo de Malahide, los jardines, y mucho más. Los tour se pueden realizar en lengua español y su precio suele rondar los 40€.

Si dispones de poco tiempo, esta es la opción adecuada para tu itinerario. El servicio de transporte te será más que cómodo y los guías conocen los atajos a las atracciones históricas que no te puedes perder en tu visita.

Reserva un tour guiado por Malahide desde Dublín

2. Piérdete en el Castillo de Malahide

Castillo de Malahide | ©Christof Berger
Castillo de Malahide | ©Christof Berger

¿Pensabas que sólo Escocia es tierra de castillos? Esta joya medieval del siglo XII, se levanta en medio de un gran parque en este pueblo de mucho encanto.

El Castillo de Malahide es una fortaleza llena de rincones encantadores. De hecho, es uno de los castillos más antiguos de Irlanda y un sitio que todos aquellos que buscan un poco de paz quieren visitar.

El Castillo fue habitado por el clan Talbot, que siempre estuvo muy involucrado a la historia de Irlanda y esta visita, te permitirá hacer un viaje en el tiempo a la época donde era habitado por esta familia..

Un poco de la historia de este castillo cuenta que esta fortaleza que sobrevivió a la Batalla del Boyne del año 1690. Un acontecimiento que encontrarás en todos los libros de historia de Irlanda.

En tu visita por el castillo de Malahide podrás contemplar diferentes sitios realmente únicos. En primer lugar, el Oak Room, la sala del roble, tiene un lujo y unos detalles que son difíciles de creer. Es una gran habitación señorial, decorada con gigantes paneles de madera absolutamente tallada a mano, que cubren paredes y techo. Todos estos relieves representan escenas de la Biblia muy conocidas, como Adán y Eva, la Tentación o la Expulsión del paraíso.

También podrás descubrir varios secretos en su construcción. Por ejemplo, uno de los paneles es una puerta que conduce a un sitio camuflado para esconder a los curas de aquella época. Recuerda que en este período había una persecución hacia el catolicismo, pero esta familia llevaba a cabo misas en esta sala. Si ocurría cualquier imprevisto, podían pretender que la misa era, en realidad, una reunión como cualquier otra. No hay misa sin cura, ¿no?.

El paseo incluye también una visita a las Salas de Estar decoradas en estilo georgiano, el Gran Salón y las habitaciones de los condes de Shrewsbury, en las que el reloj se paró en el siglo XIX.

Son 800 años de historia en los que te verás inmerso. Y es algo impresionante ver exactamente todos los objetos de la casa, que en cierta manera, parece que estuvieran dispuestos como si aún esperaran a sus dueños.

Datos de interés.

  • Horarios: de 9.30hs a 16.30hs, todos los días.
  • Precio: la entrada tiene un valor de 6.5€ para los niños y 14€ para los adultos. Sólo se puede visitar en una visita guiada. Tu entrada incluye el acceso a los jardines.

3. Disfruta al aire libre en los Jardines Botánicos

Jardines Botánicos Malahide | ©Juliano Costa
Jardines Botánicos Malahide | ©Juliano Costa

En el mismo terreno donde se encuentra el Castillo de Malahide, podrás encontrar sus estupendos jardínes botánicos, un hermoso refugio verde a sólo minutos de la ciudad de Dublín.

Dentro de los jardines, podrás identificar alrededor de 5000 variedades de plantas. Los jardines se vuelven un sitio perfecto para reunirse y disfrutar de un picnic de mediodía luego de visitar el Castillo, especialmente si has viajado en verano a Dublín

Si te apetece caminar, existen algunos senderos perfectamente señalizados para que puedas lanzarte a explorar.

Y si de los lujos de la familia Talbot estamos hablando, también podrás visitar un invernadero de estilo victoriano, una fascinante rosaleda y un estanque. Una completa maravilla natural.

Datos de interés.

  • Horarios: de 9.30hs a 16.30hs, todos los días.
  • Precio: la entrada tiene un valor de 4.5€ para los niños y 8€ para los adultos.

4. Descubre el Museo de Ferrocarril a Escala

Museo de Ferrocarril a Escala | ©baytram366
Museo de Ferrocarril a Escala | ©baytram366

Este museo interesante y particular tiene su sede en una casa de campo construida a principios del siglo XIX por un miembro de la familia Talbot. Su estilo rústico y su techo de paja hacen que todos quieran tomarle una fotografía.

El Casino Model Railway Museum, como se llama en inglés, ofrece una exposición increíble sobre modelos hechos a mano de Cyril Fry. Podrás encontrar toda la información, detalles y curiosidades en las pantallas interactivas, mientras disfrutas de esta obra de arte sobre la historia de los ferrocarriles irlandeses.

Es una parada obligatoria si vas con niños a Dublín, ya que se ven impresionados por el tamaño de la maqueta y todos sus pequeños componentes. ¡Ocupa alrededor de 240 metros cuadrados!

Datos de interés.

  • Horarios: de abril a septiembre funciona de martes a domingos, de 9.30hs a 18hs. Los días lunes abre a las 13hs. De octubre a marzo, abre de martes a domingos de 10hs a 17hs y los lunes de 13hs a 17hs.
  • Precio: la entrada tiene un valor de 5€ para los niños y 7.5€ para los adultos.

5. Explora la casa de mariposas de la ciudad

Niños en Malahide Butterfly House | ©JiameL
Niños en Malahide Butterfly House | ©JiameL

Curiosamente, la única casa de mariposas de toda Irlanda se encuentra en Malahide y tu podrás realizar una fantástica visita.

Malahide Butterfly House es un jardín especialmente creado para la cría y estudio de miles de especies de mariposas. Tan sólo entrar al recinto te verás rodeado de estas hermosas criaturas, que vuelan entre plantas tropicales y bosques encantados.

Si coges el folleto del Museo, podrás jugar a ir identificando sus nombres mientras vuelan alrededor de ti. También es una actividad muy amigable para realizar con niños ya que, además de las coloridas mariposas, existe una experiencia interactiva muy entretenida.

Datos de interés.

  • Horarios: de 10hs a 15hs, todos los días.
  • Precio: la entrada tiene un valor de 5€ para los niños y 8€ para los adultos.

Reserva un tour guiado por Malahide desde Dublín

6. Deambula por las calles del pueblo de Malahide

Calles de Malahide | ©Miguel Mendez
Calles de Malahide | ©Miguel Mendez

Si bien este pueblo marinero es considerablemente pequeño, no te puedes perder la posibilidad de descubrir la vida local. Encontrarás muchos sitios comerciales y pubs irlandeses por doquier donde hacer una pausa o realizar compras de deliciosos productos regionales.

El sólo hecho de caminar desde su estación de ferrocarril hasta el castillo es un paseo realmente mágico. Podrás encontrar ruinas de iglesias, un paisaje completamente verde y el tentador aroma a pescado frito, que te abrirá el apetito instantáneamente. ¡No te lo pierdas!

7. Conoce la iglesia del pueblo de Malahide

Iglesia de Malahide | ©Carlos D
Iglesia de Malahide | ©Carlos D

La Iglesia Católica de San Silvestre es una obra arquitectónica muy valiosa para todo el pueblo. Y no sólo es su estructura, también su historia, que la convierte en el núcleo religioso más importante del pueblo.

En el año 1537, se había impuesto la religión protestante, y todas las iglesias católicas se convirtieron. Pero en este pueblo, no había ningún fiel de esa religión, por lo cual la iglesia de San Silvestre quedó completamente abandonada. Mientras tanto, las misas se llevaban a cabo secretamente en el Castillo de los Talbot.

Pero los años pasan y la historia cambia y evoluciona, y hoy ha vuelto a sus años de gloria, Está abierta todos los días y de forma gratuita, para que hagas una visita y te adentres en esta increíble historia.

8. Relájate en la pequeña playa de Velvet Strand

Playa de Velvet Strand | ©William Murphy
Playa de Velvet Strand | ©William Murphy

Pero en este pueblo no todo son ruinas y jardines, también tienes la playa local. Si bien no es una playa de aguas cristalinas, el paisaje de la arena rodeada de dunas verdes es realmente muy bonito, y las vistas de las montañas de Dublín y del pueblo de Howth van a atraparte completamente.

Esta playa de 4 kilómetros de longitud es un sitio ideal para descansar, disfrutar de la naturaleza y del relajante sonido de las olas. Seguramente también verás algún surfista aprovechando para practicar sus destrezas en el mar.

En la playa de Velvet Strand las aguas son de poca profundidad, lo que la convierte, además, en un buen sitio para ir con niños.

9. Recorre el puerto y su paseo marítimo.

Puerto de Malahide | ©Irina Pislari
Puerto de Malahide | ©Irina Pislari

La zona del puerto de Malahide es donde transcurre la mayor parte de la actividad del pueblo. Podrás explorar descubrimientos arqueológicos y ruinas de la época de los vikingos, así como disfrutar de unas vistas magníficas desde este punto preferencial.

No te pierdas el paseo que recorre todo el puerto a orillas del mar. Un escenario bonito y reconfortante.

Y como seguramente sabías, también es el sitio para probar las delicias gastronómicas locales, ya que los principales platos a degustar contienen pescado, producto que encontrarás fresco los siete días de la semana y a toda horas.

10. Aprovecha tu visita y haz una escapada a Howth

Conociendo Howth | ©Karen Blaha
Conociendo Howth | ©Karen Blaha

El pueblo de Howth queda a tan sólo 14 kilómetros de Malahide y es un complemento muy valioso a la hora de conocer la cultura de Irlanda.

Si haces un tour a Malahide desde Dublín, algunas compañías incluyen la posibilidad de visitar ambos pueblos en un día. También puedes escoger dos tour en días diferentes y aprovechar todo lo que cada pueblo tiene para ofrecerte, que sería la opción más recomendable. Todo depende del tiempo que dispongas en la ciudad de Dublín.

Entre todas las atracciones que tienes que ver en Howth, te recomiendo recorrer sus calles y mercados, probar los platos locales y, además, encontrarás otro gran castillo que merece la pena visitar: el Castillo de Howth.

Si te gustó este artículo, podría interesarte…

Dublín desde lo alto del autobús turístico | ©William Murphy
Dublín desde lo alto del autobús turístico | ©William Murphy

Irlanda es un país lleno de atracciones y actividades a lo largo de su territorio y tu paso por Dublín es la oportunidad perfecta para realizar los mejores tour y excursiones desde Dublín.

Recuerda que si tienes pensado visitar diferentes atracciones mientras paseas por Irlanda, el Dublin Pass puede ser muy útil a la hora de ahorrar dinero.