Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Qué ver y hacer en Zúrich en 3 días

Tres días en Zúrich son suficientes para conocer todo lo que ofrece la ciudad e, incluso, para hacer algunas excursiones por sus alrededores

Carla Yaquer

Carla Yaquer

Lectura de 10 minutos

Qué ver y hacer en Zúrich en 3 días

Iglesia de Fraumünster desde el río | ©Jörg Vieli

Zúrich suele ocupar el primer lugar en cualquier itinerario por Suiza. Al ser la capital financiera del pequeño país alpino, su ciudad más grande y, uno de los puntos más altos de Europa, la invitación es a sumergirte en su paraíso invernal.

Tanto si eres un amante de la naturaleza, aficionado a los trenes panorámicos, interesado en la historia helvética o un trotamundos aventurero, en este post vas a encontrar un itinerario de 3 días con las mejores cosas que ver y hacer en Zúrich y sus alrededores para todos los gustos.

Día 1: Tour por el casco antiguo

Casco antiguo de Zúrich | ©Dennis Jarvis
Casco antiguo de Zúrich | ©Dennis Jarvis

Durante el primer día en Zúrich es una buena idea conocer las inmediaciones del Lago de Zúrich y el Río Limmat. Existen muchos atractivos que ver, pero te recomiendo que empieces por los monumentos, museos y sitios históricos del casco antiguo.

La excursión por Zúrich que te propongo la puedes realizar en transporte público, en Tuk-tuk, bus turístico o caminando, ya sea por tu cuenta o con un tour organizado por la ciudad.

Te recomiendo que lo hagas a pie, ya que en solo 4 kilómetros vas a encontrar un gran número de lugares interesantes que visitar. Si vas con guía, él te irá explicando lo que estás viendo. Si elijes ir por tu cuenta, te aconsejo que te informes antes para sacar más provecho del recorrido.

Iglesia Fraumünster

Fue fundada en el año 853 por el rey Luis el Germánico y tras conseguir hacerse con el control económico de Zúrich en el año 1045, se convirtió en un emblema para la ciudad.

En la actualidad, no se habla tanto de la abadía por su impacto económico, sino que son las vidrieras diseñadas por Marc Chagall y Augusto Giacometti las que roban los focos de atención de los visitantes en Fraumünster .

  • Dirección: Münsterhof 2, 8001 Zürich.

Reserva un tour guiado por Zúrich

Iglesia de San Pedro

Este templo marca la hora oficial de Suiza. Fue una capilla de la iglesia románica alrededor del año 1000 y fue reformada años más tarde, cuando se incluyeron la torre y reloj de la iglesia más grande de Europa.

En 1522, cuando los sacerdotes cercanos a Ulrich Zwinglio rigieron la Iglesia de San Pedro, esta se convirtió en otro de los sitios de interés obligado en la ciudad gracias a su papel durante la reforma protestante suiza.

  • Dirección: St.-Peter-Hofstatt 1, 8001 Zürich.

Museo WOW sala de la ilusión

Esta es la parada perfecta para las familias que viajan a Zúrich con niños. Durante un par de horas vas a poder escapar de la tradicional metrópoli alpina para sumergirte en patrones imposibles, reflejos alocados, ilusiones ópticas por doquier, escenarios increíbles y juegos interactivos en cada rincón (literalmente hasta ir al baño representa una ilusión). Es simplemente ¡ WOW !

Lleva en tu mochila una alta dosis de curiosidad e ingenio, tu móvil cargado, ropa ligera y estarás listo para la diversión.

  • Dirección: Werdmühlestrasse 10, 8001 Zúrich.

Museo Nacional de Zúrich

Al lado de la estación de tren Zürich HB vas a encontrar este histórico museo cuyo origen se remonta a 1898. Este es uno de los enclaves imprescindibles del pequeño país alpino, porque en su esbelto edificio se muestra la historia de Suiza entre colecciones de arte, esculturas, pinturas y manuscritos.

Al salir del Museo Nacional de Zúrich puedes almorzar en el restaurant Spitz, que se encuentra justo enfrente, o si lo prefieres, espera a cruzar el puente Walchebrücke y almuerza en cualquiera de los bistró alrededor de tu siguiente parada.

  • Dirección: Museumstrasse 2, 8001 Zúrich.

Reserva un tour guiado en autobús por Zúrich

Museo Kunsthaus

Un espacio ideal para los amantes del arte. Exhibe obras desde la Edad Media hasta exponentes del arte contemporáneo.

Kunsthaus fue inaugurado en 1910 y, desde entonces, Claude Monet, Pablo Picasso, Henri Matisse, Vincent van Gogh hasta Niki de Saint Phalle y otros cientos de artistas de renombre han dejado su huella en este museo.

  • Dirección: Heimplatz, 8001 Zürich.

La catedral de Grossmünster

Catedral de Grossmünster | ©Allie_Caulfield
Catedral de Grossmünster | ©Allie_Caulfield

Cuenta la leyenda que cuando el rey de los francos, Carlomagno, descubrió las tumbas de los mecenas de la ciudad, construyó una iglesia sobre ellas y en esas bases se cimentó la catedral del Grossmünster, cuna de la Reforma de la Iglesia en Zúrich.

No dejes de subir a la cima de la torre de Grossmünster para disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad.

  • Dirección: Grossmünsterplatz, 8001 Zúrich.

El puente Münsterbrücke

Para regresar a tu punto de origen, disfruta de un atardecer de postal cruzando el puente Münsterbrücke sobre el río Limmat. Este puente también conocido como Helmhausbrücke fue construido en piedra natural entre 1836 y 1838. Gracias a su conservación original, forma parte de los bienes culturales de importancia nacional.

De más está decir que hay muchos otros sitios bonitos por visitar en la ciudad. Todos los mencionados pertenecen al distrito 1, el más concurrido y cualquier itinerario por la ciudad debe incluir si no todos, la mayoría de estos espacios culturales.

Para finalizar el día, disfruta de una merienda con chocolate. Dieter Meier Oro de Cacao y ViCAFE Münsterhof son algunas de las cafeterías más populares de entre las que están cerca del puente.

Día 2: ¡A las cataratas más grandes de Europa!

Cataratas del Rin | ©Roland zh
Cataratas del Rin | ©Roland zh

Una vez que has dejado atrás los museos e iglesias, es el momento de moverte hacia otra clase de monumentos: las cataratas más grandes de Europa, las Cataratas del Rin.

Después vas a hacer senderismo por las mesetas de los Albis suizos y, para cerrar el día, vas a recorrer la ciudad en tuk tuk.

Mañana

Después de desayunar en tu hotel o en alguno de los restaurantes cercanos, llega el momento de emprender tu viaje hasta las Cataratas del Rin. Para ello, vas a encontrar un par de alternativas

  • La primera es hacerlo por tu cuenta. Para ello debes dirigirte a la estación de Sihlquai en Zurich HB y coger un autobús hasta Schaffhausen. En ese punto coges un tren panorámico hasta Neuhausen Rheinfall, lugar que se encuentra a 200 m de las cataratas. El recorrido total debe durar entre 55-70 minutos.
  • La segunda alternativa es sumarte a un tour. En mi artículo sobre cómo visitar las cataratas del Rin desde Zúrich te cuento todos los destinos que puedes combinar con las cataratas más grandes de Europa.

Si elijes el tour organizado, ten en cuenta que estos suelen ofrecer un recorrido de medio día pasando por lugares como Titisee-Neustadt — donde vas a encontrar los auténticos fabricantes de los relojes cucos y del pastel de selva negra—, el pintoresco pueblo de Schaffhausen y Lenzkirch.

Cualquiera que sea la opción que elijas, si has viajado a Zúrich en verano, no puedes dejar de pasear en barca por las cataratas, ni de subir a las plataformas, en especial a la roca, el punto rojo central desde donde tienes una vista de 360°. Después, puedes subir el sendero circular que bordea el Castillo de Laufen o pasear por el pueblo medieval de la zona.

Reserva tu excursión a las cataratas del Rin desde Zúrich

Tarde

Por la tarde, es buena hora para activar el cuerpo. Después de almorzar dirígete a la montaña Uetliberg, una de las rutas de senderismo más famosas de Zúrich.

Se trata de un lugar perfecto para caminar o andar en bicicleta, así como disfrutar de unas espléndidas vistas panorámicas, el lago de Zúrich y los Alpes.

¿Cómo llegar a la montaña Uetliberg? desde Zúrich HB —lugar donde te deja el tren o la excursión que hayas tomado—, puedes coger el tren S 10 hasta Uetliberg. Es un paseo de 30 minutos. La montaña se encuentra a 500 metros de la parada.

Una vez allí no pierdas la oportunidad de ver la ciudad desde la plataforma de observación de la Torre Uetliberg, que ofrece las mejores vistas de la campiña.

Noche

Fondue suiza | ©t-mizo
Fondue suiza | ©t-mizo

Para finalizar el día, date un capricho recorriendo Zúrich a bordo de un Tuk Tuk mientras cenas con vino y fondue de queso suizo.

Normalmente, este tipo de paseos duran entre 90-120 minutos y te llevan al corazón de la ciudad pasando por las calles de Grossmünsterplatz, Schauspielhaus, Sechseläuten, Bellevue, Wasserkirche, Grossmünster, Münsterhof, entre otras. Alrededor de Europaallee 8 vas a encontrar algunas de las compañías que realizan este tipo de paseos.

Reserva un tour en tuk tuk por Zúrich

Día 3: Europa desde las alturas: Alpes Suizos, Grindelwald, Jungfraujoch y Lauterbrunnen

Jungfraujoch | ©Richard Mortel
Jungfraujoch | ©Richard Mortel

El tercer día vas a dejar Zúrich atrás para ascender a las alturas de los Alpes Suizos. El recorrido te va a llevar por el encantador pueblo de Interlaken, seguido del Oberland bernés, el teleférico Eiger Express, hasta llegar al Pico Jungfrau, uno de los más altos en Suiza.

Puedes hacer el recorrido por cuenta propia cogiendo un autobús en la estación central de Sihlquai hasta la estación de Interlaken, donde tienes que subirte a uno de los los mejores trenes panorámicos desde Zúrich .

Dependiendo de lo que quieras ver, deberás ir cogiendo distintos autobuses para poder conocer la campiña de Grindelwald y la estación del glaciar Eiger.

También, para mayor comodidad, puedes coger una excursión de un día a los Alpes suizos desde Zúrich .

En ambos casos, el punto de partida será el mismo, la diferencia es que en el segundo te olvidas de estar pendiente de los horarios de los trenes, autobuses y conexiones. Además vas a poder escuchar los comentarios y anécdotas de los guías.

Interlaken

Interlaken es una ciudad muy bonita emplazada entre dos lagos de aguas esmeralda, el Thun y el Brienz. Cuando llegues vas a encontrarte en medio de vistas panorámicas de las montañas nevadas y pueblos de chalets.

Una vez que llegue a Interlaken, explora los alrededores. Puedes:

  • Subir a bordo de un crucero por los dos lagos. La salida se realiza en Thun, Interlaken Oeste, Interlaken Este o Brienz, y el paseo te lleva a conocer las Cuevas de San Beatus, las Cataratas de Giessbach el Castillo Oberhofen —el más fotografiado en Instagram—, el Castillo Hunegg, —una construcción con firma francesa que no pasa desapercibida—, el fabuloso Castillo Thun y otros tantos.
  • Cruzar el Puente panorámico de Sigriswil. Es uno de los tres puentes colgantes del popular sendero circular panorámico del Lago de Thun que une los senderos de montaña y de la orilla del lago. Si las vistas desde el valle son magníficas, imagina cómo se ve la ciudad desde 182 m de altura (echa un vistazo al vídeo del Panoramabrücke Sigriswil ).
  • Caminar por el lago de Brienz. Andar por la montaña del Oberland bernés y el entorno alpino consiguen relajar a los visitantes.
  • Disfrutar de las mejores panorámicas del valle desde el funicular de Harder Kulm.
  • Pasear por el Parque de la Fauna Alpina de Harder para ver marmotas y el íbice alpino o cabra salvaje de los Alpes.

Hay un montón de cosas interesantes que hacer en Interlaken y se puede pasar fácilmente un día entero. Además, en comparación con otras ciudades de Suiza, aquí no se requiere gastar mucho dinero.

Reserva una excursión a Interlaken y Berna desde Zúrich

Grindelwald

Teleférico de Grindelwald | © allPhoto Bangkok
Teleférico de Grindelwald | © allPhoto Bangkok

Este es otro de los pueblos que encanta con sus típicas casitas de madera, pero esta no es la única atracción del lugar. En Grindelwald puedes subir al teleférico Eiger Express del V-Cableway y llegar al Monte First (2.200 m) o al Männlichen (2.100 m) en tiempo récord.

También tienes a tu disposición los paquetes de aventura, con cuatro actividades a elegir:

  • First Flyer. Los viajeros que quieran experimentar la brisa alpina de primera mano tienen la opción de moverse en una tirolina de 800 m de distancia a 84 km/h, sentados en una silla rodeados únicamente por un paisaje de 10. Esta actividad está disponible durante el verano y el invierno. Son bienvenidas todas las personas con peso entre 35 - 125 kg y amantes de la adrenalina.
  • First Glider. Esta actividad merece ser rebautizada como el vuelo del águila, ya que te subes a una tirolina para desplazarte en un planeador a 83 km/h junto a otras 3 personas osadas. Se necesitan 10 años o más para sumarse a esta actividad, estatura mínima de 1.3 m y un peso máximo de 125 kg.
  • Mountain Cart. El Go-kart de las montañas alpinas, una de las mejores cosas que pueden hacerse en Zúrich durante el invierno . Sólo se requiere pasión sobre ruedas y una estatura de 1.3 m.
  • Trottibike Scooter. Una combinación entre el scooter y la bicicleta llegó a los alpes suizos y se llama Trottibike. El desplazamiento es agradable incluso en superficies con baches, gracias a su amortiguación y neumáticos. La Trottibike tiene su versión adulta y su versión infantil, perfectas para los paseos en familia. Son bienvenidos a disfrutar de esta actividad todas las personas con altura mayor a 1.25 m.

Jungfraujoch

Entre exuberantes paisajes con glaciares, ríos, valles y cascadas, vas a llegar al Jungfraujoch uno de los picos más altos de Europa gracias a sus 3.454 m de altura.

A este lugar puedes acercarte con el mismo teleférico que tomaste en Grindelwald o en tren si decides ir directo desde Interlaken.

En la región montañosa de Jungfrau se garantiza una nevada los 365 días del año. En este punto se encuentra el famoso Observatorio de Sphinx donde las vistas a los Alpes te dejan boquiabierto.

Para cerrar tu viaje tienes reservado lo mejor, el Palacio de hielo un fascinante museo donde el arte se talla con agua congelada.

Reserva una excursión en tren cremallera a Jungfraujoch desde Zúrich