Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

10 cosas que ver y hacer en Zúrich en verano

Zúrich no es un lugar donde solo es invierno, así que durante el verano los paisajes se visten de colores y dan la oportunidad de salir a hacer actividades increíbles

Andressa García

Andressa García

Lectura de 12 minutos

10 cosas que ver y hacer en Zúrich en verano

Zúrich | © Bk!do

Las vistas de Zúrich durante el verano son una de las mejores experiencias que podrás vivir durante tu visita en esta temporada. Entre las actividades más interesantes para hacer en este periodo están la subida al monte First o hacer recorridos por la ciudad.

En verano cualquier actividad se puede fácilmente incluir entre las mejores cosas que ver y hacer en Zúrich porque el clima es mucho más agradable que durante el invierno. Además, los paisajes se vuelven completamente coloridos con la llegada de la calurosa época estival.

1. Visitar las Cataratas del Rin

Excursión en las cataratas del Rin | © Albrecht Fietz
Excursión en las cataratas del Rin | © Albrecht Fietz

Con unas temperaturas bastante cálidas y un clima agradable para viajar, visitar las Cataratas del Rin desde Zúrich es una excelente opción para hacer durante el verano en Zúrich, o al menos muy cerca de la ciudad. Lo mejor de esta experiencia es que durante el verano las vistas de las cataratas son realmente hermosas.

Además, las rutas de senderismo que se habilitan en los alrededores de las cataratas te permitirán conocer el lugar desde diferentes puntos de vista. Asimismo, una gran ventaja que tienes al visitar las cataratas durante el verano es que en esta temporada, el parque está abierto durante dos horas más que en invierno. Abre una hora más temprano, a las 8:00 y cierra una hora más tarde, a las 19:00.

Desde el lado norte puedes entrar de forma gratuita, mientras que por los miradores del lado sur, tienes que entrar obligatoriamente a través del Castillo Laufen. Si quieres apreciar muy de cerca la caída de agua puedes hacer un buen paseo en barco e incluso llegar hasta la piedra que se encuentra en medio de las cataratas.

A este lugar se le conoce como Rheinfallfelsen y es definitivamente el mejor mirador de las cataratas. Una vez que el barco llega hasta la roca, hay un pequeño lugar donde se puede desembarcar para después subir por unas escaleras muy angostas hasta la cima de la piedra y mirar las cataratas. No hace falta decirte que la vista es mucho mejor en verano y el clima mucho más agradable.

Reserva tu excursión a las cataratas del Rin

2. Subir en teleférico al Monte First para hacer senderismo

Teleférico al Monte First | ©JuanMd
Teleférico al Monte First | ©JuanMd

Monte First en invierno está cubierto de nieve y no hay duda de que quizás esta sea una de las 10 mejores cosas que hacer en Zúrich en invierno. Pero definitivamente el mejor momento para visitar esta montaña es en verano. El clima es mucho más agradable y aún se siente la frescura que quedó del invierno como para no sufrir de calor mientras subes al monte.

Otra de las actividades que definitivamente es mejor hacerlas en verano en este lugar, es senderismo. Durante este paseo te podrás embarcar en una divertida aventura hacia los acantilados de Tissot, un buen lugar para desafiar tu adrenalina y vivir una experiencia de altura, literalmente.

Depende de cómo decidas visitar el Monte First, ya sea por tu cuenta o con una excursión guiada hasta la zona, te recomiendo buscar la oportunidad de subir a una moto, que te llevará a tener aún más aventuras en la parte alta de la montaña.

Nuevamente el clima muy cálido y el tiempo despejado te regalará una postal mucho más clara de todo el paisaje, así que te recomiendo no perder tiempo y sacar todas las fotografías que quieras. Si eres amante de las fotos de aventura, este es tu momento para hacerlo. Y antes de volver, no dejes de subirte a la tirolina, es una de las experiencias que más te va a gustar de este paseo.

3. Recorrer los sitios icónicos de la ciudad de Zúrich

Casco histórico de Zúrich | © Jörg Vieli
Casco histórico de Zúrich | © Jörg Vieli

No hay mejor momento del año para hacer turismo urbano en Zúrich que el verano. La temporada en este país es bastante cálida como para sacar a pasear tus mejores ropas de verano, pero lo suficientemente fresca como para que no sufras de calor o deshidratación. Así, puedes aventurarte a varias horas de caminata por la ciudad para conocerla desde su interior.

Puedes hacer esta actividad por tu cuenta o contratar a un guía turístico que te acompañe y te muestre toda la ciudad. Pero en caso de que vayas por tu cuenta, te tengo que recomendar que visites el centro histórico de Zúrich y que además aproveches el tiempo para empaparte un poco más del legado de Freddie Mercury si es que te gusta la música y prefieres los clásicos.

¿Por qué Freddie Mercury? Zúrich era su ciudad favorita y es por eso que en la ciudad hay una estatua en su nombre y se recuerda el legado musical de esta estrella. Pero dejando de lado la música, puedes visitar también otros lugares increíbles de la ciudad, como el Ayuntamiento, la zona financiera y hasta la Universidad donde estudió Albert Einstein.

Durante tu paseo no te olvides de probar las comidas y bebidas más típicas de Suiza, sobre todo el chocolate y el fondue, típicos de la tradición suiza. Tampoco puedes dejar de lado visitar la calle con mayor cantidad de tiendas, esa que se conoce como la calle más cara de Europa.

Reserva tu tour por la ciudad de Zúrich

4. Cruzar el puente techado en Lucerna al atardecer

Kapellbrücke o Puente de la Capilla de Lucerna | © Roger W
Kapellbrücke o Puente de la Capilla de Lucerna | © Roger W

Lucerna es una ciudad especial para visitar en cualquier momento del año, pero si hay un momento en el que puedes visitar Lucerna y maravillarte con su vista es en verano. Uno de los paseos que más me gusta de esta zona es su puente techado. Es una de las maravillas arquitectónicas e íconos de la ciudad.

Se trata del puente de madera más antiguo de Europa, conocido como Kapellbrücke o Puente de la Capilla en español. Su mayor atractivo es la vista que ofrece de la ciudad, que además cuenta con una arquitectura clásica y premedieval. Dar este paseo durante el atardecer te dejará postales increíbles de Lucerna.

Pero el puente no es atractivo solo por la vista tan hermosa que se aprecia desde él, sino que en su interior hay mucho más para ver. En el techo del puente se puede apreciar gran cantidad de pinturas que reflejan la historia de la ciudad, así que además de ser un paseo hermoso, es bastante rico en cuanto a historia y cultura suiza.

5. Recorrer los Alpes Suizos en el Tren de Bernina

Bernina Express | © Andreas Stutz
Bernina Express | © Andreas Stutz

El Bernina Express es uno de los mejores trenes panorámicos desde Zúrich que definitivamente se disfruta mejor durante los meses de verano. Durante el paseo podrás ver gran cantidad de pueblos alpinos que se visten de colores durante este periodo del año.

Dependiendo del tipo de tour que escojas dentro del Bernina Express, podrás disfrutar de comida típica suiza durante tu viaje, lo cual amenizará mucho más el recorrido en una de las mejores excursiones para conocer los Alpes Suizos.

Este es un viaje que durará aproximadamente 4 horas si eliges hacerlo completo, así que será un día entero de aventura en el que tendrás la posibilidad de ver las maravillas de cada uno de los pueblos que se ubican a los pies de los Alpes.

Te va a encantar de este paseo es que podrás subir en el tren a una altura de hasta 2.100 metros sobre el nivel del mar. Además de visitar gran cantidad de túneles, puentes y viaductos. Es un paseo realmente variado que querrás repetir al menos una vez.

Reserva una excursión en tren a Jungfraujoch

6. Contempla la ciudad de Berna desde un helicóptero

Vista aérea de Berna | © Jayphen
Vista aérea de Berna | © Jayphen

Entre los paseos más agradables que podrás hacer en Suiza en verano se encuentra subir a un helicóptero para sobrevolar ciudades tan hermosas como Berna.

Esta ruta en helicóptero para ver Berna desde las alturas es un diez si quieres una experiencia de aventura en la que puedas sacar fotografías hermosas y también disfrutar de las vistas con el clima despejado.

Aunque también puedes hacer este recorrido en invierno, mi recomendación es que lo hagas en verano porque es en esa época en la que puedes apreciar, además del paisaje, todos los colores que tiene la ciudad de Berna para mostrarte.

Depende del tipo de vuelo o excursión para descubrir Suiza desde Zúrich que elijas, puedes hacer este paseo compartido o privado, al mismo tiempo que disfrutas de refrigerios durante el viaje. Definitivamente desde las alturas los colores de Berna se pueden apreciar mucho mejor.

7. Navegar desde Thun hasta Berna en barca inflable

Barca Inflable  | ©Jonathan D
Barca Inflable | ©Jonathan D

Creo que esta es de mis actividades favoritas para hacer en verano en Suiza, y es que la calma de las aguas del río Aare es de otro nivel. Durante esta experiencia te vas a subir a una barca inflable que te llevará por un recorrido acuático desde Thun hasta Berna. No es necesario que lleves demasiadas cosas de seguridad y protección, porque las aguas suelen estar siempre apacibles.

Si quieres hacer esta ruta muy veraniega puedes llegar hasta Thun en tren y allí colocar tu barca inflable en el río y dejarte llevar hasta Berna. Aunque creas que es una experiencia extrema, la verdad es que no hay un paseo más tranquilo para hacer que este. Definitivamente es una experiencia que te recomendaría para hacer con toda la familia en tu visita a Zúrich en 3 días.

Puedes llevar a bordo algunos refrigerios para pasar el día y disfrutar del paisaje. Esta experiencia además de ser muy tranquila, te va a dejar lindas postales para sacar fotografías increíbles del paisaje alrededor del río. Una vez que llegues a Berna, podrías complementar la experiencia con un tour en tren cremallera por los pueblos de esa localidad.

Reserva tu excursión en tren cremallera por los pueblos de Berna

8. Hacer senderismo en Ticino

Senderismo en Ticino | © Andreas
Senderismo en Ticino | © Andreas

Para los días calurosos del verano nada mejor que ir a hacer senderismo en Ticino. La ruta es realmente hermosa y no muy difícil de atravesar. Tendrás que utilizar al menos cuatro horas para completar la ruta, pero es un paseo que sin duda vale la pena realizar.

Si no te importa bañarte en agua fría, puedes llevar tu traje de baño y lanzarte a las piscinas naturales que encontrarás en el camino. Esta ruta de senderismo también te dejará suficientes oportunidades para capturar el paisaje porque vas a atravesar por algunos puentes desde los que podrás sacar fotografías realmente estupendas.

Es una ruta que puedes hacer con familia y con amigos sin problema, aunque no es una actividad que haría con niños porque pueden agotarse con facilidad. Los paisajes alpinos que vas a encontrar son hermosos, pero el aire puro que vas a respirar durante todo el recorrido compensa todo cansancio que puedas sentir mientras completas la ruta.

9. Jugar al paddle en el lago Léman

Barcas de paddle en el lago Lemán | © Mark and Allegra Jaroski-Biava
Barcas de paddle en el lago Lemán | © Mark and Allegra Jaroski-Biava

El paddle se ha convertido en un juego realmente popular, y si puedes practicarlo en un lago sin oleaje en el que te sientas con mucha más seguridad para hacer los movimientos del juego, mucho mejor.

Este paseo es una gran aventura incluso desde antes de llegar al lago. Puedes viajar en tren desde Zúrich hasta Ginebra, que es donde se encuentra el lago Léman. Una de las mejores cosas de este paseo son las increíbles vistas desde que subes al primer tren hasta que llegas al lago.

Una vez que llegues al lago puedes entrar al agua a nadar un poco, a jugar al paddle o alquilar tablas para quedarte sobre ella y disfrutar de la tranquilidad del lago. Esta es una de las experiencias que más me gusta recomendar porque es apta para todo tipo de grupos, ya sea que quieras ir con amigos, con tu familia y hasta con los niños.

10. Disfrutar de las pendientes extremas del Monte Pilatus

Teleférico Monte Pilatus | © Silviapef
Teleférico Monte Pilatus | © Silviapef

Subir al monte Pilatus te lo recomiendo si te gustan las aventuras extremas. Hay una línea de tren que te lleva hasta la cima de esta montaña, subiendo por empinados caminos que seguro te harán caer dentro del vagón si no te sostienes bien. Pero definitivamente es un paseo que no puedes dejar de hacer en tu visita a Zúrich.

Una vez en la cima podrás apreciar vistas increíblemente hermosas y además podrás sacar fotografías de todo el paisaje. Depende del tipo de excursión que elijas, puedes hacer este recorrido desde Lucerna, lo cual es ideal si quieres tener una experiencia completa. Puedes llegar a Lucerna desde Zúrich en tren y en Lucerna abordar otra línea de tren que te llevará hasta el monte Pilatus.

Incluso, para llegar a la cima podrás subirte al teleférico que te llevará hasta el mirador en lo más alto. También puedes vivir la experiencia de dar un paseo en barco en los pies de la gran montaña de piedra, una actividad que es ideal para hacer en verano, ya que esa es la temporada en la que puedes subir.

Temperaturas en Zúrich durante el verano

Verano en Zurich | ©Oliver
Verano en Zurich | ©Oliver

Durante el verano el clima en Zúrich es realmente agradable. Las temperaturas no suben de 25ºC y no bajan de 14ºC por la noche. Estas temperaturas te permitirán vivir experiencias increíbles de playa y de senderismo.

El verano de hecho, se divide en dos partes, los primeros meses del verano, es decir desde abril hasta finales de mayo, suelen ser mucho más frescos que el resto de la temporada. Esto es porque aún quedan vestigios del crudo invierno, así que estos meses de clima templado podrían ser considerados la temporada primaveral.

Empieza a entrar en calor el verano hacia el mes de junio y se instala hasta septiembre, cuando empiezan a bajar las temperaturas nuevamente para darle paso al otoño. El mes más caluroso del año es definitivamente agosto, pero, a pesar de eso, las temperaturas no suelen superar los 25ºC.

Paradójicamente durante el verano hay suficiente probabilidad de que llueva diariamente. Sin embargo, el mes donde más probabilidad de lluvia hay es junio. En agosto la probabilidad disminuye considerablemente, pero sigue siendo alta en comparación con otras épocas del año.

Así es la afluencia de turistas en Zúrich en verano

Aglomeración durante un  festival de verano en Zúrich | © Guille Moraleda
Aglomeración durante un festival de verano en Zúrich | © Guille Moraleda

No hace falta decir que en verano, cuando las temperaturas son más cómodas, es cuando la afluencia de turistas aumenta considerablemente. En Zúrich la temporada alta es el verano, así que si no quieres perderte conocer alguna atracción o lugar interesante en la ciudad o fuera de ella, lo mejor es que reserves con antelación todo lo que necesites.

Los sitios de alojamiento son los primeros en llenarse de turistas, por lo que en el momento de planificar tu viaje tienes que procurar hacer la reserva con bastante tiempo de antelación y hacerlo online para evitar quedarte sin alojamiento.

Lo mismo ocurre con las entradas de museos, parques y otros lugares de interés turístico dentro de la ciudad de Zúrich o en sus alrededores. Otra recomendación que tengo que darte para visitar Zúrich o cualquier lugar de Suiza durante el verano, es que llegues a cada lugar muy temprano para que puedas disfrutar de los paisajes y lugares que ver sin tantas personas alrededor.

Precios en Zúrich durante el verano

Restaurante en Zúrich | © Tomek Baginski
Restaurante en Zúrich | © Tomek Baginski

Al ser temporada alta, los precios suelen ser realmente elevados en Zúrich. Esta que de por sí es ya la ciudad más cara de Europa, en verano suele presentar precios aún más elevados.

Un buen dato que tienes que saber si quieres visitar Zúrich en verano y ahorrar un poco de dinero, es hacer las reservas con antelación. Reservando antes, puedes evitar pagar lo que pueden llegar a costar los alojamientos y entradas a atracciones durante la propia temporada alta.

El transporte privado, taxis y alquileres de vehículos suelen ser mucho más costosos durante el verano, así como también los billetes de tren.

¿Qué llevar en la maleta para un viaje a Zúrich en verano?

Equipaje | ©Anete Lūsiņa
Equipaje | ©Anete Lūsiņa

No dudes en sacar a pasear toda tu ropa de verano para el viaje a Zúrich en esta época. Eso sí, tampoco puedes dejar de incluir algunos jerseys y por supuesto pijama abrigado que te permita mantener el calor durante las noches más frías del verano.

Lleva protector solar, gafas de sol y muchos pantalones cortos para disfrutar de las horas al aire libre y con el sol a tu favor. También recuerda llevar traje de baño para que puedas disfrutar de las piscinas naturales durante las actividades de senderismo.