Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Entradas para el Castillo de Praga en Praga

Visitar el interior del Castillo de Praga es hacer un viaje en el tiempo: te cuento cómo conseguir las entradas o unirte a un tour guiado

Alex Grande

Alex Grande

Lectura de 9 minutos

Entradas para el Castillo de Praga en Praga

Vista del Castillo de Praga desde el Danubio | ©Léa

El Castillo de Praga, más que una fortaleza medieval, es una ciudadela que alberga los rincones más bonitos de la ciudad, además de contar con las mejores vistas. Es un lugar lleno de historia, con la gran Catedral de San Vito, el Antiguo Palacio Real, la Basílica y el Convento de San Jorge.

1. Cómo visitar el Castillo de Praga

Entrada al Castillo de Praga vigilada por la Guardia Real | ©Ryan Park
Entrada al Castillo de Praga vigilada por la Guardia Real | ©Ryan Park

Para visitar el Castillo de Praga, tienes varias opciones y rutas, sea cual sea tu presupuesto o la duración de tu viaje. Te las resumo todas para que puedas elegir la que mejor se adapta a ti:

2. Tour guiado del Castillo de Praga en español con traslado desde el centro

El Puente de Carlos con el Castillo de Praga al fondo | ©Jorge Franganillo
El Puente de Carlos con el Castillo de Praga al fondo | ©Jorge Franganillo

En una visita de 2 horas y 30 minutos con entrada incluida recorrerás toda la ciudadela tras los muros del Castillo de Praga mientras escuchas anécdotas y descubres cómo la vida ha ido cambiando en Praga desde el último siglo mientras el Castillo permanecía intacto como una cápsula del tiempo.

Qué verás

  • Puente de Carlos
  • Ciudad Pequeña
  • Catedral de San Vito
  • Basílica de San Jorge
  • Antiguo Palacio Real
  • Callejón del Oro

3. Entradas al Castillo de Praga con traslado dsede el centro

Paseo nocturno por el castillo
Paseo nocturno por el castillo

Otra opción es comprar las entradas para el Castillo de Praga con traslado desde el centro de la ciudad, especialmente práctico si tienes en cuenta que el Castillo está algo alejado y en el punto más alto de la ciudad.

La desventaja de esta opción es que te perderás el recorrido guiado y tendrás que informarte por tu cuenta acerca de los diferentes sitios que puedes visitar dentro del Castillo de Praga, aunque sí es cierto que la persona encargada de llevarte hasta el castillo en minivan te dará una pequeña introducción con consejos prácticos al llegar allí para facilitar tu visita.

4. Visita guiada del Castillo de Praga con tour de la ciudad y crucero por el río

Crucero por el Danubio a los pies del Castillo de Praga | ©Dennis Jarvis
Crucero por el Danubio a los pies del Castillo de Praga | ©Dennis Jarvis

Una forma muy completa de ver la ciudad es combinar un tour de Praga con una visita del Castillo de Praga. Esta experiencia junta un recorrido en autobús, un tour a pie, un paseo en crucero por el río Moldava con bebidas y además incluye el almuerzo y la recogida en tu hotel.

Esta es probablemente la mejor opción si quieres hacer un tour nada más llegar a Praga o si sólo vas a estar unos pocos días en la ciudad, ya que en un solo día visitarás sus puntos de interés más importantes.

Qué verás

  • Torre de la Pólvora
  • Teatro Nacional
  • Plaza de Wenceslao
  • Castillo de Praga
  • Palacio de Valdstejn
  • Barrio de Malá Strana
  • Isla de Kampa
  • Puente de Carlos
  • Plaza de Jan Palach
  • Barrio judío
  • Antiguo ayuntamiento
  • Reloj astronómico de Praga

5. Visita el Castillo de Praga por tu cuenta

Vista panorámica del castillo
Vista panorámica del castillo

Además de por adelantado, también tienes la opción de comprar las entradas en varios puntos de venta: los puestos de información del Castillo de Praga en el segundo y tercer patio, en las taquillas del Patio de la Fundición, en la Pinacoteca del Castillo, en el Antiguo Palacio Real y en las dos taquillas del Callejón de Oro. Eso sí, tendrás que hacer cola.

Compra de entradas en taquilla

Mi recomendación es que te asegures tus entradas con antelación y esto es algo que yo aplico a cada viaje que hago porque en mi opinión, las ventajas superan los contras. No tendrás que buscar el sitio donde sacar las entradas, ni esperar cola, ni tener que pagar en la moneda local, y además podrás comparar diferentes ofertas y personalizar tu experiencia.

Además, comprar las entradas al Castillo de Praga puede ser un poco lioso porque hay varios tipos de entrada correspondientes a diferentes circuitos, que te dan acceso a unos edificios u otros. Si compras las entradas con antelación, no te preocupes, la mayoría son del Circuito A con las que podrás visitar el Castillo de Praga al completo.

Compra de entradas en Internet

Si te decides por las entradas online, recibirás la confirmación en cuanto realices la reserva y podrás enseñar desde tu smartphone el correo de confirmación en los puntos de acceso al Castillo de Praga o a tu guía en caso de que hayas elegido la visita guiada. Puedes imprimir el correo de confirmación si lo prefieres, pero no es necesario.

En caso de que compres la entrada por tu cuenta, acuérdate de elegir el Circuito A que es el que incluye el Antiguo Palacio Real, la exposición de Historia del Castillo de Praga, la Basílica de San Jorge, el Callejón del Oro, la Torre de la Pólvora, la Catedral de San Vito, y el Palacio de Rosenberg.

Si compras tu entrada para visitar el Castillo de Praga por libre, tendrás acceso a todos los puntos de interés dentro de la ciudadela y las entradas no están sujetas a un horario fijo, por lo que puedes explorar a tu ritmo.

6. Por qué merece la pena el Castillo de Praga

Salón Vladislav del Castillo de Praga | ©Steve Fair
Salón Vladislav del Castillo de Praga | ©Steve Fair

El Castillo de Praga se construyó en el siglo IX por mandato de los príncipes de la monarquía de los Premyslidi y gracias a su posición estratégica se convirtió en su residencia permanente y con esto un lugar donde cultivar la cultura, la religión y el recreo.

Desde entonces y hasta nuestros tiempos, el Castillo de Praga ha ido evolucionando tras sus muros con los sucesivos reinados, por lo que es un testimonio histórico de la evolución de Praga y la República Checa. En la actualidad el Castillo de Praga es la residencia del Presidente de la República Checa, por lo que continúa su tradición como centro de poder en el país.

Tanto por su estatus político e histórico como por su atractivo arquitectónico, se trata de una visita imprescindible en tu visita a Praga, que disfrutarás ya sea que te apasione la historia o simplemente quieras disfrutar de un bonito paseo.

7. Horarios, duración y mejor momento para visitarlo

Castillo de Praga iluminado al atardecer | ©Mo
Castillo de Praga iluminado al atardecer | ©Mo

Días de apertura y horario del Castillo de Praga

En la temporada de invierno (del 1 de noviembre al 31 de marzo), el recinto del Castillo de Praga permanece abierto de 6:00 a 22:00, y sus edificios abren de 9:00 a 16:00.

Durante la temporada de invierno, el Parque del Palacio de Lány permanece cerrado y el horario de la Catedral de San Vito es de 9:00 a 16:00 de lunes a sábado y de 12:00 a 16:00 los domingos. La última entrada a la Catedral es siempre a las 15:40.

En la temporada de verano (del 1 de abril al 31 de octubre), el recinto abre en el mismo intervalo de tiempo, de 6:00 a 22:00, pero los edificios permanecen abiertos una hora más, de 9:00 a 17:00. Durante el verano puedes disfrutar del Parque del Palacio de Lány y abre de 14:00 a 18:00 los miércoles y jueves y de 10:00 a 18:00 los sábados, domingos y festivos.

La Catedral de San Vito abre de 9:00 a 17:00 de lunes a sábado y de 12:00 a 17:00 los domingos, siendo la última entrada siempre a las 16:40.

Duración de tu visita al Castillo de Praga

La mayoría de los tours duran entre 45 minutos y 1 hora, pero mi recomendación es que te quedes un poco más y aproveches para descubrir todo lo que esta joya de la ciudad de Praga tiene para ofrecerte. Si la visitas en verano, querrás explorar el Parque del Palacio de Lány por lo que esto alargará el tiempo de tu visita. También, si subes después de comer, seguramente te quedarás admirando el atardecer sobre Praga y las vistas del barrio de Malá Strana.

Mejor momento para la visita

Mi primera recomendación es que visites el Castillo de Praga pronto por la mañana. Si llegas un poco antes de las 9 de la mañana te ahorrarás las aglomeraciones y podrás disfrutar de la visita tranquila que el lugar merece.

Intenta evitar los días del fin de semana para hacer tu visita. Entre semana encontrarás mucha menos gente y disfrutarás de un recorrido más agradable y menos colas para entrar a los edificios principales del Castillo de Praga.

Alex’s Traveller Tip

Para la visita guiada te recomiendo ir por la mañana para evitar masificaciones de turistas, pero las vistas del Castillo son increíbles al atardecer, así que no dudes en volver otro día para disfrutarlo.

8. Organiza tu visita al Castillo de Praga

Puente de Charles al atardecer
Puente de Charles al atardecer

Para que tu visita sea lo más cómoda posible, he hecho todo el trabajo por ti y aquí tienes la respuesta a todas las preguntas que te surgirán cuando quieras poner rumbo al Castillo.

Cómo llegar al castillo de Praga

Si eliges las entradas al Castillo de Praga con traslado desde el centro, no tendrás que preocuparte de cómo llegar hasta allí, pero en cualquier otro caso lo mejor es coger el tranvía 22 o 23 en dirección Pražský hrad o Pohorelec y bajar en la parada de Pohorelec.

Otra opción es subir andando desde la vieja escalinata del Castillo (Staré zámecké schody) que comienzan cerca de la estación de metro de Malostranská y llevan al inicio de Jiřská, también conocida como la Calle de San Jorge y uno de los accesos al Castillo.

En todo caso, mi recomendación es ir en tranvía hasta Pohorelec y al finalizar tu visita bajar andando de vuelta al centro de Praga, ya que en el descenso irás disfrutando de las mejores vistas de la ciudad.

La Catedral de San Vito

Hablando de la Catedral de San Vito, lo mejor es que la visites lo primero ya que es lo que se suele llenar antes de turistas. Con las pilas a tope la disfrutarás mucho más que al final de tu visita cuando ya te empiecen a doler los pies y estés pensando en la comida o en la cena.

Qué llevar

Asegúrate de llevar un calzado cómodo ya que visitar el Castillo de Praga requiere caminar bastante y también llevate un abrigo si lo visitas en invierno o ve con ropa ligera si vas al Castillo en verano.

Dónde comer en el Castillo de Praga

En el Castillo de Praga encontrarás un restaurante y una cafetería, normalmente abarrotados de turistas. No te los recomiendo, sobre todo teniendo en cuenta que cerca del Castillo podrás encontrar algunos restaurantes que, pese a no ser espectaculares, tienen un ambiente muy auténtico y sirven buena comida tradicional:

  • U Černého Vola: un bar donde el olor a humo y a cerveza te embriaga en cuanto entras, y esto suele ser una buena señal en un pub. Es el lugar perfecto para tomarte una pinta y algunos platos típicos como queso frito y cabrito de Velkopopovice.

  • Baracnicka Rychta: en este restaurante algo alejado de la zona turística se sirven platos típicamente chechos como el goulash de cerdo o pato, y una de las mejores cervezas de Praga, Svijanský máz, y todo ello por un precio bastante bueno (dos personas pueden comer por entre 10 y 13 euros cada una).

  • Nebozízek: este restaurante tiene una terraza con vistas a Malá Strana y al Castillo de Praga, y una comida que destaca por sus especialidades de pato y venado. Una opción premium para cenar después de tu visita al castillo mientras disfrutas del anochecer.

9. Otras cosas que hacer en Praga

Si conocer el Castillo te ha enamorado, te invito a que te plantees hacer un tour por la ciudad. Te dará una perspectiva general de su tamaño, su historia, sus anécdotas... Además, mi recomendación es hacerlo al inicio de tu viaje para orientarte bien antes de lanzarte a conocerla por tu cuenta. Te cuento todo sobre los mejores aquí: Los mejores tours y excursiones desde Praga.