Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Dublín en 1 día: todo lo que tienes que ver

Si visitas Irlanda y tienes pensado ver Dublín en un solo día, ¡es totalmente posible! Te muestro un plan muy concentrado para ver de una sola vez lo indispensable.

Ana Caballero

Ana Caballero

Lectura de 11 minutos

Dublín en 1 día: todo lo que tienes que ver

Dublin, Irlanda | @Gabriel Ramos

¿Viajas a Irlanda y te detienes en Dublín 1 día? ¿Haces una escala larga en Dublín y no quieres perder la ocasión para visitar la capital irlandesa? Dublín es una ciudad que rebosa de atractivos, aunque es posible ver lo esencial en un sólo día.

En este artículo te propongo un planning para que puedas diseñar tu visita express a Dublín. No faltará de nada: monumentos, gastronomía, entornos urbanos increíbles… Todo ello nos va a ocupar desde la mañana a la noche y te lo voy a mostrar como una propuesta en secuencia cronológica. Pese a todo, esta guía no es la Biblia; de hecho, te aconsejo que consultes este artículo sobre qué ver y hacer en Dublín, para complementar esta propuesta con lo que más te atraiga de la ciudad.

Pasea por la O’Connell Street

Por la O’Connell Street | ©William Murphy
Por la O’Connell Street | ©William Murphy

Un lugar espectacular para comenzar el día. Se trata de una calle no muy larga (apenas 500 metros) pero que congrega una gran vida urbana. Sus aceras son muy anchas por lo que son perfectas para el paseante. Allí, en sus numerosas terrazas, podrás hacer acopio de energías con un buen desayuno. Una vez que hayas terminado, dirígete hacia el río Liffey.

La O’Connell Street cuenta con varios encantos y curiosidades. Casi todos relacionados con la turbulenta historia irlandesa y su independencia del Reino Unido. Los más interesantes son los siguientes:

  • Monumento “Spire”: Con sus 120 metros se trata de una de las esculturas urbanas más grandes de Europa. Se construyó hace apenas unas décadas. En el mismo espacio antes se erigía la escultura dedicada a Horacio Nelson, el almirante que venció en Trafalgar. Una bomba del IRA la voló en los años 60, por lo que su construcción formó parte de la rehabilitación de ese espacio.
  • Oficina Central de Correos. Un lugar también muy emblemático de la identidad e historia irlandesas. De hecho, fue allí donde se proclamó la República de Irlanda en 1916.
  • Los monumentos a los héroes de la independencia: O’Connell Street está salpicada también de esculturas dedicadas a los grandes hombres que fueron los artífices de la independencia irlandesa. Destacan por su interés las dedicadas a Charles Parnell, James Larkin y Sir John Gray.

Datos de interés

Si prefieres visitar este sector de la ciudad en otra hora del día, muy atento a los horarios de las tiendas. Tal vez uno de tus objetivos es mirar escaparates, entrar en los comercios e incluso hacer algo de shopping. Los horarios en Dublín pueden diferir bastante de lo que estamos acostumbrados en España. Por tanto, toma buena nota:

  • Comercios pequeños y medianos: A menudo abren de lunes a sábado entre 09:00 y 18:00 horas. Durante los jueves, dependiendo del comercio, pueden ampliar sus horarios.
  • Grandes superficies: Los grandes almacenes abren a una hora similar que el resto de comercios pero cierran algo más tarde, en torno a las 20:00 o 21:00 horas.

Contrata un tour guiado por Dublín

Asómate al río Liffey desde el Puente O’Connell

Puente O’Connell | ©Jorge L
Puente O’Connell | ©Jorge L

A unos pocos minutos a un paso tranquilo, la calle O’Donnell te llevará al puente homónimo. Construido a finales del siglo XVIII se trata de uno de los puentes más interesantes de la ciudad.

Está realizado con granito y cuenta con una singularidad muy llamativa: el Puente O’Connell es más ancho que largo. Una vez que hayas disfrutado de las vistas del río, crúzalo y enfila la calle D’Olier Street. En unos pocos minutos te llevará a uno de los imprescindibles de la ciudad: el Trinity College.

Datos de interés y consejos

Si te seduce la idea de seguir este itinerario, sólo algunos consejos para que lo hagas de manera óptima. Sobre todo por la cuestión del frío y la humedad (más intensa cuanto más cerca estamos del río). Te oriento sobre cómo hacerlo:

  • Meses de octubre a enero: Los más lluviosos. Si visitas Dublín en esta época lleva contigo un chubasquero o chaqueta con capucha.
  • Noviembre, diciembre y enero: Los meses más fríos. Las temperaturas en Dublín durante el invierno alcanzan mínimas de 5 grados. Aquí será imprescindible una ropa de abrigo si no quieres quedarte helado con el frío y la humedad del río.

Visita el Trinity College

Trinity College | ©Ajay Suresh
Trinity College | ©Ajay Suresh

Fundad0 en el siglo XVI, es la universidad más antigua de Irlanda y uno de los edificios más hermosos de la ciudad. Aunque probablemente lo mejor esté su interior. Y es que el Trinity College alberga el famoso Libro de Kells, uno de los manuscritos medievales más famosos por sus ilustraciones y la riqueza artística que atesora.

Su biblioteca te sonará un poco. No es extraño, dado que la escuela de Hogwarts de Harry Potter se ha inspirado en ella. De hecho, puede ser una de las bibliotecas más famosas del mundo por la belleza de su espacio. ¡Y sobre todo por los miles de libros que custodia! Nada más y nada menos que 200.000 libros.

Por cierto, no es el único espacio de Dublín relacionado con la ficción audiovisual. Si quieres conocer otros, aquí te dejo un artículo sobre los lugares de Juego de Tronos en Dublín.

Datos de interés

Los horarios y precios Trinity College son los siguientes:

  • De mayo a septiembre: Abre de lunes a sábado entre las 08:30 y las 17:00 horas. Los domingos el horario es de 09:30 a 17:00 horas.
  • De octubre a abril: Apertura de lunes a sábado entre 09:30 y 17:00 horas y los domingos entre 12:00 y 17:00 horas.
  • Precios: Puedes adquirir la entrada desde 12 €.

Contrata un tour de Juego de Tronos por Dublín

Come un buen estofado regado con cerveza

Estofado regado  | ©Aldo Loya
Estofado regado | ©Aldo Loya

Tal vez vaya siendo hora de ir pensando en comer algo. En Dublín hay muchos lugares para hacerlo, pero te voy a aconsejar uno por su cercanía al Trinity College, el interesante itinerario que te llevará a él y lo que es más importante: la oportunidad que te dará para comerte un buen estofado cocinado en cerveza Guinness. El restaurante es el famoso Landmarks.

Toma la South George’s Street y llegarás al restaurante. En tu itinerario te saldrá al paso la famosa escultura de Molly Malone, uno de los emblemas de la cultura tradicional irlandesa y de su folklore musical. El Landmarks es un placer para el paladar pero también para la vista, sobre todo por el edificio de finales del siglo XIX en el que se ubica

Detalles de interés y precios

  • Horarios: De lunes a jueves abre entre las 16:00 y las 23:30 horas, los viernes y sábados de 15:00 a 00:30 horas y los domingos de 12:30 a 23:00 horas.
  • Precios: Puedes tomarte uno de sus estofados desde 12 €.

Baja la comida en el St Stephen’s Green y ver la Catedral de San Patricio

Catedral de San Patricio | ©Diliff
Catedral de San Patricio | ©Diliff

A apenas 5 minutos a pie de Landmarks, se encuentra St Stephen’s Green, uno de los mejores parques de Dublín. Una extensión verde de 9 hectáreas con alrededor 3,5 kilómetros de senderos.

El estilo del parque es muy decimonónico dado que fue abierto en 1880 (a iniciativa, por cierto, del famoso cervecero Arthur Guinness). Los lugares más interesantes son los siguientes:

  • El memorial a James Joyce: Sin duda el autor irlandés más relevante de la historia. Es, de hecho, un personaje muy querido por los dublineses dado que su novela más famosa, Ulyses está ambientada en la ciudad. Si te apasiona la literatura, te aconsejo que lo contemples.
  • Memorial a Yeats: Otro de los grandes literatos de Irlanda, especialmente en el género lírico. Se trata de un personaje también muy apreciado por los irlandeses debido a su papel en el resurgimiento cultural céltico de la nación irlandesa.
  • El lago: El mejor sitio para sentarse un rato y bajar la comida con estupendas vistas. Se encuentra en el centro del parque.

Una vez hayas cargado las pilas, puedes ponerte en marcha para continuar la exploración de Dublín. Más concretamente del Castillo de Dublín, ubicado a 15 minutos.

De camino puedes contemplar la Catedral de San Patricio, ubicada a unos pocos minutos a pie de St Stephens Green. De estilo gótico, se construyó donde se cree que estaba el pozo donde San Patricio bautizaba a los paganos para convertirlos al cristianismo. Sin duda, uno de los lugares clave de la historia irlandesa.

Datos de interés, horarios y entradas

Si te has decidido a visitarlo, en el caso de St Stephens Green la entrada es totalmente gratuita. En cuanto a los horarios, son los siguientes:

  • De lunes a sábado: Abierto entre las 07:00 horas y la puesta de sol.
  • Domingos y festivos: Apertura desde las 07:30 horas a la puesta de sol.

Respecto a la Catedral de San Patricio, estos son los datos que has de conocer:

  • Horarios de apertura: De lunes a viernes entre 09:00 y 17:00 horas. Los sábados y domingos cuenta con un horario más variable dependiendo de los servicios religiosos y eventos litúrgicos especiales.
  • Coste de la entrada: Puedes entrar en la Catedral desde 7 €.

Contempla el Castillo de Dublín

Castillo de Dublín | ©Bjørn Christian Tørrissen
Castillo de Dublín | ©Bjørn Christian Tørrissen

Otro de los monumentos señeros de la ciudad. Sobre todo por su significado histórico, aunque también en lo artístico es de gran calidad. El Castillo de Dublín fue construido a finales del siglo XII, aunque hoy en día lo más medieval que podemos contemplar es su torre. El resto ha sido reconstruido de manera ecléctica debido a su incendio en el siglo XVII.

El interés histórico es absoluto porque resume en sus muros siglos y siglos de historia irlandesa. Desde sede del asentamiento vikingo en la isla a residencia de la realeza irlandesa, el Castillo de Dublín ha ido, con el paso de los siglos, incorporando cada uno de estos usos convirtiéndose en testimonio vivo de la historia del país.

Pero no te conformes con verlo por fuera. Su interior atesora una gran riqueza artística. Son varias sus dependencias, aunque las más interesantes son las siguientes:

  • Rellano de las Hachas de Guerra
  • Salón del Trono
  • Sala de James Connolly
  • Habitación del Rey y la Reina

Por cierto, no es el único castillo de Dublín. En este artículo sobre los mejores castillos de Dublín puedes conocer los demás y elegir cuál quieres visitar.

Datos de interés

Si ya has decidido que va a ser una de las paradas de tu itinerario de 1 día en Dublín, esto es lo que has de tener en cuenta:

  • Horario: De 09:45 a 16:45 horas.
  • Duración de la visita: Un paseo tranquilo de 45 minutos bastará para que lo veas bien.
  • Precio: Las entradas están disponibles desde 7 €..

Otro de los monumentos de Dublín: el Guinness Storehouse

Guinness Storehouse en Dublin | ©Steven Lek
Guinness Storehouse en Dublin | ©Steven Lek

Para muchos el Guinness Storehouse es la verdadera Catedral de Dublín. Aunque no se encuentra muy céntrico puedes llegar a él de manera sencilla. Una vez hayas salido del Castillo del Dublín recorre unos 200 metros hasta la Lord Edward Street y toma el autobús de la línea 40. Cinco minutos después bájate en James Street y tendrás la Guinness Storehouse a apenas 500 metros.

Lo reconocerás por el edificio de siete plantas. Y probablemente también por la gente que lo rodea, dado que es el monumento más visitado de Dublín. En su interior podrás descubrir lo siguiente:

  • El proceso de elaboración de la cerveza Guinness
  • La historia de la compañía desde el siglo XVIII hasta nuestros días
  • Ejemplos de publicidades antiguas y modernas de la marca
  • La historia del Libro Guinness de los Récords
  • Visita interactiva donde te enseñarán cómo tirar (y beber) una buena pinta

Datos de interés

  • Duración del recorrido: Aproximadamente 90 minutos.
  • Horarios: De 09:00 a 17:00 horas en primavera, otoño e invierno y de 09:00 a 19:00 horas en verano.
  • Precios: La entrada más económica puede obtenerse desde 20 €. El precio varía dependiendo del número de actividades que quieras disfrutar. Sobre los detalles de todo lo que pueden ofrecerte, nada mejor que consultar este artículo sobre las entradas a la fábrica Guinness.

Reserva tu visita a la Guinness Storehouse en Dublín

Busca un sitio para cenar: el Temple Bar, la zona más dinámica de Dublín

The Church | ©William Murphy
The Church | ©William Murphy

En el centro de la ciudad, más en concreto a la orilla del río, se encuentra una de las zonas más vibrantes de Dublín: el Temple Bar. Un lugar donde sumergirse en la vida de la ciudad a través de sus internacionalmente famosos pubs irlandeses. Pero no sólo te aguarda eso. También podrás visitar galerías de arte y establecimientos de artesanía.

También podrás conocer el Food Market y el Book Market. Y, sobre todo, es una zona muy adecuada para cenar.

No te aconsejo que planees cenar en el Food Market, dado que cierra pronto, prácticamente a una hora que para los españoles corresponde a la merienda. Recurre mejor a los pubs, los cuales, además de pintas, también sirven comidas. Si quieres ideas, te recomiendo este artículo sobre los mejores pubs de Dublín.

Datos de interés y consejos

Si tienes planeado visitarlo para comer algo, te aconsejo que valores bien este plan dados los horarios del Food Market. Te muestro todo lo que tienes que saber para que tu experiencia sea lo más óptima:

  • Día de apertura: Cada sábado .
  • Horario: Desde 10:30 a 16:30 horas.
  • Precios: Hay de todo, pero el street food está disponible desde 3 €.
  • La mayoría de comida es para take away.

Despide el día con los puentes de Dublín iluminados de noche

Puente de Samuel Beckett, | ©Robert Linsdell
Puente de Samuel Beckett, | ©Robert Linsdell

Una vez hayas cenado, qué mejor manera que despedir el día con un paseo por la ribera del río. Dublín cuenta con muchos puentes, por lo que una buena manera de conocerlos es pasear de noche.

Muchos de ellos se iluminan, así como los edificios que se asoman a las riberas, por lo que no se me ocurre un mejor acompañamiento para un último paseo por Dublín antes de volver a tu hotel. ¿Opciones? Pasear por la ribera del río.

Durante el paseo podrás disfrutar de la noche y la iluminación de los puentes. Mi recomendación es que intentes ver el Puente de Samuel Beckett, otro de los homenajes de Dublín a literatos irlandeses. Eso sí, diseñado por un español, Santiago Calatrava.

Datos de interés y consejos

  • Duración del paseo: Aproximadamente 30 minutos hasta el Puente de Samuel Beckett.
  • Dirección: Sal al río desde Temple Bar y dirígete en dirección este.

¿Merece la pena la Dublin Pass?

Museo del Rock and Roll de Dublin | ©Ian Roberts
Museo del Rock and Roll de Dublin | ©Ian Roberts

La Dublin Pass es un abono turístico que, mediante su adquisición, permite la entrada libre a algunas de las atracciones más señaladas de Dublín. Las más importantes son las siguientes:

  • Fábrica Guinness
  • Zoo de Dublín
  • Dublinia
  • Castillo de Dublín
  • Museo del Rock and Roll
  • Castillo de Malahide

El coste de esta tarjeta es desde 60 € para adultos y desde 30 € para niños. Es una buena manera de ahorrar dinero, dado que, si pagaras individualmente la entrada a cada una de estas atracciones, el coste se elevaría a más de 100 € por persona. Sin duda una gran opción, aunque vale la pena calcular si es conveniente cuando solo vas a estar 1 día en la ciudad.

Un sólo día de visita a Dublín no te va a proporcionar el suficiente tiempo para visitar todas las atracciones incluidas en el Dublin Pass. Lo conveniente es que selecciones bien las atracciones que sepas sí o sí que vas a visitar. Y que hagas tus cálculos propios y compruebes si te salen más caras las entradas individualizadas que la Dublin Pass.

Mi consejo de viajero: una primera toma de contacto con una ciudad es más intensa si callejeamos por ella. El proponerse visitar muchas atracciones podría implicar el pasar mucho tiempo en espacios cerrados, privándonos del inmenso placer que supone explorar a pie una ciudad.

Aunque, hay tantas maneras de disfrutar como tipos de viajero. Si has decidido que sí te compensa, ¡adelante! Puedes adquirirla de manera online con un par de clics.

Adquiere tu Dublin Pass