Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Las mejores cosas que ver y hacer en Niza

Déjate sorprender por el encanto de Niza, la capital de la Costa Azul. Un lugar donde la naturalidad de la Provenza se funde con el lujo de la Riviera Francesa. ¡Te encantará!

Isabel Catalán

Isabel Catalán

12 de jun. de 2021 • Lectura de 13 minutos

Las mejores cosas que ver y hacer en Niza

©Stephen Colebourne

Ubicada a medio camino entre Cannes y Mónaco y enclavada entre los Alpes marítimos y el mar Mediterráneo, Niza es el epicentro de la Costa Azul y uno de los destinos con los que miles de viajeros sueñan conocer algún día.

Es fácil enamorarse de Niza porque lo tiene todo. Aquí cada viajero encuentra rápidamente su sitio. Ya sea explorando su casco antiguo y los mercados tradicionales, bañándose en sus playas de aguas cristalinas, haciendo excursiones por sus alrededores o disfrutando de la gastronomía nizarda. ¡Toma nota de todo lo que puedes ver y hacer en Niza durante unos días de vacaciones en la famosa Costa Azul!

1. Recorre de arriba a abajo el paseo de los Ingleses

El Hotel Negresco desde el paseo de los Ingleses | ©Christina
El Hotel Negresco desde el paseo de los Ingleses | ©Christina

Hablar de la capital de la Riviera Francesa sin mencionar el celebérrimo paseo de los Ingleses es prácticamente imposible pues es uno de los principales sitios turísticos que ver en Niza.

Ubicado en el corazón de la ciudad, este paseo marítimo de 7 kilómetros de longitud tiene sus orígenes en el siglo XIX cuando las familias aristocráticas europeas viajaban aquí para pasar unos días de descanso en la costa mediterránea por lo que era habitual ver a muchos nobles ingleses paseando por este lugar disfrutando del paisaje, especialmente en invierno. De ahí recibió su nombre.

Y aunque desde entonces hayan transcurrido muchos años, el paseo de los Ingleses continúa siendo un espacio hermoso al que acuden turistas y nizardos para relajarse en plena naturaleza, caminando bajo la luz del Mediterráneo y escuchando el plácido rumor de las olas de fondo.

El paseo de los Ingleses es, por tanto, una visión típica de la Riviera Francesa que no te puedes perder.

¿Cómo recorrer el paseo de los Ingleses?

Si es la primera vez que viajas a Niza, te recomiendo que pasees por la zona que abarca desde el casco antiguo de Niza al hotel Negresco, pasando por el frondoso jardin de Alberto I y el palais de la Méditerranée. ¡Es muy bonito y podrás hacer muchas fotos de recuerdo!

No obstante, si quieres recorrerlo entero desde la colina del Castillo hasta el aeropuerto de Niza te aconsejo que hagas la ruta en patines o bicicleta. A lo largo del paseo de los Ingleses hay estaciones de autoservicio Vélo Bleu para alquilarlas y lo pasarás estupendamente.

Si en algún momento necesitas tomar un descanso, siempre puedes sentarte en alguno de los cafés con terrazas del paseo de los Ingleses o en las famosas “chaise bleue” esas sillitas azules que se han convertido en un icono en Niza y cuentan hasta con su propia escultura como homenaje.

2. Explora el casco antiguo de Niza

Detalle de la Catedral de Santa Reparata | ©*SHERWOOD*
Detalle de la Catedral de Santa Reparata | ©*SHERWOOD*

Uno de los sitios más recomendables que ver en Niza durante un viaje por la Costa Azul es el maravilloso casco antiguo de esta ciudad conocido como “le vieux Nice”, un barrio de aires italianizantes repleto de callecitas estrechas salpicadas de casas y palacetes de colores, animados mercados, pequeñas iglesias barrocas y animadas plazas donde disfrutar de la vibrante vida nocturna francesa.

Nada mejor que dedicar un día de tus vacaciones a conocer esta encantadora zona de Niza que recuerda a un antiguo pueblecito. No sólo en su aspecto sino también en su estilo de vida ya que en el casco antiguo viven aún muchos nizardos a quienes verás con sus quehaceres por el barrio.

¿Qué ver en el casco antiguo de Niza?

  • Catedral de Santa Reparata: Ubicada en la plaza de Rossetti, esta iglesia de fachada barroca del siglo XVII está inspirada en la iglesia de Santa Susana de Roma. Parece un templo sencillo en el exterior pero en su interior el barroco se despliega en todo su apogeo a través del estuco y el mármol. Una auténtica obra de arte al servicio de la espiritualidad.

  • La plaza Rossetti: Una plaza repleta de restaurantes y cafés donde se encuentra la famosa heladería Fenocchio, una de las mejores de la ciudad.

  • Plaza del palacio de Justicia: Aquí se sitúa el tribunal de justicia de Niza. La arquitectura neoclásica de la plaza le da un toque único al casco antiguo y es un placer para la vista. En esta zona hay muchas cafeterías y restaurantes donde relajarse y pasar un rato agradable.

  • Palais Lascaris: Es uno de los edificios indispensables que ver en Niza. De estilo italiano, se construyó en el siglo XVII y acoge en la actualidad una exposición permanente referida a la historia y cultura de Niza.

  • La plaza de San Francisco: Por la mañana se instalan alrededor de la linda fuente de la plaza los pescaderos llenando de bullicio y algarabía esta zona del casco antiguo. Muy recomendable para conocer el lado más auténtico de Niza.

  • Iglesia de San Martín y San Agustin: Esta parroquia data del siglo XVI y es la más antigua de Niza. El interior es de un precioso estilo barroco. Como curiosidad, se dice que aquí se bautizó a Giuseppe Garibaldi y que incluso Martin Lutero llegó a dar una misa.

3. Adéntrate en el mercado de las flores Cours Saleya

Mercado de las flores Cours Saleya | ©Matt Kieffer
Mercado de las flores Cours Saleya | ©Matt Kieffer

Una de las cosas que más te recomiendo hacer en un viaje para tomarle el pulso a la ciudad que visites es acercarte hasta cualquiera de sus mercados para dar una vuelta, curiosear entre los tenderetes y mezclarte con la gente.

En el caso de Niza, no te puedes perder el mercado Cours Saleya al aire libre en pleno casco antiguo. Se trata del principal mercado de la ciudad, donde acuden los nizardos para comprar productos frescos de la región aunque los lunes se transforma en un interesante rastrillo de antigüedades.

En mi opinión, una visita al mercado Cours Saleya es uno de los mejores planes que hacer en Niza durante una escapada. Con los llamativos colores de los puestos de frutas exóticas y verduras y los deliciosas fragancias que desprenden los puestos de las flores, este mercado se ha convertido en un gran reclamo turístico. ¡No en vano se le conoce como el mercado de las Flores!

¿Cuándo visitar el mercado?

Si quieres evitar las aglomeraciones, mi consejo es que acudas a Cours Saleya temprano por la mañana para poder disfrutar del mercado en todo su esplendor, mezclarte con los lugareños y sentir con mayor intensidad el aroma de las rosas, las azucenas, los geranios y los claveles. Así evitarás el gentío de las horas punta y podrás tomar todas las fotografías que quieras tranquilamente.

Ahora bien, no podemos olvidar que este espacio de la calle Cours Saleya además de ser un atractivo turístico es también un auténtico mercado, por eso te recomiendo ir con algo de dinerito en los bolsillos porque acabarás picando en alguno de sus puestecillos. Yo, por ejemplo, me llevé a casa unas cajitas de macarons riquísimas.

Cuando el mercado Cours Saleya empiece a llenarse puede aprovechar para tomar un refresco en alguna de las terrazas de los cafés que hay en la plaza.

¡Algunas curiosidades sobre el mercado Cours Saleya!

  • Si visitas la ciudad en verano, otro de los mejores planes que hacer en Niza es asistir al mercado artesanal nocturno de Cours Saleya, que tiene lugar de martes a domingo a partir de las 6 PM en Cours Saleya. Es perfecto para las noches de verano y siempre puedes echar una ojeada a sus puestos de artesanía mientras das un paseo por el casco antiguo.

  • Y acabo contándote una curiosa coincidencia y es que en la misma calle Cours Saleya vivió en el número 1 el pintor francés Henri Matisse, máximo representante del fauvismo.

4. ¡Híncale el diente a la comida nizarda!

Cocinando una rica socca | ©Fred PO
Cocinando una rica socca | ©Fred PO

Una de las cosas que más disfruto en cualquier viaje es degustar la comida local. Teniendo en cuenta que estamos en Francia, no cabe ninguna duda de que si te gusta comer y te consideras un foodie, te lo vas a pasar bomba en Niza.

La Costa Azul es el lugar ideal para disfrutar de los pequeños placeres de la vida, también en lo que a gastronomía se refiere.

La cocina nizarda es de tipo mediterráneo tradicional con influencias italianas y la comida callejera es tan buena que durante tu estancia podrías alimentarte sólo con ella aunque también hay restaurantes en el centro muy buenos donde sentarse a comer tranquilamente.

De los fogones nizardos salen muchos platos deliciosos pero te propongo cinco que no te puedes perder y si los acompañas de un vino rosado provenzal, mejor que mejor.

¿Cuáles son los platos imprescindibles en Niza?

  • Ensalada nizarda: se prepara con verduras frescas crudas (tomate, , pimiento verde y rojo, a veces pepino, apio en rama y alcachofa tierna cruda), algún encurtido, huevo duro, anchoas y a veces atún, cebolla, ajo y aceitunas de Niza (pequeñas y negras), todo ello regado con aceite de oliva y aromatizado con albahaca fresca.

  • Pan bagnat: Es el bocadillo tradicional de Niza que se elabora con los ingredientes de la ensalada nizarda. Perfecto para comer en la calle tomando el sol o de camino a la siguiente parada de la ruta turística.

  • Pissaladière: Es una coca típica de Niza de la Riviera Francesa muy parecida a la pizza italiana pero sin tomate. Lleva cebolla confitada, una pasta de sardinas y anchoas llamada pissalat y aceitunas negras para decorar. ¡Buenísima!

  • Socca: Se suele confundir con los crêpes pero en realidad es una especie de pan hecho al horno con harina de garbanzos, aceite de oliva y pimienta negra muy típico del suroeste de Francia. Te recomiendo comerla recién hecha y caliente porque está mucho más rica.

  • Farcis: Es un plato muy sabroso hecho al horno con verduras rellenas de carne picada y horneadas. Se pueden servir frío o calientes.

5. Date una vuelta por Niza en el tren turístico

Disfruta de Niza a bordo del trenecito turístico | ©Elliott Brown
Disfruta de Niza a bordo del trenecito turístico | ©Elliott Brown

Si viajas en familia, uno de los planes más divertidos que hacer en Niza es montar en el trenecito turístico. ¡A los peques les encanta! Además es una excelente manera de conocer algunos de los sitios más turísticos de la ciudad sin que se cansen de caminar y en el caso de Niza vale mucho la pena.

Pasarás un rato muy entretenido con los niños mientras el tren os lleva por el paseo de los Ingleses, el casco antiguo, el animado mercado de las Flores, la plaza Masséna, la bahía de los Ángeles o la colina del Castillo entre muchos otros lugares.

El tren turístico de Niza funciona todo el año y cuenta con audioguías en varios idiomas que describen los sitios que se visitan. El recorrido dura una hora aproximadamente y cuando llega a la colina del Castillo hace una parada de unos 15 minutos para que los pasajeros puedan bajar y disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad mientras toman algunas fotografías del paisaje.

Información de interés

  • ¿Dónde tomarlo?: El tren turístico de Niza sale cada 30 minutos del paseo de los Ingleses, delante del jardín de Alberto I.

  • ¿Horario?: En temporada baja funciona de 9:30 AM a 12:30 PM y de 1:30 PM a 5 PM. En temporada alta funciona de 9:30 AM a 12:30 PM y de 1:30 PM a 6 PM.

  • ¿Idiomas?: Las audioguías del tren turístico de Niza están disponibles en alemán, inglés, chino, español, francés, italiano, japonés y ruso.

  • ¿Precio?: La entrada para el circuito bajo “Centro de la Ciudad'' tiene un precio de 10 euros para los adultos y 5 euros para los niños de cuatro a doce años. Por otro lado, la entrada para el circuito alto “Castillo” cuesta 12 euros los adultos y 6 euros los niños de cuatro a doce años. Los menores de tres años suben gratis.

6. Acércate al puerto de Niza

Port Lympia | ©Miguel Mendez
Port Lympia | ©Miguel Mendez

Uno de los lugares más antiguos de la Costa Azul que ver en Niza y que más me gustó es su puerto, también conocido como Port Lympia.

Ubicado en el corazón de la ciudad y construido en el siglo XVIII a orillas del Mediterráneo es uno de los lugares más bonitos y pintorescos que encontrarás aquí durante tu escapada pues se halla en un enclave estratégico de Niza rodeado de edificios históricos de colores y de monumentos como la iglesia románica de Notre-Dame-du-Port.

En otras cosas en el puerto de Niza también podrás contemplar amarrados muchos de los típicos yates y veleros que caracterizan a la Costa Azul y que la han hecho mundialmente famosa.

7. Sube a la colina del Castillo, el mirador más impresionante de Niza

Vista de Niza desde la colina del Castillo | ©Arno Smit
Vista de Niza desde la colina del Castillo | ©Arno Smit

Muy cerca del puerto de Niza se sitúa el mejor mirador de la ciudad, desde donde podrás contemplar unas espectaculares vistas panorámicas del paseo de los Ingleses, el casco antiguo, la bahía de los Ángeles, las montañas y las playas de la ciudad. .

Se puede subir hasta la cima de la colina del Castillo (el punto más alto de la ciudad) en el tren turístico, en el ascensor gratuito de estilo art déco o a pie. Yo te recomiendo que tomes las escaleras si puedes porque así podrás pasar por el mirador de la torre Bellanda, el cual posee unas vistas preciosas sobre la bahía de los Ángeles.

Me encanta este lugar porque una vez estás allí arriba contemplando el hermoso paisaje, se descubre ante tus propios ojos el motivo por el que esta región francesa recibe el nombre de Costa Azul. Fue una experiencia magnífica ver a nuestros pies ese mar color añil en toda su inmensidad brillando bajo la luz del Mediterráneo.

En la cima de la colina del Castillo también hay un parque donde se pueden visitar las ruinas de una antigua fortaleza militar, un cementerio histórico y una bonita cascada artificial.

Me parece un lugar muy agradable para pasear o para hacer un romántico picnic bajo la sombra de los árboles. Si viajas en familia es un lugar muy recomendable que ver en Niza con niños, pues aquí podrás dejarlos jugar un rato al aire libre en alguno de los parques infantiles del parque del Castillo mientras te tomas un descanso.

Isabel’s Traveler Tip

Sube a la cima de la colina del Castillo a última hora de la tarde para disfrutar del atardecer más bello de Niza. ¡Sencillamente espectacular!

8. Pasea por plaza Masséna, la más linda de Niza

Fontaine du Soleil, Plaza Masséna | ©Jorge Láscar
Fontaine du Soleil, Plaza Masséna | ©Jorge Láscar

Otro de los lugares imprescindibles que ver en Niza que más me gustó fue la plaza Masséna, la más grande y conocida de la ciudad que se sitúa muy cerca del paseo de los Ingleses en pleno centro.

Es un sitio que llama mucho la atención porque está rodeada de antiguos edificios históricos con un suelo de estilo geométrico muy particular. Además, en ella se encuentra una bonita fuente escultórica llamada “fontaine du Soleil” en cuyo centro se ubica una colosal estatua dedicada al dios Apolo.

Aquí podrás hacer muchas fotografías, hacer algunas compras o incluso tomar algo en alguna de las terrazas de los pintorescos cafés que copan la plaza Masséna mientras disfrutas del animado ambiente y observas alguno de los espectáculos callejeros que en ella se realizan habitualmente.

Ya sea durante el día o por la noche, te recomiendo pasar un rato en la plaza Masséna porque es un sitio muy concurrido que no te puedes perder.

9. Visita los museos de Niza

Museo Matisse | ©m-louis .®
Museo Matisse | ©m-louis .®

Además de por sus bellos paisajes, su estilo de vida desenfadado y sus monumentos, la capital de la Costa Azul cuenta con una amplia oferta cultural muy interesante en varios museos dedicados al arte, la historia y las tradiciones locales.

Durante una escapada nunca puede faltar una visita cultural en nuestra agenda y si amanece un día lluvioso, más todavía. Por eso te recomiendo que reserves algo de tiempo para ir a alguno de los muchos museos que ver en Niza. ¡Éstos son los indispensables!

  • Museo de Arte Moderno y Contemporáneo (MAMAC): Ubicado cerca de la plaza Garibaldi es uno de los museos de Niza más bonitos. Aquí verás obras pertenecientes a las corrientes del minimalismo, de la escuela de Niza, de arte conceptual o de pop art. Desde su terraza hay unas vistas estupendas de la ciudad y del puerto.

  • Museo Matisse: Situado en el barrio de Cimiez, en la Villa des Arenes, está este museo dedicado a la obra del pintor francés Henri Matisse, que vivió en Niza más de treinta años. En sus paredes se pueden contemplar algunas de sus obras más importantes desde sus inicios hasta su etapa final.

  • Museo Nacional Marc Chagall: Este museo se compone de las obras sobre la Biblia que el artista donó al Estado francés en los años 70. Muy recomendable si te gusta el arte surrealista y el neoprimitivismo. Lo encontrarás en la avenida Doctor Ménard del barrio de Cimiez.

  • Museo Arqueológico de Niza: En este museo podrás conocer el pasado de la ciudad desde la prehistoria hasta la Edad Media. Dispone de colecciones muy interesantes sobre cerámica, numismática, joyería, vidrio o escultura. Se sitúa en el parque Arenas de Cimiez.

  • Palais Lascaris: Es uno de los museos que ver en Niza más bonitos. En su interior acoge una exposición permanente sobre la historia y cultura nizarda así como otra colección de instrumentos musicales. ¡Algunos de ellos muy peculiares! Se halla en el casco antiguo en 15 Rue Droite.

Isabel’s Traveler Tip

Hazte con el Nice Museum Pass si tienes planeado visitar muchos museos en la ciudad.

10. Sal de excursión a Eze, Mónaco y Montecarlo desde Niza

Visita Mónaco | ©Julien Lanoy
Visita Mónaco | ©Julien Lanoy

Por su suave clima, sus elegantes edificios, sus monumentos, su deliciosa gastronomía y sus bellas playas, Niza es la gran joya del sureste de Francia y un destino que atrae a miles de viajeros de todo el mundo.

No obstante, según mi experiencia, uno de los mayores placeres de viajar por la Provenza y la Costa Azul es explorar su asombrosa variedad de paisajes más allá de la capital de la Riviera Francesa. Por eso, te recomiendo que reserves algo de tiempo en tus vacaciones en Niza para hacer una excursión de medio día por Eze, Mónaco y Montecarlo.

¡Recuerdo que fue una de las experiencias más divertidas del viaje! Visitarás el pueblecito medieval de Eze, la fábrica de perfumes Fragonard, Mónaco y el lujoso barrio de Montecarlo. Si quieres saber más sobre esta actividad, échale un ojo al post Excursiones a Eze, Mónaco y Montecarlo desde Niza.

Qué hacer en Niza