Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Visita la Alhambra de Granada con niños

Viajar a Granada en familia es un plan magnífico pero todas las salidas con niños tienen su truco. No te pierdas estos consejos para que la visita a la Alhambra sea un éxito.

Isabel Catalán

Isabel Catalán

Lectura de 8 minutos

Visita la Alhambra de Granada con niños

Detalles del interior de la Alhambra | Austin Gardner

Descubrir la Alhambra con niños es una idea fantástica pero como todas las actividades que se hacen en familia requieren un poco de organización para que todo salga perfecto. Más aún cuando se trata de una visita extensa de varias horas como es la de la ciudad palatina nazarí. ¡Te cuento todo lo que debes saber!

1. Hazte con las entradas online y con antelación para evitar las colas

Vista de la Alhambra | ©Luís Cardoso
Vista de la Alhambra | ©Luís Cardoso

El sueño de muchos viajeros es ir a Granada para descubrir su mítica Alhambra, uno de los monumentos más bellos de España y un referente cultural del arte hispanomusulmán en Occidente.

Es, por tanto, un monumento muy popular donde el aforo es limitado debido a motivos de seguridad y conservación. De manera que para asegurarte el acceso a la fortaleza nazarí en la fecha y la hora que deseas, te recomiendo que reserves tus entradas a la Alhambra con la mayor antelación posible, en cuanto reserves tu vuelo o tu hotel.

Éste es el primer consejo que te daría a la hora de conocerla, especialmente si viajas en familia a la ciudad. Si compras tus entradas a la Alhambra online y por adelantado, además de poder comparar tipos de entradas y tarifas, evitarás las largas colas con los niños en las taquillas para conseguirlas. Algo primordial para que no se cansen antes de comenzar siquiera la visita.

Reserva tus entradas para la Alhambra

2. ¿Cómo son las entradas infantiles a la Alhambra?

Vista de Granada desde la Alhambra | ©Tim Adams
Vista de Granada desde la Alhambra | ©Tim Adams

La visita a la Alhambra de Granada es de pago y para acceder se necesita adquirir una entrada. Sin embargo, los niños pueden conseguirlas a un precio más reducido que los adultos, algo que permite a las familias ahorrar un poquito en vacaciones que nunca viene mal.

Sacar las entradas en taquilla

A veces los padres prefieren hacer las visitas culturales a su aire porque sienten que estarán más cómodos si en algún momento surge una urgencia para ir al baño o si hay que hacer un descanso para comer o jugar, especialmente cuando los niños son todavía pequeños.

Si es tu caso, puedes intentar conseguir en taquilla unas entradas generales sin tour guiado para el mismo día de la visita y beneficiarte de un descuento o de las entradas gratuitas que existen para los niños dependiendo de su edad.

Cada día el aforo es limitado y se forman largas filas en las taquillas para intentar conseguir unas entradas. Si no te importa arriesgarte a hacer cola y no conseguir entradas para ese mismo día, te recomiendo que eches un vistazo a las condiciones para probar suerte y aprovechar el precio reducido en las entradas infantiles en taquilla.

Eso sí, tendrás que llevar un documento de identidad donde se pueda verificar la edad de los niños en el acceso a la Alhambra.

Sacar las entradas online

No obstante, si los niños son más mayores y crees que pueden pasárselo bien haciendo una visita guiada a la Alhambra, te recomiendo esta opción sin lugar a dudas. No sólo disfrutarán de las bonitas vistas de la ciudad palatina andalusí, de sus jardines y de sus fuentes sino que escucharán algunas leyendas muy curiosas y aprenderán cosas muy interesantes de manera divertida.

Este tipo de tours se adaptan a las familias y los guías son muy simpáticos con los chavales por lo que hacer una visita guiada a la Alhambra es una fantástica idea si quieres hacer un plan diferente en familia y a la vez conocer en detalle este monumento.

Si deseas reservar vuestras plazas en uno de estos tours que recorren la fortaleza nazarí, en Hellotickets podrás encontrar entradas o visitas guiadas a la Alhambra donde el precio de la entrada infantil es también algo más reducido respecto a la de los adultos. ¡Así podrás ahorrar sin tener que sacar las entradas en el último momento una vez estés en Granada!

Reserva tus entradas para la Alhambra

3. Sumérgelos en la historia del monumento

Viaja a otra época | ©Callum Parker
Viaja a otra época | ©Callum Parker

A la hora de visitar la Alhambra con niños conviene que antes prepares un poco la visita con ellos para que sepan algo sobre lo que van a ver y puedan dejar volar su imaginación una vez estén allí dentro.

Por ejemplo, puedes introducirlos en su historia contándoles cuándo se construyó, quienes vivían en este lugar, cómo era la vida aquí, etc.

De hecho, hay libros sobre la Alhambra y sus leyendas dedicados a los peques que pueden ayudarte en la tarea como “La Alhambra contada a los niños” de Ricardo Villa Real Molina o “Cuentos de la Alhambra para niños” de Washington Irving, una adaptación al público infantil de la obra original del escritor estadounidense.

A los chavales más mayores seguramente les suene de sus clases de Historia en el colegio o de haberla visto en series de televisión como “Isabel” donde se relata la reconquista del reino de Granada.

4. Lleva algunos snacks y bebidas

No olvides hidratarte | ©Haneen Krimly
No olvides hidratarte | ©Haneen Krimly

La visita a la Alhambra es larga (dura unas 3 horas aproximadamente) por lo que es probable que en algún momento del recorrido a los niños les entre hambre y sed. Es importante que no te pille desprevenido y lleves en tu mochila o bolso abundante agua y algún snack para picar, pues dentro no hay espacios donde tomar algo.

5. Mejor ir a verla por la mañana

Luz de la mañana iluminando la Alhambra | ©Victoriano Izquierdo
Luz de la mañana iluminando la Alhambra | ©Victoriano Izquierdo

En Granada hace calor, sobre todo en verano, de modo que si vas a visitar la Alhambra con niños te recomiendo hacerlo temprano por la mañana cuando aún hace fresquito. Los peques se levantan llenos de energía y podrán aprovechar al máximo la ruta por el monumento.

Además, a primera hora de la jornada no suele haber tantos turistas ni grandes grupos por lo que os resultará más agradable pasear sin aglomeraciones, tomar fotografías, recrearse en los detalles e incluso hacer algún descanso para reponer fuerzas durante la visita.

6. Prepara su ropa para la visita

Viste adecuadamentre a los niños y protégelos del sol | ©Sarah Doody
Viste adecuadamentre a los niños y protégelos del sol | ©Sarah Doody

Como en toda excursión que se realice con niños, al planificarla hay que tener presentes algunos detalles como por ejemplo el clima y la vestimenta de los peques.

Muchas familias aprovechan las vacaciones de verano para conocer la Alhambra y en esta época del año suele hacer muchísimo calor en Granada. Recuerda proteger a los niños del sol poniéndoles un sombrero y unas gafas, así como crema solar en la piel porque estarán expuestos en espacios al aire libre como el Generalife y sus jardines o el Partal.

Tampoco olvides vestirlos con calzado cómodo porque la visita a la fortaleza nazarí es larga y caminarán mucho de un sitio a otro. Además, seguramente aprovechen los senderos al aire libre para jugar y correr así que para ese día es mejor ponerles unos zapatos que ya tengan domados para que puedan disfrutar a tope.

7. Haz una parada en los aseos antes de empezar la ruta

Antes de hacer la visita prepara a los niños | ©Sharon Mollerus
Antes de hacer la visita prepara a los niños | ©Sharon Mollerus

Antes de comenzar la visita a la Alhambra con niños es fundamental llevarles a los aseos, ya que dentro del complejo monumental apenas hay baños y ya sabemos que a los chavales les surge una urgencia en cualquier momento.

En las entradas de acceso a la ciudad palatina y en las inmediaciones del Palacio de Carlos V encontrarás una zona de servicios. ¡Tenlo en cuenta cuando planifiques la visita!

8. Deja el carrito de bebés en consigna para ver la Alhambra

Deja el carrtio del bebé para realizar la visita | ©Joe Shlabotnik
Deja el carrtio del bebé para realizar la visita | ©Joe Shlabotnik

Aquellos que tengáis bebés o niños que no anden demasiado tenéis que saber que el acceso a la Alhambra con carritos de bebés no está permitido por razones de conservación del monumento.

Sin embargo, no os preocupéis porque existe un servicio de mochilas portabebés gratuito (hasta un máximo de 12 kg) para los visitantes que lo necesiten y quieran dejar los carritos en consigna. Lo encontrarás en la Puerta del Vino y podrás usarlo presentando tu entrada.

Es una buena opción para moveros con más libertad y para hacer una visita a la Alhambra con niños más cómoda.

9. Planifica las comidas

Disfruta de la gastronomía de Granada | ©Haydn Blackey
Disfruta de la gastronomía de Granada | ©Haydn Blackey

Cuando se viaja con niños, otro punto importante que se debe preparar con antelación es dónde comer tras la visita.

No es algo que deba dejarse al azar, ya que para cuando acabéis los chicos pueden tener mucho apetito y si no conoces Granada no es recomendable marearlos dando vueltas buscando una mesa libre en una ciudad tan turística. ¡Podrían cansarse y tener una rabieta!

Así que antes de entrar al primer restaurante con el que os topéis, te recomiendo consultar mi artículo con Dónde comer cerca de la Alhambra. ¡Darás en el clavo, seguro!

10. Toma el tren turístico a la Alhambra

Tren turístico Granada City Tour | ©Elliott Brown
Tren turístico Granada City Tour | ©Elliott Brown

Para hacer más emocionante y divertida vuestra visita a la Alhambra, el día de la actividad te recomiendo llegar a bordo del tren turístico Granada City Tour (también conocido como el Tren de la Alhambra), cuya línea verde tiene una parada en el monumento.

De esta manera, los peques no se cansarán subiendo a pie la cuesta que conduce a cima de la colina Sabika, el lugar donde se enclava la ciudad palatina andalusí. Es importante que reserven sus energías para la visita posterior.

Es un medio de transporte que realiza un recorrido por las principales atracciones turísticas de Granada y cuenta con un servicio de audioguía y dos canales de información especiales para los niños que narran os explicará de forma amena lo que vais viendo, así que tanto los mayores como los chavales disfrutarán mucho de la experiencia.

Además, gracias al sistema Hop-on Hop-off, si compras tu billete para el tren turístico de Granada podrás usar el vehículo a modo de transporte público para desplazarte entre diferentes puntos de la ciudad, ya que podrás subir y bajar en cualquier parada del recorrido.

Es una opción muy útil si quieres ahorrar tiempo en los desplazamientos o darle un descanso a tus piernas después de tanta caminata, especialmente si viajas con niños. No obstante, si quieres conocer otras formas de llegar al monumento te recomiendo leer mi artículo Cómo llegar a la Alhambra.

Reserva tus entradas para la Alhambra